estrategia-marketing-contenidos

No eches por tierra tu estrategia de contenidos, evita estos errores

Seguro que lo de la estrategia de contenidos no es algo que os suene a chino a estas alturas ya. Desarrollar una estrategia de contenidos no solo aporta un valor innegable a tu proyecto online, sino que al mismo tiempo contribuye a mejorar tu posicionamiento en los buscadores. Así pues, todo el mundo hoy en día dice que esta trabajando en una estrategia de contenidos… ¿ahora bien se hace con acierto en todos los casos?

Es necesario ser muy cuidadoso y planificar esta estrategia adecuadamente porque sino al final simplemente nos habrá supuesto trabajo y no reportará mayores beneficios. Por eso, nos gustaría resaltar algunos errores que deben evitarse a la hora de llevar a cabo una estrategia de contenidos. Evitar estos errores, nos permitirá llevar a cabo nuestra estrategia de contenidos con mayores garantía de éxito.

Error nº1: no tener un objetivo claro.

Este, aunque parece el más obvio a evitar se comete en infinidad de ocasiones. Muchos son los que se lanzan a generar contenidos sin otro fin, y es que a fin de cuentas, todo el mundo dice que hay que generar contenidos. Pero ¿para que generamos ese contenido? Es importante tener bien claro cual es el objetivo ¿queremos simplemente aumentar el número de páginas indexadas? ¿buscamos mejorar en nuestro posicionamiento? ¿queremos que nuestros usuarios nos perciban como expertos en una materia? Existen muchos posibles objetivos y cualquiera será perfectamente válido, la cuestión es evitar no tener un objetivo, ese sería el gran error.

Error nº2: dejar en segundo plano los contenidos.

¿No es una estrategia de contenidos? Pues bien, lo más importante a todas luces tienen que ser precisamente los contenidos ¿o no? A veces sucede que las compañías se olvidan de que el contenido es lo verdaderamente importante poniendo por delante fines más publicitarios. Está claro que con la estrategia de contenidos buscamos cumplir unos objetivos (que podría ser una venta) pero al final si ponemos en primer plano los objetivos por encima de los contenidos propiamente es fácil que acabemos logrando el efecto contrario y los lectores acabarán por abandonarnos. La estrategia de contenidos tiene un objetivo al cual aspiramos a llegar, pero no por ello debemos centrarnos solo en este, debemos hacer que la experiencia de nuestros contenidos propicie alcanzar el objetivo y no convertirlos únicamente en un espacio de promoción.

Error nº3: hacer un contenido poco cuidado.

No hay nada peor que un artículo desaliñado o con poco valor para nuestros lectores. Si estamos generando contenidos debemos dedicar el tiempo adecuado para escribirlo. De nada nos sirve escribir artículos a gran velocidad, para ser los que más publicamos al día. Tampoco sirve de mucho repetir cosas muy trilladas sin aportarle algún añadido propio que les confiera una nueva visión. Emplear un título que logre atraer y no caer en lo más chabacano también puede cambiar por completo el efecto de un artículo. Debemos ser cuidadosos y generar el contenido con cierto «mimo», eso al final repercute en la percepción que tienen los lectores de lo que publicamos.

Error nº4: no compartir de forma adecuada el contenido.

El contenido es la clave eso está claro, pero si este no llega a los lectores de poco servirá. Así pues una vez generados los contenidos debemos preocuparnos del siguiente paso, que es darles difusión a esos contenidos. Está claro que si no llegamos a los lectores todo el trabajo será en balde. Así pues debemos analizar los sitios donde nos interesa más difundir nuestros contenidos. Seguramente analizando un poco nuestra audiencia podamos encontrar los sitios más adecuados para promocionar estos contenidos que con tanto esfuerzo hemos generado.

En resumen…

Evitando estos errores seguramente lograréis que vuestra estrategia de contenidos sea más efectiva, y por encima de todo evitaréis que pueda convertirse en vuestra enemiga. Y para cerrar, un «bonus», otro error que se debe evitar siempre… «publicar contenido sin revisarlo antes». Cuantos problemas puede ahorrarnos este último consejo, así que ya lo sabéis, antes de darle a publicar dedicar un rato a revisar lo que habéis escrito, vuestros lectores y vuestra estrategia de contenidos os lo agradecerán.

La necesidad de estar al día con tu página !cuidado no te devoren las prisas!

