comercio-electronico

Vender online, si, pero analizando que y como

Hoy en día es casi una respuesta automatizada… si se debe poner una tienda online para vender. Está bastante claro que el mundo online ha ido ganando terreno en el tema de la venta online, sin embargo aún debe hacerse con cierto cuidado. No podemos pensar en que basta con replicar nuestra oferta en el mundo real y trasladarla al mundo online, eso puede llevarnos a enfrentarnos al fracaso si no somos capaces de realizar un análisis adecuado de ese proyecto online.

Y es que una vez nos lanzamos a crear una tienda online, podríamos encontrarnos con que nos enfrentamos a una baja demanda. Que no logramos ganar visibilidad frente a otros competidores. Que nuestros precios están fuera de mercado. Que los gastos operativos de tener la tienda online, a pesar de ser bajos, no nos están aportando la rentabilidad esperada. Que nos enfrentamos a críticas negativas por el servicio online por no atenderlo de la forma adecuada pensando que se opera de la misma forma que en la vida real…

Sin duda nos podemos encontrar con muchos inconvenientes en el proceso de crear nuestra tienda online. Pero también tenemos una ventaja, y es que si somos cuidadosos podemos analizar todos los datos de una forma mucho más sencilla que en el mundo real. Eso puede aportarnos información valiosa, quizás nuestro producto estrella en la tienda online es uno inesperado puesto que en nuestro negocio físico apenas tenía aceptación, debemos ser capaces de verlo y explotar esa nueva posibilidad. Debemos analizar adecuadamente nuestra competencia, para poder encontrar no solo un precio que nos interese sino que se ajuste al nuevo mercado. Y es que quizás en nuestra ciudad no tengamos competencia y la gente adquiera nuestro producto al no tener más oferta, pero en el mundo online la competencia está a un click del ratón.

En resumidas cuentas, si queremos aventurarnos a lanzar nuestra tienda online debemos analizar que vendemos y como lo hacemos. No debemos confiar en que toda nuestra esperiencia en el mundo físico es 100% válida para el mundo online, se trata de un medio diferente con sus propias peculiaridades que deberemos atender como lo requieren.

Lograr ventas no es solo atraer tráfico

En el mundo online todo cambia de una forma muy rápida y necesitamos adaptarnos a los cambios para no perder nuestro sitio. Aún así hay máximas que parecen “enraizadas” en la creencia popular online y que pueden hacer que un proyecto de venta online no acabe por cuajar. Y ahí va una frase que seguro que habréis visto, leído u oído  alguna que otra vez si habéis investigado un poco de cara a crear un proyecto online:

Lo más importante es lograr un gran número de visitas y para eso tienes que atraer tráfico a tu página web

¿Os suena? Seguro que si, seguro que alguna vez habéis visto algo así. Si bien esa frase tiene parte de cierto (sin tráfico hacia nuestra web poco se puede hacer), hay que saber ponerla en contexto y no podemos buscar como única referencia el generar tráfico (que también es importante, pero no debe sobrevalorarse).

Así pues, lo que tenemos que tener claro, que una cosa es atraer tráfico y otra cosa bien distinta es lograr ventas. Y es que de nada nos servirá atraer todo el tráfico del mundo, si al final no logramos que nuestros visitantes lleguen a realizar esa ansiada compra. Y eso es realmente lo complicado en esto del mundo de la venta online… pero al menos vamos a deciros algunas cosas que debéis evitar y que si las tenéis en cuenta podéis facilitar que un visitante acabe realizando una compra online.

Cosas a evitar para favorecer la compra

Olvídate de los formularios que piden un montón de datos. Cuanto más simples mejor. Es cierto que muchas veces nos veremos tentados a pedir datos para tener un mejor perfil de nuestros clientes, pero lo cierto es que hoy en día a la gente le gusta dar solo la información justa. Por tanto, pide solo aquella información estrictamente indispensable.

Evita que tu web sea aburrida. Seguramente esto pueda ser algo de lo más complicado, puesto que no siempre existe mucho margen de maniobra cuando se tiene que incluir una serie de elementos imprescindibles para dotar a la web de funcionalidad. Pero debemos intentar esforzarnos un poco y llevar nuestra web más allá de esas “plantillas” corporativas que al final dan imagen de “producto enlatado”. Es verdad que a veces esas plantillas facilitan mucho la labor, pero debemos aportar nuestro granito de personalización y evitar que nuestros visitantes se “aburran”.

No abrumes a tus visitantes con un montón de comentarios propios sobre lo bien que haces tu labor o sobre lo buenos que son tus productos. Por supuesto que debes hablar bien de tu labor o productos, pero eso solo no basta. Sería ideal poder contar con experiencias de otros usuarios, dejar que sean ellos los que den el veredicto. Eso puede dar miedo a veces si no se tiene muy claro la calidad de lo ofrecido, pero quienes saben lo que ofrecen no deben dejarse intimidar porque sean los usuarios quienes dejen su experiencia. Activa opciones para que los clientes valoren y comenten los productos, eso sin duda motivará mucho más a otros posibles compradores, que siempre verán con mejores ojos la opinión de un tercero que la que podamos dar nosotros mismos.

