like-facebook-me-gusta

Cuando pedir un “Me gusta” no es la mejor opción

Cuando uno tiene una página de Facebook una de las principales tentaciones en las que se cae, es en estar pendiente del número de personas que le han dado al Me Gusta de nuestra página. Cuantos más Me Gusta tengamos mejor piensan muchos.

Y la red social encima nos ofrece de forma relativamente sencilla la posibilidad de “invitar” a nuestros amigos/conocidos a que le den al Me Gusta de esa página que hemos creado o que gestionamos. Pues bien, aunque es como darle un caramelo a un niño y decirle que no lo coma, mucho cuidado con dedicaros a invitar a todos vuestros amigos de Facebook a que den al Me Gusta de una página.

Pero ¿porque rechazar esa posibilidad de dar a conocer la página tan sencilla? La respuesta la encontraremos cuando tengamos un poco más claro lo que buscamos con nuestra página de Facebook. Y es que al fin y al cabo muchos Me Gusta no son una garantía de éxito, se trata únicamente de una variable cuantitativa que, si bien no debemos despreciar, no es ni mucho menos la clave para indicarnos que tenemos una buena o mala página de Facebook.

El objetivo de invitar a los amigos está claro, ganar seguidores y de paso que estos puedan atraer nuevos seguidores gracias al efecto cascada. De esta forma, en un corto plazo estaremos obteniendo un efecto beneficioso, pero que pasa si pensamos un poco más allá. Porque no lo olvidemos, que tengamos un amigo/conocido en Facebook con el cual intercambiamos mensajes, podría ser que esa página en concreto que le estamos invitando a dar al Me Gusta no encaje con sus gustos y por tanto no habremos ganado un verdadero seguidor, sino uno seguidor de paja, que hará bulto en las estadísticas y que por otra parte nos hará ver como el alcance orgánico se ve reducido.

No lo olvidéis, en sitios como Facebook nos interesa conseguir seguidores que participen, que aporten sus comentarios, que compartan nuestros contenidos y eso solo se consigue con seguidores a los que les interese de verdad esa página.

Por tanto, cuando os decidáis a dar a la opción de invitar, convendría que seáis un poco selectivos a la hora de elegir a quienes les pedís el Me Gusta, no busquéis inflar el número de Fans que tenéis como si esa fuera la clave para lograr el éxito. Es más, como ya comentamos hace algún tiempo Facebook priorizará la visibilidad de los contenidos que se comparten por tanto, si vuestros seguidores no están compartiendo, dando al me gusta o comentando vuestras publicaciones de poco os habrá servido atraerles a vuestra página.

privacidad

Ya sabéis eso de … si es grátis tu eres el producto …

Internet es sin duda una de las grandes revoluciones de la historia de la humanidad. Hay un antes y un después de internet. E Internet llegó para quedarse, aunque sus primeros tiempos fueron tímidos a consecuencia de la falta de tecnología para el acceso, poco a poco se fue extendiendo hasta convertirse en algo de uso diario para una gran parte de la población. En todo este proceso, ha contribuido enormemente que muchos de los servicios que usamos a diario se ofrezcan de forma gratuita, lo cual los hace accesibles a todo el mundo y al mismo tiempo nos mantiene “enganchados” a ellos. De hecho, muchos piensan que todo es gratis en internet, que ya bastante hacen con pagar el acceso a la red de redes. No obstante, detrás de toda esa “gratuitidad” siempre ha existido una cara oculta, que cada vez es más evidente para todos.

Y es aquí donde entra en juego esa ya, cada vez más conocida (aunque algunos no acaben de entenderla al 100%), frase de “si es gratis, tu eres el producto“. ¿De que va todo esto? Intentaremos explicarlo. Internet se ha convertido en uno de los principales escaparates para la publicidad y es gracias a esta publicidad que entra el dinero necesario para aportar el “combustible económico” que necesita Internet para funcionar. Porque no lo olvidemos, aunque en Internet hay contenidos gratuitos “per se”, otros muchos servicios (podríamos decir que la gran mayoría) surgen con la única intención de monetizarse y obtener dinero (bien sea de forma directa o indirecta).

