engagement interaccion

Las redes sociales son nuestro aliado, no un lastre

Redes sociales, ¿que sería de nosotros hoy en día sin estas? Todo proyecto, casi de forma matemática, viene acompañado de la presencia en las redes sociales. Ahora bien ¿son siempre estas redes sociales un apoyo? Lo cierto es que si no hacemos un uso adecuado de las mismas, la respuesta es que no, y más aún pueden suponernos un lastre en nuestro proyecto.

¿Un lastre?

Pues si, aunque pueda parecer algo totalmente extraño, las redes sociales pueden convertirse en un lastre cuando no se utilizan de forma adecuada. Así pues, debemos ser muy conscientes de como estas pueden ayudarnos para no caer en errores que las convertirán más en un quebradero de cabeza que otra cosa.

Las redes sociales requieren dedicación

Para empezar, tenéis que saber que las redes sociales requieren una cierta dedicación (en tiempo y recursos), que de no poder ser atendida debería llevarnos a plantearnos la posibilidad de renunciar a ellas si fuese necesario. Y es que en las redes sociales no basta con llegar, soltar nuestro enlace y desaparecer para no regresar hasta nuestra siguiente “incursión”.

Las redes sociales requieren que estemos presentes, que a fin de cuenta, se trata de interactuar en ellas con nuestros seguidores/clientes para así establecer un mayor vínculo con ellos. No se trata de un simple expositor donde no hay una comunicación bidireccional. Y esto no lo olvidéis, requiere de tiempo (a veces, mucho tiempo).

Puede que no nos interesen todas las redes sociales

Aunque la tentación para muchos es la de salir de “caza” a todas las redes sociales disponibles, lo cierto es que ese puede ser un gran y terrible error. Acabamos de comentar que las redes sociales requieren dedicación y tiempo, pues bien, si nos metemos en todas ellas estaremos hablando de un consumo de tiempo muy elevado, y si no contamos con los recursos adecuados para afrontar estar presentes de una forma “aceptable” en todas las redes sociales, podemos estar construyendo una losa muy pesada que nos lastrará de ahí en adelante.

Cada red social podría tener un tipo de público, y quizás este no encaje con el perfil que a nosotros nos interesa, así pues ¿para que invertir recursos en algo que nos proporciona pocos réditos? Hay redes sociales donde abunda más el público joven, otras son más indicadas cuando se trata de productos “visuales”, otras podrían ser más apropiadas para la difusión de noticias y otras son las más utilizadas para ofrecer atención al cliente de forma online… Cada red social tiene su propio target, y debemos estudiarlo con cuidado para luego analizar si nos interesa estar presentes en ellas o no.

¿Seguir el ejemplo de la competencia?

Analizar a nuestros competidores y replicar aquellas cosas que pueden conllevar al éxito es una buena idea, pero hay que tener mucho cuidado con las redes sociales. La planificación de uno de nuestros competidores de cara a sus redes sociales podría tener objetivos diferentes a los que nosotros buscamos, y en algunos casos, puede que incluso tengan un planteamiento erroneo o incluso hayan elegido las redes sociales inadecuadas para lanzar su mensaje.

Así pues, debemos estar muy atentos a todos los movimientos que plantean en las redes sociales, pero debemos tener bien claros nuestros objetivos para no caer en errores que nos lleven a fracasar. Es más, en las redes sociales hay tanta gente, que más allá de tus competidores directos puedes encontrar a mucha gente, quizás muy creativa, que te permita incorporar ideas que realmente valgan la pena para tu estrategia en redes sociales. Así que ya lo sabes, no te limites a seguir a tu competencia.

Las redes sociales no son homogéneas

Al igual que decíamos que cada red social tiene un público determinado, debemos darnos cuenta que en base a esto, en cada una se ajustará más un tipo de mensaje. Por tanto nosotros no podemos enfrentarnos a cada una de las redes sociales de la misma forma. Conviene evitar la tentación de “homogeneizar” nuestros mensajes, lo cual seguramente hagamos por ahorrar tiempo y esfuerzos, pero que puede ser más perjudicial que otra cosa. Por supuesto, igual que ya decíamos antes, igual hemos de replantearnos nuestra presencia en todas las redes si no somos capaces de afrontarla en las condiciones que cada red social requiera.

