Facebook Lite, una versión adelgazada para móviles

logo-facebookFacebook es una App de esas que está en un gran número de teléfonos apoyada por la gran cantidad de usuarios que pueblan la red social. No obstante, a medida que la red social ha ido creciendo en funcionalidades, la App se ha vuelto más y más pesada, exigiendo además un consumo de datos cada vez más elevado. Eso en aquellos casos donde la calidad o velocidad de conexión no son muy buenas, supone un duro handicap para el uso de la App y por tanto la experiencia de uso se ve perjudicada significativamente.

Por eso desde Facebook han decidido desarrollar una versión “reducida” de su App Facebook, bautizada Facebook Lite que optimiza el uso de la conexión de datos mostrando únicamente lo estrictamente necesario y permitiéndo la mayoría de opciones básicas (ver las novedades, recibir notificaciones, subir fotos, actualizar estado). Esta App ocupa además apenas 1MB.

La pega es que solo está disponible para Android y en ciertos mercados, estando ahora disponible en algunos países de Asia y en un futuro cercano se abrirá a otros de America del Sur, África o algunas regiones de Europa. Sin duda, muchos usuarios agradecerían la posibilidad de utilizar esta versión reducida, puesto que no requieren de toda la funcionalidad, a la par que optimizarían el uso de su tarifa de datos.

Windows App Studio, la forma más rápida y sencilla de crear una plataforma para el ecosistema Windows

¿Tener una idea puede bastar para crear una App? En Microsoft creen que si, y con este objetivo en mente han desarrollado Windows App Studio, un sistema que permite a cualquier usuario crear una App para la Windows Store en cuatro sencillos pasos y sin apenas conocimientos de programación, tan solo es necesario unos conocimientos tecnológicos mínimos y tener bien claro lo que se quiere hacer.

El proceso se divide en cuatro sencillos pasos, primero desarrollamos la idea, luego elegimos la información a mostrar, le damos el estilo que deseamos y finalmente la publicamos. Para que todo este proceso funcione, Microsoft basa el desarrollo de las Apps en lo que han llamado Data Sources (Fuentes de Información).

Se trata de contenedores de información que podemos incluir en nuestra App y que serán la base de la misma. Estas Data Sources pueden obtenerse desde algún servicio online como podría ser un RSS; videos de YouTube, información de Facebook… Pero no son solo estos contenedores predefinidos los que nos permitirán crear nuestro App, sino que también han incluido lo que llaman Collections. Sería una especie de bases de datos, que luego podremos relacionar con nuestra App y que tendrán dos formas de funcionamiento, una estática, de forma que se almacenará una información que no se actualizará por internet, o bien, que se traten de Collections almacenadas en la Windows App Studio y que necesitarán de conexión a internet pero contarán con la ventaja de que una vez las actualicemos en nuestra cuenta, quedarán actualizadas para los usuarios de nuestra App.

Así pues, Microsoft, sigue tratando de atraer nuevas Apps a su ecosistema, tratando de seducir ahora a aquellos que “tienen una idea” y tratando de hacerles la vida fácil para trasladar esa idea a una App en el acosistema Windows.

¿Cuantas de las apps están muertas?

Muchas veces nos fijamos solamente en las cantidades. Así pues, podemos dejarnos “atrapar” por unos números muy grandes, cuando la realidad es otra. Y en las apps stores, o tienes de aplicaciones para algo de esto. Y es que mucha importancia se le da a las cifras en las que se indica el número de apps disponibles, pero realmente todo lo que hay ¿sigue vigente? ¿Acaso no hay muchas de esas apps muertas, sin actualizaciones, sin comentarios?

Y es que a fin de cuentas, a pesar de los elevados números de Apps los usuarios se limitan a instalar un número reducido de Apps en sus dispositivos. Se suelen instalar las “Top” y con especial interés en que sean multiplataforma (es decir que estén o tengan versión compatible en iOs, Android, Windows Phone, PC, Mac,….). Y del resto, pues el resto, tratan de ganarse su sitio intentando atraer al mayor número posible de usuarios.

Pero lo que es más relevante, es lo que nos indica un análisis, donde se revela que más de la mitad de apps están muertas, es decir que no están actualizadas, no tienen comentarios y en definitiva no dan síntomas de actividad alguna. En el caso de iOs la cifra es del 70%, en el caso de Windows Phone está en el 65% y en el de Android en el 41%. Por tanto, estamos hablando de miles de apps muertas.

¿Y que hay detrás de esta situación? Quizás un exceso de oferta o quizás una carencia de buenas apps. Sin lugar a dudas, el abanico de posibilidades cuando uno entra a una de estas tiendas de apps es tan grande, que al final, todo depende de las recomendaciones o promociones, quedando el resto de Apps condenadas al desconocimiento. Como usuarios de un smartphone o tablet solo tenéis que haceros una pregunta ¿cuantas veces habéis decidido explorar las apps disponibles pasando varias páginas de resultados? Al igual que sucede con Google y sus resultados, tendemos a quedarnos en los primeros resultados, y profundizamos poco (con excepciones) así pues, dentro de las tiendas de Apps el buen posicionamiento también influye en su instalación o no, no dependiendo de la calidad de las mismas. Así pues a veces, hay algunas joyas que pueden quedar condenadas porque no tengan un buen posicionamiento inicial, y solo el boca a boca pueda hacerlas salir de esa situación. También, cabe destacar que aquellas aplicaciones que no reciben un corecto soporte de actualizaciones, muchas veces acaban por condenarse a si mismas, porque estamos ante un sector muy dinámico.