Evita distracciones en tu página web. Muchas veces a la hora de crear una página web nos vemos tentados a incluir multitud de opciones, widgets, banners que van poblando nuestra página y al final el producto acaba perdiendo importancia en ese conjunto. Debes tener en cuenta que mientras navegamos es mucho más fácil que desviemos nuestra atención del supuesto “hilo conductor” así pues, procura minimizar usar cualquier cosa que distraiga a tu potencial comprador del verdadero objetivo, el producto.

Evita copiar y pegar, la jugada te puede salir mal de cara a tu posicionamiento

Con lo fácil que resulta!! Pero lo dañino que puede llegar a ser…

Bien, vayamos al asunto que nos ocupa. Y no es otro que el de las páginas web que tienen catálogos de productos que fabrican otros. Estas páginas web acostumbran a incluir descripciones de sus productos, ya que todo el mundo sabe que es bueno incluirlas y así añaden más contenido a su página. Todo bueno para el posicionamiento de la web… ¿o no?

Pues bien, hay que tener mucho cuidado, porque si nos fijamos, en la gran mayoría de las ocasiones esas descripciones de productos se limitan a un copia y pega de las características incluidas por el fabricante. Y ahí está el error. La razón está en que eso Google lo puede considerar contenido duplicado, y por tanto, en lugar de contribuir  a nuestro posicionamiento, este se vería perjudicado por esta estrategia de copiar y pegar.

Está claro que es importante incluir las características del producto que estamos ofreciendo a través de nuestro catálogo online, pero para hacerlo, como hemos dicho, no os limitéis a copiar y pegar el contenido de la descripción del fabricante. Se puede incluir una descripción donde se habla de los puntos fuertes del producto, en lugar de limitarnos a dar la medida de una característica (velocidad, capacidad, numero de puertos…) podemos hablar de las aplicaciones. Por ejemplo hablando de un HUB USB, en lugar de incluir un escueto: “4 Puertos USB 3.0” podriámos escribir “Con sus puertos de alta velocidad (USB 3.0) podrás conectar hasta cuatro dispositivos.” En ambos casos tenemos la misma información, pero en el segundo caso estamos ya aportando valor al decir que son puertos de alta velocidad y estamos también indicando el número de puertos disponibles. ¿Fácil? Pues si así te parece, ya sabes, evita copiar y pegar.

Se trata de algo tan conocido como lo que se viene haciendo toda la vida en el pequeño comercio. Diferenciarse aportando valor añadido a nuestra venta. No solo tenemos que hacerlo en el mundo offline, a través de internet no debemos descuidar esta labor. No podemos limitarnos a ofrecer descripciones sencillas (y ni mucho menos, como ya hemos indicado, a copiar y pegar las que ofrecen los fabricantes), debemos añadir consejos, trucos o formas de utilizarlo que complementen así la información disponible y sobre todo evitar duplicar una descripción que no lo olvidemos puede copiar todo aquel que venda ese mismo producto. En internet es muy importante diferenciarse, sino podemos vernos abocados rápidamente al fracaso.

Las descripciones de productos no deben descuidarse

Hoy en día son cada vez más las empresas que quieren contar con presencia en internet, y no solo eso, sino que cada vez más estas se aventuran a ofrecer a sus clientes una tienda online a través de la cual venderles sus productos. Así pues, estas se lanzan a la carga y crean su tienda online, pero en ese proceso no exento de esfuerzo se tiende a dejar un poco de lado una parte que puede resultar clave: las descripciones de los productos.

Como decíamos, el proceso de crear una tienda online requiere de un notable esfuerzo, no solo a nivel de programación y despliegue de la misma, sino de elaboración de todo el catálogo. Es necesario contar con fotografías de todos los productos, decidir precios de venta, costes de envio…. y de nuevo insistimos, las descripciones de los productos.

Y es que muchas veces, esas tiendas online se limitan a incluir un copia y pega de las descripciones que los fabricantes de los productos incluyen. !!Error!! No debemos olvidar que en el mundo online, comparar es algo realmente fácil, y cuando nos encontremos con descripciones repetidas, al final estaremos dando una imagen de algo “generico” y enlatado, haciendo entonces que el precio se convierta en el principal baremo para realizar la comparativa (lo cual quizás no sea lo que más nos interese).

Al igual que sucede en la vida real, los pequeños comercios tienden a especializarse para así ofrecer una atención más personalizada. Pues bien en el mundo online, a menos que seamos uno de los grandes competidores, sin duda deberíamos seguir este ejemplo de especialización y ofrecer algo más personalizado alejándonos de la idea de simplemente copiar la descripción que el fabricante ofrece.