En resumen, redes sociales si, pero con tino

En la actualidad es complicado pensar en abordar prácticamente cualquier tipo de proyecto con unas garantías mínimas de éxito sino incorporamos las redes sociales en nuestra estrategia. Sin ellas tendremos muy difícil alcanzar ciertos objetivos, pero si hacemos un uso inadecuado de las mismas podrían lastrar nuestro avance. Así que debemos hacer una cuidadosa planificación de cara a incorporarlas en nuestra estrategia y entonces si estaremos en posición de que sean más un apoyo que un lastre.

 

instagram red social fotográfica

Aprovecha el perfil de Instagram para tu negocio

Con sus aproximadamente 300 millones de usuarios, Instagram se ha convertido en uno de esos puntos de referencia en el mundo online y más aún cunado se trata de compartir fotos, videos o incluso historias (por supuesto siempre de forma gráfica). Así pues, a medida que esta red social (ahora propiedad de Facebook) gráfica ha ido creciendo, se ha vuelto más interesante de cara a los propietarios de negocios que buscan la forma de sacarle el máximo partido como complemento a otras redes sociales o bien como principal alternativa.

Por supuesto, es importante estudiar cada caso puesto que la audiencia que encontraremos en Instagram no siempre tiene porqué ser nuestra audiencia objetivo. Ahora bien, si queremos estar presentes en esta red social y sacarle partido deberemos cuidar todos los aspectos posibles y hoy nos gustaría hablar del perfil de instagram.

¿Como podemos sacar partido al perfil de Instagram?

Para empezar, lo  primero que debemos hacer es escribir una biografía interesante. En el mundo online, se tarda apenas unos pocos segundos en tomar una decisión de si algo nos interesa o no. Si un usuario hace click en nuestro perfil es probable que una de las primeras cosas que haga sea leer nuestra biografía. Con esto en mente deberemos escribir un texto que logre captar la atención de nuestro visitante, más teniendo en cuenta que estamos en una red social donde predomina la imagen sobre el texto. Así pues la biografía puede determinar no solo la primera impresión que se forme un visitante de nosotros, sino que puede determinar si luego nos seguirá, hará scroll para ver más contenido o incluso si hará click en el enlace a nuestra página web (si lo tenemos). A la hora de escribir esta biografía deberemos explicar quienes somos y que hacemos, tratando de pensar en nuestra audiencia objetivo y utilizando el tono más adecuado para conectar con la comunidad.

Y antes hablamos ya de ello, del enlace. Y es que Instagram solo nos permite incluir un enlace en la biografía, en el resto de sitios es algo que no es posible. Así pues, no dejemos escapar esta oportunidad que en esta red social es “única”. Hay quienes creen que Instagram precisamente, al no permitir incluir enlaces para atraer tráfico a su sitio web, es poco interesante. Sin embargo ese enlace de la biografía si lo sabemos aprovechar puede ser una buena fuente de tráfico. En la mayoría de ocasiones, se limita a incluir un enlace a nuestra página de inicio, sin embargo hay otras opciones como incluir el enlace a landing pages concretas o contenidos muy específicos. También hay quienes cambian este enlace con cierta regularidad para redirigir a los visitantes a los contenidos más actualizados. Pero no lo olvidéis !!no dejéis de aprovechar esta oportunidad de incluir un enlace entrante a nuestro sitio web!!

Crear un perfil de empresa de instagram es una opción que habilitó la red social con la intención de facilitar el trabajo de las empresas para comprender mejor la evolución de su perfil en la red social y así facilitar el crecimiento de los negocios en Instagram. Tener acceso a Instagram Business tools, no solo nos permite realizar un mejor seguimiento de nuestra audiencia en la red social, sino que también nos permite añadir información adicional como puede ser un numero de teléfono, una dirección de correo electrónico y la dirección física. A algunos les podría parecer poca cosa, pero sin duda alguna poder incluir esa información adicional es ideal para mejorar la percepción de quienes visiten nuestro perfil.

Y finalmente, y teniendo en cuenta que estamos en una red social donde priman las imágenes, debemos cuidar nuestra imagen de perfil y hacer que esa sea fácilmente reconocible. Cuando la elijas, es importante que la gente la reconozca rápidamente. Para los negocios la elección suele ser rápida, el logotipo de la empresa o si tienen una mascota son las elecciones más habituales. No obstante hay quienes arriesgan y optan por algo totalmente original para su perfil de Instagram. No hay una opción mejor que otra, solo hay opciones que atraen mas y otras que atraen menos. Como hemos dicho, el objetivo es tener una imagen de perfil que sea fácilmente identificable y que si de paso contribuye a mejorar el branding de nuestra marca, mejor que mejor.