Internet es el espacio de trabajo para muchas compañías y como cualquier otra que funciona en la vida real, necesitan pagar a sus empleados, sus impuestos y todo aquello que necesitan para funcionar. Además de pagar, a los dueños de esas empresas les suele gustar la idea de obtener un rendimiento económico… hasta ahora nada reprochable ¿verdad? Y entonces ¿porque nos ofrecen los productos gratuitos? ¿Alguien se imagina a un panadero ofreciendo su pan gratis?

Pues al igual que el panadero que necesita cubrir unos gastos y querrá obtener unos beneficios por su trabajo, en Internet las compañías persiguen ese mismo objetivo, si bien en lugar de cobrar por el producto que ofrecen buscan una via de ingresos indirecta para el usuario. De esa forma los usuarios hacen uso del servicio de forma gratuita y la empresa obtiene los ingresos necesarios. Pero la pregunta es: ¿quién pagará a esa empresa? Aquí es donde está lo que mencionamos al principio… el combustible económico: la publicidad.

Las empresas de publicidad tienen ante si una arena con miles de millones de usuarios conectados casi a cualquier hora, en cualquier parte del mundo… y ese es un pastel muy jugoso. Así pues las compañías lo que hacen es vender información de sus usuarios (teóricamente de forma totalmente anónima) para obtener los ingresos esperados y poder ofrecer su servicio de forma gratuita.

Sabiendo todo esto, ya podemos entender esa famosa frase: “si es gratis, tu eres el producto”. Al aceptar las condiciones de registro en la mayoría de servicios, estamos autorizando a las compañías a comerciar con nuestra información y es esta la que ellos cambian por dinero para seguir ofreciéndonos el servicio de forma gratuita. De esta forma todos contentos: la empresa obtiene los ingresos que necesita para desempeñar su actividad, la compañía de publicidad obtiene información valiosa para poder perfeccionar sus campañas de marketing y nosotros podemos hacer uso del servicio de forma gratuita.

¿Todos contentos?

Ahora que ya sabemos del porqué de la “gratuitidad” podríamos empezar a preocuparnos por la información que estamos cediendo y el uso que se haga de ella. Así es como en los últimos años ha crecido la preocupación por la “privacidad” y las autoridades han trabajado en leyes que intenten proteger nuestra información.

Aún así, los engranajes de internet siguen necesitando de ese “combustible” y en algunos casos se amparan en ello para “exigir” una cesión cada vez mayor de información privada a cambio de poder usar los servicios. Hace no mucho que se pudo contemplar como Google cambiaba su política de privacidad (si esos textos que casi nadie se lee) de forma que podían compartir la información de nuestras cuentas de Google con los servicios de anuncios. ¿Y que diríais si leeis que Facebook también conoce vuestra vida más allá de Internet?.

Cada vez volcamos más información en la red de redes, muchos se sorprenderían de la cantidad de datos que hemos volcado en la red. Gracias a toda esa información y lo que se conoce como el BigData muchas compañías pueden hacer incluso predicciones de cara a futuros comportamientos. Es mucha la información que poseen de nuestra forma de comportarnos en la red y gracias a ella siguen mejorando y haciendo los servicios cada vez más “atractivos” y como “todo” el mundo hace uso de ellos, estamos casi “obligados” a seguir usándolos. Es una pescadilla que se muerde la cola, y todo ello a costa de nuestros datos.

Lograr ventas no es solo atraer tráfico

En el mundo online todo cambia de una forma muy rápida y necesitamos adaptarnos a los cambios para no perder nuestro sitio. Aún así hay máximas que parecen “enraizadas” en la creencia popular online y que pueden hacer que un proyecto de venta online no acabe por cuajar. Y ahí va una frase que seguro que habréis visto, leído u oído  alguna que otra vez si habéis investigado un poco de cara a crear un proyecto online:

Lo más importante es lograr un gran número de visitas y para eso tienes que atraer tráfico a tu página web

¿Os suena? Seguro que si, seguro que alguna vez habéis visto algo así. Si bien esa frase tiene parte de cierto (sin tráfico hacia nuestra web poco se puede hacer), hay que saber ponerla en contexto y no podemos buscar como única referencia el generar tráfico (que también es importante, pero no debe sobrevalorarse).