Así pues, deberemos debanarnos un poco más los sesos y elaborar esa descripción ofreciendo algo más que una descripción técnica genérica. Resaltar las virtudes y dejar en segundo plano los puntos débiles es sin duda lo primero que se nos puede venir a la cabeza para tratar de potenciar la venta, pero cuidado pues una mala experiencia en una compra online puede traducirse en un efecto mucho más negativo a largo plazo. Así pues, añadir valor a esa descripción con experiencia de uso donde se resalten virtudes, pero no se omitan debilidades, sería una gran idea. El vídeo puede ser en este aspecto un gran aliado que tiene cada vez más peso por ejemplo en las redes sociales como Facebook.

El hecho de dedicar un pequeño esfuerzo adicional en elaborar buenas descripciones de productos tendrá también beneficios adicionales, pues a buen seguro contribuirá a mejorar la percepción de los buscadores (al no tratarse de contenido repetido que es lo que tendríamos cuando se copian descripciones) y también de los usuarios que podría traducirse en más posibilidades de que compartan nuestros contenidos.

Así pues, ya lo sabes, una buena descripción puede ser la clave de tu tienda online, dedica un poco de tiempo en ella y estarás aportando mucho valor a tu tienda online.

Cuidado con las versiones antiguas de Magento, pueden ser víctimas del malware

Magneto_Shopping_Cart_Software_85699Así lo han ratificado los  expertos de seguridad de G Data que han observado que desde el 18 de octubre los sitios web que cuentan con una versión anticuada de la plataforma de comercio electrónico Magento, pueden estar siendo infectadas con malware. Los sitios web que tienen una versión anticuada podrían estar difundiendo kits de exploits cuyo objetivo es el robo de datos de pagos y de contraseñas.

Desde el soporte de Magento se insta a todos los responsables de tiendas online que utilicen su software a actualizar a la versión más reciente ya que se cree que todos estos problemas son por lautilización de versiones anticuadas con fallos de seguridad que se solucionarían al actualizar  a versiones más recientes.

Esto pone sobre la mesa dos cuestiones, la primera es la importancia de tener actualizado cualquier CMS que se utilice y a segunda es que precisamente la proliferación en el uso de CMS facilita a los atacantes explotar fallos de seguridad (precisamente por la falta de actualización de estos en muchos casos).

¿Que hacer para evitar el fracaso de nuestra tienda online?

Cada vez son más los que se lanzan a iniciar un proyecto en internet, y el comercio electrónico sigue su senda ascendente. Así pues, muchos se deciden a crear su propia tienda online. Pero en dicho proceso se tienen que tener en cuenta muchos aspectos y olvidarnos de algunos de ellos pueden hacer que todo el esfuerzo resulte en vano y fracase estrepitosamente. Así pues hay muchas cosas

¿Que debemos hacer para evitar que fracase nuestra tienda online?

Hoy en día la navegación desde dispositivos móviles está creciendo significativamente, así pues es imprescindible tener un diseño de nuestra tienda que se adapte a los dispositivos móviles. Un diseño responsive es la clave para evitar que los clientes tengan una experiencia negativa y acaben abandonando nuestra tienda para irse a la competencia.

Y hablando de la competencia, no debemos olvidarnos de esta, estudiar que competencia tendremos en nuestro sector. De esta forma podremos saber que nos diferencia de ella y que hace que nuestros productos sean más atractivos que los de la competencia.

Y no solo nos importa saber quienes son nuestra competencia, sino que una vez definidos nuestros productos y la estrategia, deberemos conocer a nuestro público objetivo, a quien dirigiremos esos productos. Es muy importante tener claro como es nuestro público para poder ofrecerle el producto que más se ajuste a sus necesidades, sino estaremos abocados al fracaso.

Y pensando en el público, es decir los visitantes que tendrá nuestra página web, tenemos que cuidar la usabilidad de la tienda online. La navegación tiene que ser lo más sencilla y fluida posible, intentando evitar pedir más datos de los necesarios, y haciendo que el número de clicks para completar una compra sea lo más bajo posible.

Y a ese público tendremos que atraerlo hasta nuestra tienda online, por lo que deberemos cuidarnos de tener una estrategia de marketing online que contribuya a atraer estos visitantes. Para este cometido será imprescindible tener muy en cuenta el impacto de las redes sociales, donde muchos de los usuarios invierten una buena cantidad de tiempo.

Finalmente, ya hemos logrado atraer a los clientes, pero no debemos conformarnos con que estos hayan realizado una compra. Nos interesa lograr que repitan, y contribuyan a mantener en el tiempo la tienda online. Así pues, debemos tratar de fidelizar a nuestros clientes.

Con estos consejos en mente, el camino para lograr el éxito de nuestra web estará un poco más allanado, ahora es solo cuestión de lanzarse a la piscina y crear esa tienda online con la cual dar tus primeros pasos en el comercio electrónico.