Whatsapp también adopta el modelo de pago anual en iOs

WhatsApp

Los primeros en sufrir el cambio de política de pagos de la app de mensajería Whatsapp fueron los usuarios de Android. Cuando la compañía anunció que se empezaba a aplicar el modelo de pago anual por su popular app, muchas voces surgieron criticando la medida, otras compañías aprovecharon para intentar sacar tajada y atraer a usuarios descontentos a sus propias apps, pero en general, todo siguió como hasta ahora (solo que con una gran parte de los usuarios pagando por el uso de Whatsapp).

Cosas curiosas, la versión para iOs empleaba un modelo ligeramente distinto, pues mientras que en Android la app era gratuita (el primer año) en iOs era una app de pago, aunque luego no había que realizar más pagos… Al menos así era hasta ahora. Y es que esta semana la compañía anunció que la versión de iOs empezaría a aplicar el modelo de pago por suscripción anual. Eso si los usuarios que hayan pagado ya su app, de no cambiar las cosas, no entrarán a funcionar bajo este modelo de pago anual y esta medida solo se aplicará a los que la instalen a partir de ahora.

Google no creará Apps para Windows Phone hasta que no crezca su volumen de usuarios

Microsoft está intentando lograr que Google cree una App de YouTube para su sistema Windows Phone, sin embargo, parece que de momento no lo va a lograr. Al menos así lo parece ya que tal y como declaró Sundar Pichai vicepresidente de la división de Android y Chrome, la falta de usuarios de Windows Phone y BlackBerry es la causa detrás de la negativa “por ahora” de crear aplicaciones propias para dichas plataformas.

Windows Phone, sistema operativo móvil de Microsoft

Así pues, la ecuación se rompe para Google por el bajo volumen de usuarios, porque si bien Google siempre ha pretendido llegar al mayor número posible de usuarios, en su estrategia también pasa por buscar una rentabilidad a los desarrollos. Así pues, mientras la situación no cambie, la única forma de acceder a los servicios de Google es mediante el uso de las aplicaciones web basadas en HTML5 que ambas plataformas usan. Así pues, de momento Microsoft y BlackBerry deberán esperar a intentar lograr que sus cuotas de usuario crezcan un poco más.

Por otro lado, ¿puede ser este un intento de Google de frenar el crecimiento de estas plataformas? Y es que hoy en día, muchos usuarios tienen en el punto de mira el ecosistema de apps disponibles para las distintas plataformas, y el hecho de no contar con alguna de las “importantes” puede contribuir a la toma de decisión en un sentido u otro. Así pues Google, de esta forma podría contribuir a frenar el crecimiento de ambas plataformas, que por otro lado iría en favor de su propio sistema Android. Así pues, habrá que ver cual es el “volumen” de usuarios que Google considerá adecuado en caso que alguna de estas plataformas logre crecer en el complicado mercado actual.

Las Apps gratuitas se confirman como una opción rentable

Si bien uno podría pensar que ofrecer una app es la forma más rápida de condenarla a no generar ingresos, los diferentes estudios revelan que la tendencia es más bien la contraria. Así pues, ¿como puede una app gratuita generar rentabilidad para sus desarrolladores? Hasta ahora todo desarrollador la fuente principal de generar ingresos con su app que tenía era el marcar un precio de venta para la descarga, pero cuando existe competencia que ofrece el producto de forma gratuita (y de forma muy solvente en muchos casos), la cosa se complica porque los usuarios es muy probable que acaben optando por dicha opción gratuita. En la vida real sucede lo mismo, quien no iría a la panadería que además de estar al lado de la de toda la vida no te cobra ni un solo céntimo. Habrá quienes vean en esta estrategia un posible descenso en la calidad del desarrollo, pero la cuestión no es esa, porque si bien por dicha app no te están cobrando, seguro que detrás hay una estrategia para generar ingresos.

¿Pero que estrategias se utilizan? Pues bien, a día de hoy, las dos opciones fundamentales son la publicidad y las compras in-app. Estos dos modelos permiten en muchos casos generar ingresos, incluso mayores que los que se podrían obtener por la venta de la aplicación en si. Así pues, ahí esta la rentabilidad de las apps gratuitas, en ofrecer publicidad o ventas de productos dentro de su app. Sin duda, los anunciantes, han visto en el mercado de las apps, un jugoso pastel, al cual están deseosos de incarle el diente y la venta de productos in-app se ha revelado como una fuente muy interesante también de ingresos.

Por tanto, cuando uno se plantee el desarrollo de una app, debería tener en cuenta que no solo hay una opción para monetizarla, hay más caminos y estos a veces pueden ser incluso más rentables.