Y con este último consejo acaba esta serie de recomendaciones para tener en cuenta si queremos estar presentes en Instagram.

¿Te compro no te compro? Twitter siempre en el punto de mira

Cuando a uno le preguntan por las redes sociales más importantes suele encontrar rápidamente tres o cuatro candidatos, y siempre o casi siempre entre estos candidatos se encuentra Twitter. Twitter se diferenció desde el principio de la que hoy ocupa el trono de las redes sociales, es decir Facebook, por buscar ser una red social donde primase la inmediatez.Así pues esta red social logró captar la atención de multitud de usuarios, creció a un gran ritmo… pero ni tanto ni tan rápido como si lo hizo Facebook.

Hoy en día, como empezabamos diciendo, seguro que está entre las más importantes de las redes sociales (seguramente para muchos sea la segunda red social más relevante), y aún así sobre ella últimamente pesan siempre noticias sobre su posible compra porque las cosas no le van tan bien.

Como ya decíamos, Twitter no ha logrado alcanzar las cifras de Facebook y eso parece estar suponiendo un pesado lastre. Y es que en consecuencia, la red social de microblogging no acaba de lograr monetizar su servicio como los mercados podrían esperar. Así pues, a la red social del pajarito ya le han surgido varias “novias”, la más reciente sería Disney, pero también han sonado otros nombres como Salesforce, Microsoft, Appe o incluso Google. Han sido varios los revuelos que se han generado también por supuestos “falsos” cierres del servicio, todo ello seguramente amparado en la supuesta “mala situación” de la red social.

¿Veremos como alguien se decide finalmente a comprar Twitter?

logo-facebook

Trending topics, el dilema de ser totalmente objetivos

El concepto de trending topic se popularizo con la irrupción de Twitter, una red social donde el concepto de trending topics es algo intrínseco y que está desde sus orígenes. Sin embargo, en Facebook estos no han llegado hasta hace relativamente poco. Y cuando lo han hecho no lo han hecho exentos de polémica.

Y es que un buen día, algunos antiguos trabajadores de Facebook pusieron en tela de juicio el sistema de trending topics de Facebook al asegurar que se habían callado o potenciado ciertos temas según intereses de la compañía. Esto levantó una gran polémica, que hizo que hasta el propio Zuckerberg tuviese que salir a la palestra para afrontar las posibles dudas de la imparcialidad del sistema.

Y en Facebook parecieron aprender y han cambiado por completo su sistema. Ahora ya no hay personas que intervienen en el proceso de selección de trending topics (de hecho se ha despedido a todo el equipo que era responsable de trabajar en la generación de los trending topics), ni se recurre a una lista de sitios web de confianza para tener como referencia, ahora es todo automatizado y abarca cualquier cosa en que los usuarios puedan poner su interés.

Está claro que esa es la esencia misma de los trending topics, pero también conlleva sus peligros tal y como se ha demostrado recientemente con el nuevo sistema de Facebook. Y es que se ha visto como algunas noticias “falsas” se colaban en los trending topics demostrando así el gran peligro que conlleva replicar informaciones sin contrastar su veracidad. ¿De quién es la culpa? ¿De Facebook o de los miles de usuarios que compartieron esas noticias de forma compulsiva?

Al automatizar el sistema se pueden generar situaciones como estas, y es que lo viral no siempre es más veraz. Así pues, he aquí el gran dilema de los sistemas automáticos de Trending Topics, que se basan en lo que los usuarios replican, pero ¿y si estos replican algo que no es verídico? Esta claro que vivimos en un mundo donde los bots/algoritmos automatizan muchas de las labores que antes realizan las personas, lo cual aporta una gran imparcialidad, pero también supone una puerta abierta a errores de este tipo.

Amplify, el programa de anuncios en Twitter se amplia

Las redes sociales siguen acaparando progresivamente ingresos de publicidad y estas se van adaptando con el paso del tiempo para ofrecer a anunciantes cada vez más y mejores alternativas para llegar a su público objetivo. Twitter va incorporando progresivamente más opciones, de forma que cada vez más, los Tweets de 140 caracteres comparten espacio con los anuncios.

Y estos no solo llegan en forma de Tweets patrocinados, sino que también alcanzan a los vídeos que se incorporan en la plataforma. Para este formato de anuncios en vídeo, su programa de anuncios Amplify se ampliará para que los creadores de contenidos en vídeo puedan monetizarlos. De esta forma se ampliará el número de usuarios que pueden incorporar anuncios en sus vídeos entrando a formar parte del Amplify Publisher Program. Al respecto de quienes podrán entrar a participar de este programa, no se dieron mayores detalles pero aseguraban que sería accesible a “creadores de todos los tamaños”.

