Problema instalando OSX 10.11 – No packages were eligible

Si estáis intentando instalar una versión de OSX más antigua y os encontráis con este problema, vamos a intentar explicaros cual es la solución (un fallo tonto, pero que puede daros más de un quebradero de cabeza).

Hace no mucho nos encontramos con un pequeño problema reinstalando OSX en un MacBook Pro antigo. El equipo estaba funcionando correctamente, pero quería reinstalarse y tras realizar la conveniente copia de Time Machine, se procedió a instalar desde un instalador en un lapiz USB de OSX como habitualmente. Y de pronto, el instalador al poco de empezar, lanzó el aviso de «No packages were eligible….» Algo como esto:

Así empezó el problema. Tras intentarlo una segunda vez con el mismo resultado, la siguiente prueba fue cambiar de disco duro por si acaso. No obstante, una vez más apareció el citado mensaje de error. Siguiente prueba fue recurrir a una versión más antigua de OSX, concretamente una 10.7 que ya estuvo instalada en ese mismo equipo y no solo eso, que se ejecutaba desde un DVD. Pero, de nuevo, mismo error…. ¿callejón sin salida?

Tocaba recurrir a la sabiduría online, y en los foros de soporte de Apple aparecía una referencia a cambiar la fecha del sistema, accediendo al terminal desde el instalador antes de proceder con el proceso de instalación. Así que Terminal y usar el comando «date» parecía la solución. Y lo cierto es que así es, pero cuidado, porque uno según leía podía pensar que se trataba de que la hora se había desconfigurado en el ordenador y había que vover a establecer la hora actual, !!ERROR!! Lo que hay que hacer es establecer una hora y fecha válida para el certificado del instalador de OSX. En nuestro caso, fue suficiente con configurar una fecha correspondiente al año 2016 para osx 10.11. Evidentemente esta fecha podría cambiar según versiones (especialmente si son más antiguas), pero la solución fue efectiva.

¿Y como se usa el comando date?

Pues bien, como decíamos, antes de empezar el proceso de instalación, en el menú superior iremos a Utilidades (Utilities si os aparece en ingles), y allí buscaremos Terminal. Nos abrirá una ventana de terminal, donde usaremos el comando date, con el siguiente formato:

date [mes][dia][hora][minuto[[año]

De esta forma, por ejemplo para establecer el 1 de diciembre de 2016 a las 10 y media, escribiríamos algo tal que así: date 1201103016 Una vez hecho esto, si tecleamos solo date en la ventana de terminal nos indicará que la hora efectivamente se ha establecido a la que queríamos, y podremos ahora si salir del terminal e iniciar el proceso de instalación de nuestro OSX.

Comprobando el tipo de memoria RAM de nuestro equipo

Los equipos informáticos a medida que transcurre el tiempo suelen ir perdiendo rendimiento a medida que las aplicaciones demandan cada vez un mayor uso de procesdor o mayor cantidad de memoria RAM. Este segundo problema podemos resolverlo normalmente de una forma relativamente sencilla, añadiendo más memoria… pero para eso necesitamos saber que tipo de memoria necesitaremos. Así que para que no os equivoquéis a la hora de ir a comprar la memoria que necesite vuestro equipo, vamos a daros algunas indicaciones.

Porque no, no basta con decir en la tienda o consultar en google: quiero memoria RAM. Lo primero que necesitamos saber es el tipo de memoria. Desde aquellas famosas SDRAM del pasado a las más actuales DDR4, hay varios tipos de memorias… Lo más habitual en los equipos más actuales es que se trate de memoria DDR3 o DDR4.

Veamos, ¿se trata de un portátil? Entonces estaremos hablando de módulos SO-DIMM ¿ordenador de sobremesa? Módulos DIMM.

Ya sabemos que tipo de modulo necesitamos…. ahora toca preocuparse de la capacidad: 2, 4, 8, 16GB cuanta más mejor…. pero cuidado cada placa tiene unas limitaciones. Quizás no soporte módulos de 16GB, o si es más antigua igual solo soporta módulos de hasta 4GB. Tocará consultar las especificaciones de la placa base. Y no se nos olvide una cosa más (por no entrar a un nivel más profundo y mirar cuestiones como latencias) la frecuencia de la memoria es otro factor a tener en cuenta. Porque puede que tengamos módulos DDR3 con velocidades desde los 800, pasando por 1066, 1333, 1600, 1866 y hasta los 2133MHz ¿Cual es la que tiene vuestro equipo?