En el mundo online todo es mucho más frenético. Dicen que un año en el mundo online es el equivalente a 10 en la realidad, sin duda una cifra que puede resultar vertiginosa, pero que nos permite ser conscientes de porqué muchas páginas suben y bajan casi sin que nos demos cuenta. Siguen un ciclo, solo que muy acelerado.

Y todo en el mundo online invita a seguir ese sendero de las prisas. Todo el mundo quiere contenido actualizado, los usuarios son ávidos a la hora de leer las últimas novedades. Cuando hacemos una página web, también hay otros espectadores que esperan ansiosos nuestro contenido actualizado, los buscadores. Y es que estos son conscientes que los usuarios quieren contenido nuevo, así que esperan a que las páginas se lo ofrezcan para poder servirlo en bandeja. Así pues, el círculo «vicioso» está servido.

Así pues, una recomendación habitual cuando uno está empezando en esto de internet es la de ofrecer contenido actualizado y para ello se requiere publicarlo con frecuencia. Así hay quienes se lanzan a publicar un blog (o cualquier página que permita incluir contenidos periodicamente)  y reciben el consejo de publicar diariamente, y si pueden varias veces mejor. Algunos se sienten abrumados o no hacen caso y van a su ritmo, pero los hay que siguen ese consejo a pies juntillas y se aventuran a la vida de estar constantemente actualizados, de intentar ser rápidos y así ganarse el beneplácito de los buscadores (y de paso de los usuarios, o no, eso ya depende de otros factores).

En esa frenética carrera muchos empiezan rápido con fuerza, pero al final acaban por desfondarse. Un arranque fuerte no garantiza ser el primero de la carrera, y más en una como esta que más que de velocidad es de resistencia. Así pues, esos que empiezan fuerte, se encuentran muchas veces con el problema de que no tienen contenido original que proporcionar, no a ese ritmo tan endiablado.

Entonces les entra el miedo, creen que todo se puede ir al traste y necesitan estar ahí en cabeza. Es entonces cuando recurren a «repetir» contenidos de otros. Si no tengo nada que publicar, cojo esto de mi temática y lo pongo yo también. A veces incluso irse por las ramas con cosas que no tienen nada que ver con la temática original puede ser la alternativa elegida. Lo segundo es un auténtico error en la gran mayoría de los casos, lo primero si se hace con mucho cuidado podría ser positivo, pero en la gran mayoría de los casos se acaba cayendo en el copia y pega y eso redunda de nuevo en una imagen negativa.

Y es que ni a los usuarios, ni a los buscadores les acaba de convencer ver contenido duplicado (y en muchos casos tampoco al creador original del contenido). Así pues en esos casos en que se recurre a contenido de terceros para incluirlo en nuestra página conviene ser muy cuidadoso. No nos limitemos a copiar y pegar ese contenido o incluir el enlace a la publicación de forma aislada. Se puede coger un contenido de un tercero y tratar de sacarle partido, rebatir una teoría explicada, comentar algún pro o contra que se haya extraviado, ofrecer una visión desde un punto de vista diferente… las opciones dependerán de las capacidades de cada uno y de las temáticas, pero por favor, evitar que os devoren las prisas y hagáis un copia y pega. Eso solo puede acabar perjudicando vuestra imagen.

Distribuir contenidos

Link BuildingHoy en día, una de las principales estrategias para tratar de mejorar el posicionamiento orgánico de tu página web es la de contenidos. Crear contenidos de calidad sobre el tema te ayudará no solo a posicionarte mejor en los buscadores, sino también a ser reconocido como un experto en la materia y por tanto el beneficio será doble.

Ahora bien ¿de que sirve un montón de contenido de calidad si este no se distribuye de alguna forma? La respuesta es evidente, de nada. Así pues, cuando planifiquemos nuestra estrategia de contenidos deberemos tener en cuenta un punto muy importante, el de la distribución de esos contenidos.

Deberemos decidir si recurrir a otros influencers o blogs para compartir nuestros contenidos. Si estaremos en las redes sociales. Si aprovecharemos las conversaciones que se generen en las comunidades para, sin ser pesado, referenciar esos contenidos que hemos creado.