Así pues, lo que tenemos que tener claro, que una cosa es atraer tráfico y otra cosa bien distinta es lograr ventas. Y es que de nada nos servirá atraer todo el tráfico del mundo, si al final no logramos que nuestros visitantes lleguen a realizar esa ansiada compra. Y eso es realmente lo complicado en esto del mundo de la venta online… pero al menos vamos a deciros algunas cosas que debéis evitar y que si las tenéis en cuenta podéis facilitar que un visitante acabe realizando una compra online.

Cosas a evitar para favorecer la compra

Olvídate de los formularios que piden un montón de datos. Cuanto más simples mejor. Es cierto que muchas veces nos veremos tentados a pedir datos para tener un mejor perfil de nuestros clientes, pero lo cierto es que hoy en día a la gente le gusta dar solo la información justa. Por tanto, pide solo aquella información estrictamente indispensable.

Evita que tu web sea aburrida. Seguramente esto pueda ser algo de lo más complicado, puesto que no siempre existe mucho margen de maniobra cuando se tiene que incluir una serie de elementos imprescindibles para dotar a la web de funcionalidad. Pero debemos intentar esforzarnos un poco y llevar nuestra web más allá de esas “plantillas” corporativas que al final dan imagen de “producto enlatado”. Es verdad que a veces esas plantillas facilitan mucho la labor, pero debemos aportar nuestro granito de personalización y evitar que nuestros visitantes se “aburran”.

No abrumes a tus visitantes con un montón de comentarios propios sobre lo bien que haces tu labor o sobre lo buenos que son tus productos. Por supuesto que debes hablar bien de tu labor o productos, pero eso solo no basta. Sería ideal poder contar con experiencias de otros usuarios, dejar que sean ellos los que den el veredicto. Eso puede dar miedo a veces si no se tiene muy claro la calidad de lo ofrecido, pero quienes saben lo que ofrecen no deben dejarse intimidar porque sean los usuarios quienes dejen su experiencia. Activa opciones para que los clientes valoren y comenten los productos, eso sin duda motivará mucho más a otros posibles compradores, que siempre verán con mejores ojos la opinión de un tercero que la que podamos dar nosotros mismos.

Evita distracciones en tu página web. Muchas veces a la hora de crear una página web nos vemos tentados a incluir multitud de opciones, widgets, banners que van poblando nuestra página y al final el producto acaba perdiendo importancia en ese conjunto. Debes tener en cuenta que mientras navegamos es mucho más fácil que desviemos nuestra atención del supuesto “hilo conductor” así pues, procura minimizar usar cualquier cosa que distraiga a tu potencial comprador del verdadero objetivo, el producto.

Engagement en la web ¿que es?

En el mundo online siempre gustan de usar muchos términos, que muchas veces escuchamos como si debiéramos conocerlos pero que no acabamos de entender del todo. Cuando uno escucha la palabra engagement debería saber que se encuentra hablando del marketing online de su proyecto. Pero ¿que es exactamente? El engagement sería el grado de interacción de un usuario con nuestro producto/página web/marca/app. Vendría a ser el nivel de compromiso entre el usuario y nosotros. Engagement y fidelidad podrían ser claramente sinónimos en este sentido.

 

Y ¿porqué es importante para nosotros? Pues por algo bastante lógico. A mayor implicación del usuario con nosotros, mayores posibilidades tenemos de que nos recomiende ante otros posibles usuarios. Por otro lado, a mayor engagement más probable será que conozcamos más detalles de este usuario, y por tanto podremos decidir mejor que camino seguir para seguir fomentando esa relación en el tiempo. Así pues, estamos hablando de una de las claves para cualquier iniciativa, la fidelización de los usuarios.

 

¿Como podemos saber el engagement con nuestros usuarios?

Hay muchos aspectos que nos indicarán si el engagement con nuestros usuarios es alto o bajo. La repetición de compras es algo que indicará que estos son cada vez más afines a nosotros. El hecho de recibir visitas constantes a nuestro sitio web y mejor aún si el tiempo que permanecen en nuestra web es elevado. Si recibimos comentarios en nuestras publicaciones es también señal de un mayor engagement. Si logramos que las tasas de rebote en nuestro sitio web sean bajas, tendremos un mayor engagement con nuestros visitantes.

¿Como logramos mejorar nuestro engagement?

No hay recetas mágicas que sirvan para todos los casos, pero lo que está claro es que deberemos tratar con el mayor mimo posible a nuestros usuarios. Si estos se sienten a gusto, estaremos logrando afianzar nuestro vínculo con ellos. Responder a sus dudas, resolver los problemas lo más rápidamente posible, ofrecer buenos consejos… cualquier cosa que ayude a mejorar su percepción sobre nosotros, contribuirá a ese famoso engagement.