Ya lo hemos comentado, y consultar el manual de nuestra placa base puede ser clave para identificar todos los parámetros que debe cumplir la memoria que queramos comprar. Pero no siempre disponemos de acceso a dicho manual o no queremos perdernos en los tecnicismos… así pues podremos recurrir a herramientas como Speccy con la cual de forma fácil podemos consultar los principales detalles de nuestro equipo. Y si no queremos instalar ningún programa en nuestro ordenador, o simplemente no tenemos esa opción, existe un comando que podéis usar para ver el tipo de memoria instalado en vuestro equipo y con el cual tener la referencia necesaria para comprar un nuevo módulo.

Para ello, tenéis que abrir una línea de comando (Ya sabéis, menú ejecutar, escribir cmd y aceptar) y escribir lo siguiente:

wmic MemoryChip get BankLabel, Capacity, MemoryType, TypeDetail, Speed, Manufacturer

Veréis una secuencia de datos de vuestra memoria actual, donde de primeras lo que más nos interesará será MemoryType y Speed. En el caso de MemoryType veremos un código 24 indicaría por ejemplo que se trata de memoria DDR3 (más detalles sobre los códigos de este campo aquí). El campo de Speed es bastante más claro, indicando la frecuencia en Megaherzios. Así pues si pone 1600, ya sabemos que tenemos una memoria DD· a 1600MHz, que si es un portátil será SO-DIMM y bueno con eso ya podemos empezar a pensar en cuantos GBs queremos. Por supuesto, igual necesitamos comprobar cuantos zócalos tenemos ocupados y/o libres porque dependiendo de cada equipo tendremos una configuración distinta. Lo habitual es que al menos sean dos los zócalos disponibles en ordenadores de sobremesa, pudiendo contar a veces con cuatro. En los portátiles lo más habitual es que sean dos zócalos aunque en algunos casos puede tener incluso solo un zocalo disponible así que estad atentos.

windows-10-logo-wide

Deshabilitar mensaje de espacio de disco insuficiente en Windows 10

Aunque es de gran ayuda saber cuando nuestro disco duro puede estar quedándose sin espacio, a veces nos encontramos con este molesto mensaje acosándonos día tras día, pese a que nuestro disco duro tiene espacio. Sin embargo, pongamos por ejemplo, que el fabricante del ordenador ha incorporado una partición de recuperación (si, esa que permite devolver nuestro ordenador al estado original como cuando lo compramos) y es ahí donde Windows detecta que hay poco espacio.

Así que podríamos encontrarnos con que queremos eliminar ese innecesario aviso sobre una partición que ni nos va ni nos viene, pues bien, vamos a contaros un truco para conseguirlo. Eso si, tened cuidado, pues a partir de este momento, Windows dejará de monitorizar el espacio disponible en cualquier unidad de disco.

  1. Lo primero es abrir el editor de registro, para ello vamos a Inicio y buscamos: REGEDIT (también podemos usar la combinación WIN+R y en el menú de ejecutar teclear el comando y luego aceptar).
  2. Una vez se abre, buscaremos la siguiente clave en el explorador del editor de registro: HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\ Windows\CurrentVersion\Policies\Explorer
  3. En la parte de la derecha, haremos click con el botón derecho y luego click en la opción Nuevo > Valor DWORD.
  4. Le asignaremos el nombre NoLowDiskSpaceChecks
  5. Finalmente hacemos doble click en ese valor y modificamos el valor poniendo un 1 en lugar del 0 que tiene por defecto.

Tras reiniciar nuestro ordenador, ese molesto mensaje de espacio de disco insuficiente debería haber desaparecido para siempre.

Si queremos volver a activar los mensajes de espacio en disco, simplemente tendremos que buscar la clave que creamos y eliminar el valor
NoLowDiskSpaceChecks o asignarle el valor 0. Reiniciar y todo de nuevo como al principio.