Será necesario elegir con cuidado cada uno de esos sitios donde “lanzaremos” nuestros contenidos, siendo conveniente que sea el momento adecuado evitando repetirnos una y otra vez pidiendo que visiten nuestros contenidos. Podemos aprovechar oportunidades de colaboración con otros sitios web, donde podríamos intercambiar contenidos, siendo aún de más importancia que dichos sitios web tengan algo en común con nuestra propuesta.

Así pues no lo olvidéis, diseñar una estrategia de contenidos requiere planificar como distribuirlos, sino todo el trabajo será en vano.

Si no usan tus servicios ¿para que los promocionas?

Tráfico webLa obsesión de la visibilidad

El primer objetivo tanto en el negocio físico como en el online es que nos descubran. Necesitamos que nos conozcan para poder atraer a los futuros clientes que compren nuestros productos o hagan uso de los servicios. Con esta idea clara en la mente nos lanzamos a nuestra empresa online y nos centramos en eso, en que nos descubran, que lleguen a nosotros.

Empezamos a investigar un poco, y un par de clicks después ya sabemos que necesitamos un importante aliado, los buscadores. Y por supuesto estos, necesitan compañía, de la mano de los anuncios que ofrecen esos mismos buscadores como alternativa para obtener una visibilidad rápida, así como otros muchos servicios.

Seguimos enzarzados en la misión de darnos a conocer, descubrimos eso del SEO y nos esforzamos por mejorar todo lo que podemos nuestro sitio web, lo optimizamos, le damos facilidades a los buscadores. Al mismo tiempo, invertimos nuestro presupuesto en publicidad que nos facilite las visitas que tanto ansiamos. Nos preocupamos de analizar los contadores de visitas, que llegamos a visitar casi hasta la extenuación para ver si sube una visita más….

Pero … ¿y para qué?

Y todo esto ¿para qué? ¿De que nos vale preocuparnos de todo esto si al final, ofrecemos un mal producto o servicio y todos esos visitantes que hemos logrado realmente no hacen uso de los mismos?

Es cierto, que la primera parte de la que hemos hablado en este post es realmente importante. Necesitamos hacernos un hueco en este mundo online, y los buscadores y los anuncios son un poderoso aliado para esa misión. Pero no debemos destinar todos nuestros esfuerzos a esta labor ya que podríamos descuidar la más importante de todas: el ofrecer un producto o servicio bueno y que interese a nuestros visitantes.

Hoy en día, cuando uno empieza en Internet rápidamente sufre de ansiedad porque todo el mundo le habla de la visibilidad. de atraer clientes, de conseguir tráfico, visitas…. pero no podemos olvidarnos de lo verdaderamente importante, el producto o servicio. ¿Acaso no habéis oido hablar de eso de que para Google el Contenido es el rey? Sin duda, esa frase lo resume bien claro, el contenido (que podría identificarse como un servicio digital) es lo más importante. Pero no debemos confundirnos y pensar que es lo más importante para lograr generar tráfico o atraer visitantes, sino por si mismo, es lo que debemos cuidar con mimo, y no descuidarlo en ningún momento.

Así pues para los que estéis empezando en este mundo, el mejor consejo que se os puede dar es: disfrutar y cuidar con mimo lo que ofrecéis, lo demás… ya llegará, pero sin algo bueno que ofrecer no sirve de nada que os visiten miles de personas, simplemente pasarán por vuestro sitio web como el aire a través de una ventana abierta.

 

El contenido se afianza como estrategia de marketing online

Los buscadores poner un gran énfasis sobre el contenido, y los usuarios también. Así pues, cada vez son más las empresas que basan sus estrategias de promoción online en la creación de contenidos. De esta forma, aunque la participación en redes sociales sigue siendo una de las principales acciones de las empresas, la creación de contenidos está en el siguiente escalón muy cerquita. Y es que todos son conscientes que la creación del contenido es a día de hoy uno de los aspectos más importantes.

Pero no debemos que para que cl contenido tenga algún efecto, debe ser capaz de llegar a los usuarios, así pues el canal de difusión es el complemento que requiere del contenido para tener algún éxito. El uno sin el otro no sirven de nada. Cuantos más canales de comunicación mejor, siendo la media de 6 opciones para las pequeñas empresas y de hasta 9 en el caso de las más grandes. Redes sociales, YouTube… la cuestión es intentar alcanzar el máximo de usuarios con nuestros contenidos.