Evita copiar y pegar, la jugada te puede salir mal de cara a tu posicionamiento

Con lo fácil que resulta!! Pero lo dañino que puede llegar a ser…

Bien, vayamos al asunto que nos ocupa. Y no es otro que el de las páginas web que tienen catálogos de productos que fabrican otros. Estas páginas web acostumbran a incluir descripciones de sus productos, ya que todo el mundo sabe que es bueno incluirlas y así añaden más contenido a su página. Todo bueno para el posicionamiento de la web… ¿o no?

Pues bien, hay que tener mucho cuidado, porque si nos fijamos, en la gran mayoría de las ocasiones esas descripciones de productos se limitan a un copia y pega de las características incluidas por el fabricante. Y ahí está el error. La razón está en que eso Google lo puede considerar contenido duplicado, y por tanto, en lugar de contribuir  a nuestro posicionamiento, este se vería perjudicado por esta estrategia de copiar y pegar.

Está claro que es importante incluir las características del producto que estamos ofreciendo a través de nuestro catálogo online, pero para hacerlo, como hemos dicho, no os limitéis a copiar y pegar el contenido de la descripción del fabricante. Se puede incluir una descripción donde se habla de los puntos fuertes del producto, en lugar de limitarnos a dar la medida de una característica (velocidad, capacidad, numero de puertos…) podemos hablar de las aplicaciones. Por ejemplo hablando de un HUB USB, en lugar de incluir un escueto: “4 Puertos USB 3.0” podriámos escribir “Con sus puertos de alta velocidad (USB 3.0) podrás conectar hasta cuatro dispositivos.” En ambos casos tenemos la misma información, pero en el segundo caso estamos ya aportando valor al decir que son puertos de alta velocidad y estamos también indicando el número de puertos disponibles. ¿Fácil? Pues si así te parece, ya sabes, evita copiar y pegar.

Se trata de algo tan conocido como lo que se viene haciendo toda la vida en el pequeño comercio. Diferenciarse aportando valor añadido a nuestra venta. No solo tenemos que hacerlo en el mundo offline, a través de internet no debemos descuidar esta labor. No podemos limitarnos a ofrecer descripciones sencillas (y ni mucho menos, como ya hemos indicado, a copiar y pegar las que ofrecen los fabricantes), debemos añadir consejos, trucos o formas de utilizarlo que complementen así la información disponible y sobre todo evitar duplicar una descripción que no lo olvidemos puede copiar todo aquel que venda ese mismo producto. En internet es muy importante diferenciarse, sino podemos vernos abocados rápidamente al fracaso.

instagram red social fotográfica

Aprovecha el perfil de Instagram para tu negocio

Con sus aproximadamente 300 millones de usuarios, Instagram se ha convertido en uno de esos puntos de referencia en el mundo online y más aún cunado se trata de compartir fotos, videos o incluso historias (por supuesto siempre de forma gráfica). Así pues, a medida que esta red social (ahora propiedad de Facebook) gráfica ha ido creciendo, se ha vuelto más interesante de cara a los propietarios de negocios que buscan la forma de sacarle el máximo partido como complemento a otras redes sociales o bien como principal alternativa.

Por supuesto, es importante estudiar cada caso puesto que la audiencia que encontraremos en Instagram no siempre tiene porqué ser nuestra audiencia objetivo. Ahora bien, si queremos estar presentes en esta red social y sacarle partido deberemos cuidar todos los aspectos posibles y hoy nos gustaría hablar del perfil de instagram.

¿Como podemos sacar partido al perfil de Instagram?

Para empezar, lo  primero que debemos hacer es escribir una biografía interesante. En el mundo online, se tarda apenas unos pocos segundos en tomar una decisión de si algo nos interesa o no. Si un usuario hace click en nuestro perfil es probable que una de las primeras cosas que haga sea leer nuestra biografía. Con esto en mente deberemos escribir un texto que logre captar la atención de nuestro visitante, más teniendo en cuenta que estamos en una red social donde predomina la imagen sobre el texto. Así pues la biografía puede determinar no solo la primera impresión que se forme un visitante de nosotros, sino que puede determinar si luego nos seguirá, hará scroll para ver más contenido o incluso si hará click en el enlace a nuestra página web (si lo tenemos). A la hora de escribir esta biografía deberemos explicar quienes somos y que hacemos, tratando de pensar en nuestra audiencia objetivo y utilizando el tono más adecuado para conectar con la comunidad.