Según han indicado, el proceso será realmente sencillo, marcar una casilla antes de publicar un tweet será suficiente para que la compañía incluya anuncios al comienzo de los vídeos. A partir de ese momento, Twitter compartirá una parte de los ingresos obtenidos con esos anuncios. Entrar a formar parte de este programa no requerirá de exclusividad de forma que ese mismo vídeo podrá ser monetizado en otras plataformas como por ejemplo podría ser YouTube.

Está claro que el vídeo en la publicidad online es uno de los formatos que más éxito están teniendo y en Twitter han decidido apostar por ofrecer soluciones que potencien aún más su utilización dentro de la red social de microblogging.

Cantidad versus calidad en redes sociales

Cuantas veces lo diremos, hoy en día todo (o casi todo) el mundo se encuentra en las redes sociales, así pues estas se convierten en el aliado (casi) indispensable para cualquier estrategia de marketing online que se pretenda llevar a cabo.

Con esta premisa todas las páginas, grandes y pequeñas, se han lanzado a las redes sociales con la intención de lograr establecer una buena comunicación con sus usuarios. ¿Seguro? Bien, está claro que las redes sociales son un canal de comunicación más que evidente, ahora bien, se busca siempre esa comunicación como objetivo o los objetivos son otros.

Y es que aunque a muchos les cueste aceptarlo, muchas veces su único objetivo real en las redes sociales es el de conseguir el mayor número posible de seguidores. Craso error. En las redes sociales la cantidad no es siempre sinónimo de éxito. Y es que más que contar con un elevado número de seguidores lo que de verdad nos debería preocupar es contar con una comunidad de usuarios activa y que genere valor.

Así pues a la hora de establecer nuestra estrategia en las redes sociales debemos tener muy en cuenta que es mejor calidad que cantidad. Así pues, no nos limitemos a enviar invitaciones sin sentido alguno con la intención de lograr muchos seguidores, conviene que hagamos un filtrado mínimo a la hora de enviar invitaciones. Tampoco debemos ponernos a seguir a todo el mundo de forma indiscriminada confiando en la etiqueta de corresponder con la misma opción que impera en las redes sociales.

Así pues, deberemos ser un poco selectivos con el objetivo de lograr que la “comunidad” que iremos creando en torno a las redes sociales aporte el máximo valor posible. A partir de ahí, solo resta seguir haciendo bien el trabajo, tratar de responder a todos los usuarios, incentivando la comunicación y resolviendo todos los incidentes de la mejor forma posible.

Así pues, no lo dudes, en las redes sociales, céntrate en conseguir seguidores de calidad y no en la cantidad de seguidores (deja ya mismo de mirar cuantos seguidores tienes y asegúrate de haber contestado cualquier mensaje pendiente).

Redes Sociales

Siempre conviene tener un ojo puesto en las redes sociales

Hoy en día las redes sociales son sin duda uno de los canales de comunicación más utilizados y muchos usuarios (especialmente en los sectores más jóvenes) lo consideran como primera alternativa para realizar una consulta o reclamación. Y muchas veces los usuarios no se paran un segundo a observar el nivel de actividad de esas redes sociales.

Y es que algunas veces las empresas no hacen un uso habitual de las redes (a veces, de hecho, ninguno) por lo que cualquier contacto a través de las redes sociales simplemente cae en saco roto (para desesperación del usuario/consumidor).

Y es que muchas veces las empresas tienen sus perfiles en las redes sociales simplemente porque entraron en ellas al calor de la rugiente llamada y luego las dejaron progresivamente de lado (por falta de interés o simplemente falta de tiempo). Otras veces, ni siquiera se plantearon darle uso a las redes sociales sino que simplemente crearon un perfil para proteger su imagen evitando que cualquiera pudiera utilizar su nombre en las redes sociales.

Esto crea sin duda una mala imagen, que en todo caso deberíamos tratar de evitar. Aunque no hagamos uso de las redes para publicar contenidos con frecuencia, convendría cuanto menos que de vez en cuando tengamos puesto un ojo en nuestros perfiles por si algún usuario decide utilizar ese canal de comunicación.

Siempre es bueno monitorizar las redes sociales para evitar revuelos innecesarios y saber que se comenta de nuestro servicio o productos.