Pero ¿y porqué usar el contenido como estrategia para promocionarnos? Pues bien, hay muchos factores, pero nos gustaría destacar que el contenido tiene a generar confianza en los usuarios, nos permite obtener mayor número de suscriptores y que estos estén más vinculados al proyecto. Por último destacar, que tiene a generar una mayor interacción con los usuarios, lo cual contribuye a promover más la imagen de marca.

Así pues, todos deberían tenerlo claro, hay que generar contenidos y hacer que estos lleguen al mayor número posible de usuarios.

SEO semántico un apoyo para los contenidos

seo posicionamiento en buscadoresEsta semana estamos hablando un poco más de lo habitual de lo que venía siendo costumbre en los últimos tiempos del tema del SEO. En esta ocasión nos gustaría hacer referencia a un concepto que cada vez se oye con más fuerza: el SEO semántico. ¿Y de que va esto del SEO Semántico? ¿No basta el SEO tal y como lo conocemos hasta ahora? Bien, vamos a intentar arrojar un poco más de luz sobre este concepto.

Todos oímos hasta la saciedad que lo que le preocupa últimamente a Google es el contenido, que hay que esforzarse por crear contenidos actualizados y por otra parte que estos sean de calidad. Esto chocaba en cierto modo con uno de los puntales del SEO tradicional, las keywords o palabras clave y su densidad. Y es que cuando uno intenta redactar un artículo para un blog o texto de una página, intenta maximizar la presencia de aquellos términos que ayudan a su estrategia de posicionamiento. Y eso hace que a veces sea todo un poco antinatural, porque necesitamos que esos términos aparezcan un cierto número de veces para que tengan el peso adecuado para el buscador, y la redacción a veces no es todo lo fluida que uno pudiera esperar. Contradictorio ¿no?

Pues bien, Google apuesta por los contenidos como hemos dicho y que estos sean de calidad, momento en el que entra en juego el tema del SEO Semántico. Y es que esto de la semántica lo que trata es de apoyar al buscador en sus algoritmos para que se facilite una escritura natural. Y es que con el SEO Semántico, ya no solo contarán las palabras clave escritas tal y como son, sino que los sinónimos, términos similares o relacionados podrán entrar también a «puntuar». Así pues, quienes escriban los contenidos, tendrán una labor ligeramente más fácil, sin necesidad de buscar frases forzadas para volver a repetir términos… Por tanto, hay que ir pensando en que el SEO Semántico puede ser el futuro.

Contenidos de calidad, lo que Google espera…

Optimización para los buscadores

Optimización para los buscadores

Bien, por prácticamente todos los webmasters es conocido el hecho de que estar bien posicionado en los buscadores es fundamental, y para ello, uno de los medios fundamentales es ofrecer contenidos de calidad. Y quien crea lo contrario, ya se encarga Google de demostrarle que esto es así, y para ello está implementando un nuevo tipo de resultados orgánicos, los llamados articulos in-depth (o como se diría en español, artículos en profundidad).

Estos tienen por objeto ofrecer al usuario un contenido «supuestamente» más completo sobre el área de su interés (vamos, sobre el tema que ha buscado). Y este tipo de artículos definidos así por el buscador, tendrán un posicionamiento privilegiado independientemente de cual sería su posicionamiento orgánico con los habitualmente sensibles algoritmos del buscador. Este tipo de artículos, en un principio está previsto que tengan cierta continuidad en el tiempo, por lo que requiere de ellos que su contenido tenga una vigencia casi atemporal.

Ahora bien, ¿y quien o como se decide que artículos son considerados in-depth? ¿que artículos van a contar con ese beneficio extra por parte del buscador? Según parece, no habrá otro metodo de elección que los criterios de calidad que Google no hace sino repetir hasta la saciedad: un título adecuado, textos alternativos para las imágenes, palabras clave relevantes, etc etc. Pero aquí habrá quienes puedan tener cierto recelo, pues podrían pensar que a fin de cuentas, podría tratarse de un nuevo tipo de resultados patrocinado encubierto, pero Google ya se ha adelantado ha decir que no no tienen previsto comercializar estos espacios.

Por el momento, este nuevo añadido está solo disponible en la versión inglesa del buscador, ofreciendo hasta tres de esos artículos. Habrá aún que esperar a ver el resultado de esos nuevos resultados in-depth y como afectarán a las estrategias, ¿logrará lo que se pretende, es decir una mejora en los contenidos?