Y antes hablamos ya de ello, del enlace. Y es que Instagram solo nos permite incluir un enlace en la biografía, en el resto de sitios es algo que no es posible. Así pues, no dejemos escapar esta oportunidad que en esta red social es “única”. Hay quienes creen que Instagram precisamente, al no permitir incluir enlaces para atraer tráfico a su sitio web, es poco interesante. Sin embargo ese enlace de la biografía si lo sabemos aprovechar puede ser una buena fuente de tráfico. En la mayoría de ocasiones, se limita a incluir un enlace a nuestra página de inicio, sin embargo hay otras opciones como incluir el enlace a landing pages concretas o contenidos muy específicos. También hay quienes cambian este enlace con cierta regularidad para redirigir a los visitantes a los contenidos más actualizados. Pero no lo olvidéis !!no dejéis de aprovechar esta oportunidad de incluir un enlace entrante a nuestro sitio web!!

Crear un perfil de empresa de instagram es una opción que habilitó la red social con la intención de facilitar el trabajo de las empresas para comprender mejor la evolución de su perfil en la red social y así facilitar el crecimiento de los negocios en Instagram. Tener acceso a Instagram Business tools, no solo nos permite realizar un mejor seguimiento de nuestra audiencia en la red social, sino que también nos permite añadir información adicional como puede ser un numero de teléfono, una dirección de correo electrónico y la dirección física. A algunos les podría parecer poca cosa, pero sin duda alguna poder incluir esa información adicional es ideal para mejorar la percepción de quienes visiten nuestro perfil.

Y finalmente, y teniendo en cuenta que estamos en una red social donde priman las imágenes, debemos cuidar nuestra imagen de perfil y hacer que esa sea fácilmente reconocible. Cuando la elijas, es importante que la gente la reconozca rápidamente. Para los negocios la elección suele ser rápida, el logotipo de la empresa o si tienen una mascota son las elecciones más habituales. No obstante hay quienes arriesgan y optan por algo totalmente original para su perfil de Instagram. No hay una opción mejor que otra, solo hay opciones que atraen mas y otras que atraen menos. Como hemos dicho, el objetivo es tener una imagen de perfil que sea fácilmente identificable y que si de paso contribuye a mejorar el branding de nuestra marca, mejor que mejor.

Y con este último consejo acaba esta serie de recomendaciones para tener en cuenta si queremos estar presentes en Instagram.

Cantidad versus calidad en redes sociales

Cuantas veces lo diremos, hoy en día todo (o casi todo) el mundo se encuentra en las redes sociales, así pues estas se convierten en el aliado (casi) indispensable para cualquier estrategia de marketing online que se pretenda llevar a cabo.

Con esta premisa todas las páginas, grandes y pequeñas, se han lanzado a las redes sociales con la intención de lograr establecer una buena comunicación con sus usuarios. ¿Seguro? Bien, está claro que las redes sociales son un canal de comunicación más que evidente, ahora bien, se busca siempre esa comunicación como objetivo o los objetivos son otros.

Y es que aunque a muchos les cueste aceptarlo, muchas veces su único objetivo real en las redes sociales es el de conseguir el mayor número posible de seguidores. Craso error. En las redes sociales la cantidad no es siempre sinónimo de éxito. Y es que más que contar con un elevado número de seguidores lo que de verdad nos debería preocupar es contar con una comunidad de usuarios activa y que genere valor.

Así pues a la hora de establecer nuestra estrategia en las redes sociales debemos tener muy en cuenta que es mejor calidad que cantidad. Así pues, no nos limitemos a enviar invitaciones sin sentido alguno con la intención de lograr muchos seguidores, conviene que hagamos un filtrado mínimo a la hora de enviar invitaciones. Tampoco debemos ponernos a seguir a todo el mundo de forma indiscriminada confiando en la etiqueta de corresponder con la misma opción que impera en las redes sociales.

Así pues, deberemos ser un poco selectivos con el objetivo de lograr que la “comunidad” que iremos creando en torno a las redes sociales aporte el máximo valor posible. A partir de ahí, solo resta seguir haciendo bien el trabajo, tratar de responder a todos los usuarios, incentivando la comunicación y resolviendo todos los incidentes de la mejor forma posible.

Así pues, no lo dudes, en las redes sociales, céntrate en conseguir seguidores de calidad y no en la cantidad de seguidores (deja ya mismo de mirar cuantos seguidores tienes y asegúrate de haber contestado cualquier mensaje pendiente).

Los influencers, una figura que puede ser clave en tu estrategia online

Lanzarse al mundo online no es solo crear un sitio web que cuenten con un diseño divino de la muerte, una usabilidad que haga realmente fácil la navegación de los usuarios, … y así una serie de detalles que debe cumplir cualquier desarrollo de página web. No, no basta con que construyamos algo bueno y bonito si no logramos captar la atención del público (de nuestro público). Así pues, tras haber programado y diseñado una página web capaz de enamorar a cualquiera, pasamos a pelearnos con los buscadores, las redes sociales…. Nos empapamos de términos como el posicionamiento, SEO, social media…. y como si eso no fuese suficiente, ahora tenemos otra figura que destaca enormemente en los tiempos que corren: los influencers.

influencer¿Que son los influencers?

Pues como define la propia palabra, son influenciadores, gente influyente en internet que es capaz de enganchar a su audiencia y que por tanto es capaz de mover masas en un sentido u otro. Son personas que han logrado a través de las redes sociales, blogs, o cualquier otro medio de comunicación online, hacer valer su opinión de forma que sus valoraciones tanto positivas como negativas son muy tenidas en cuentas por sus seguidores.

¿Los necesitamos?

La respuesta a ojos cerrados sería un si rotundo, pero debemos tener en cuenta muchos aspectos por lo que no cualquier influencer puede ser válido para nuestra posible estrategia. Deberemos tener mucha consideración del tipo de audiencia que manejan estos influencers y ver que se corresponda con el público objetivo que nos hemos planteado para nuestro proyecto. No nos dejemos engañar por cantos de sirena donde solo parece importar la “cantidad”, a veces más vale unos pocos pero que se conviertan en verdaderos clientes, que muchos que no acaban convencidos.

Y debemos tener mucho cuidado, porque hoy en día los influencers parecen haber proliferado como las setas, y no es oro todo lo que reluce. Por eso, al amparo de esta “moda” han surgido también herramientas que nos ayudan a elegir posibles influencers para contribuir en nuestra estrategia de marketing online (que no olvidemos que a fin de cuentas son una ayuda más para esta) como podría ser Buzzstream.

En Internet no descuides el marketing online

Tráfico webMuchas veces he oído a la gente hablar de lo importante que es la presencia en Internet y se olvidan de otro factor bastante importante, el marketing online. Y es que tener una página web no es garantía de éxito, y el marketing online ayuda enormemente en esta empresa.

Eso nos obliga a no descuidar algunos aspectos clave en esto del marketing online. Lo más importante de todo es la promoción, ¿a quién se le ocurriría hacer un producto y luego dejarlo escondido en el almacén? Sin duda así nadie lo pediría porque simplemente no conocería de su existencia. Pues en Internet tenemos algo parecido, tenemos que crear contenidos, pero el siguiente paso es promocionarlos para atraer visitantes a nuestra web.

Ya tenemos nuestros contenidos, los hemos promocionado y empiezan a llegar los visitantes. ¿Ya tienes un sistema para medir el impacto? ¿No? Pues ya estás tardando. Es de vital importancia monitorizar las estadísticas de tu web para conocer que es lo que más atrae a los usuarios y así poder explotar esos puntos fuertes.

Y además de todo esto, empiezas a recibir comentarios en tu blog, o en las redes sociales…. pues no te calles. Responde, interactua con esos usuarios y estos mejorarán la visión y la confianza que tienen en tu proyecto.

Para poder hacer todo esto de la mejor forma posible, debes analizar adecuadamente donde tienes a los destinatarios de tus propuestas. No es lo mismo lanzar un mensaje en una red social que en otra, ni es lo mismo hacerlo a una hora que otra. Así pues, es importante que en todo momento tengas en cuenta donde está ese público al que te diriges.

Como puedes ver, el marketing online es algo importante a considerar.