estrategia-marketing-contenidos

No eches por tierra tu estrategia de contenidos, evita estos errores

Seguro que lo de la estrategia de contenidos no es algo que os suene a chino a estas alturas ya. Desarrollar una estrategia de contenidos no solo aporta un valor innegable a tu proyecto online, sino que al mismo tiempo contribuye a mejorar tu posicionamiento en los buscadores. Así pues, todo el mundo hoy en día dice que esta trabajando en una estrategia de contenidos… ¿ahora bien se hace con acierto en todos los casos?

Es necesario ser muy cuidadoso y planificar esta estrategia adecuadamente porque sino al final simplemente nos habrá supuesto trabajo y no reportará mayores beneficios. Por eso, nos gustaría resaltar algunos errores que deben evitarse a la hora de llevar a cabo una estrategia de contenidos. Evitar estos errores, nos permitirá llevar a cabo nuestra estrategia de contenidos con mayores garantía de éxito.

Error nº1: no tener un objetivo claro.

Este, aunque parece el más obvio a evitar se comete en infinidad de ocasiones. Muchos son los que se lanzan a generar contenidos sin otro fin, y es que a fin de cuentas, todo el mundo dice que hay que generar contenidos. Pero ¿para que generamos ese contenido? Es importante tener bien claro cual es el objetivo ¿queremos simplemente aumentar el número de páginas indexadas? ¿buscamos mejorar en nuestro posicionamiento? ¿queremos que nuestros usuarios nos perciban como expertos en una materia? Existen muchos posibles objetivos y cualquiera será perfectamente válido, la cuestión es evitar no tener un objetivo, ese sería el gran error.

Error nº2: dejar en segundo plano los contenidos.

¿No es una estrategia de contenidos? Pues bien, lo más importante a todas luces tienen que ser precisamente los contenidos ¿o no? A veces sucede que las compañías se olvidan de que el contenido es lo verdaderamente importante poniendo por delante fines más publicitarios. Está claro que con la estrategia de contenidos buscamos cumplir unos objetivos (que podría ser una venta) pero al final si ponemos en primer plano los objetivos por encima de los contenidos propiamente es fácil que acabemos logrando el efecto contrario y los lectores acabarán por abandonarnos. La estrategia de contenidos tiene un objetivo al cual aspiramos a llegar, pero no por ello debemos centrarnos solo en este, debemos hacer que la experiencia de nuestros contenidos propicie alcanzar el objetivo y no convertirlos únicamente en un espacio de promoción.

Error nº3: hacer un contenido poco cuidado.

No hay nada peor que un artículo desaliñado o con poco valor para nuestros lectores. Si estamos generando contenidos debemos dedicar el tiempo adecuado para escribirlo. De nada nos sirve escribir artículos a gran velocidad, para ser los que más publicamos al día. Tampoco sirve de mucho repetir cosas muy trilladas sin aportarle algún añadido propio que les confiera una nueva visión. Emplear un título que logre atraer y no caer en lo más chabacano también puede cambiar por completo el efecto de un artículo. Debemos ser cuidadosos y generar el contenido con cierto «mimo», eso al final repercute en la percepción que tienen los lectores de lo que publicamos.

Error nº4: no compartir de forma adecuada el contenido.

El contenido es la clave eso está claro, pero si este no llega a los lectores de poco servirá. Así pues una vez generados los contenidos debemos preocuparnos del siguiente paso, que es darles difusión a esos contenidos. Está claro que si no llegamos a los lectores todo el trabajo será en balde. Así pues debemos analizar los sitios donde nos interesa más difundir nuestros contenidos. Seguramente analizando un poco nuestra audiencia podamos encontrar los sitios más adecuados para promocionar estos contenidos que con tanto esfuerzo hemos generado.

En resumen…

Evitando estos errores seguramente lograréis que vuestra estrategia de contenidos sea más efectiva, y por encima de todo evitaréis que pueda convertirse en vuestra enemiga. Y para cerrar, un «bonus», otro error que se debe evitar siempre… «publicar contenido sin revisarlo antes». Cuantos problemas puede ahorrarnos este último consejo, así que ya lo sabéis, antes de darle a publicar dedicar un rato a revisar lo que habéis escrito, vuestros lectores y vuestra estrategia de contenidos os lo agradecerán.

estrategia-marketing-contenidos

USG, o lo que es lo mismo Contenido Generado por los Usuarios

!El contenido es el rey! Esta es la frase que hoy en día más se repite cada vez que se quiere hablar de posicionamiento. Así pues todos se centran en desarrollar su estrategia de contenidos planificando todo el material y contenidos que van a incoporar en sus respectivas webs. Sin duda crear contenidos es un trabajo que requiere de planificación y esfuerzo, pero ¿y si son otros los que crean contenidos por nosotros? ¿Es eso posible?

La respuesta la tenemos en quienes nos visitan. Esos usuarios también pueden aportar su granito a nuestra estrategia de contenidos, aportando sus propios contenidos. Por supuesto se trata de una forma de complementar nuestra propia estrategia de contenidos, no de la base principal de generación de contenidos, pero cualquier ayuda es siempre bienvenida.

Está en nuestras manos abrir la puerta a ese contenido generado por los usuarios. Para ello deberemos ofrecerles nosotros los canales. Los comentarios, las opiniones, … son formas de ofrecer ese canal a los usuarios para que aporten su contenido y que luego redunde en nuestra estrategia de posicionamiento. Hay muchas otras formas, permitir que nos envíen fotografías luciendo nuestros productos puede ser otra forma perfecta de dejar que ellos generen el contenido. Por supuesto, al abrir esta puerta para la generación de contenido, deberemos ser un poco cautos y ejercer cierto control sobre ese contenido generado.

Y no, no estamos hablando de sacar tijera y cortar lo que no nos guste únicamente. Es necesario buscar un equilibrio con la calidad de ese contenido aportado, ya que de otra forma al final todo puede acabar perjudicando; al ofrecer nosotros el canal, no debería suponer mayor inconveniente. Por ejemplo si ofrecemos alguna forma de que nos envíen imágenes y que estas se incluyan en el sitio web, deberemos asegurarnos que cumplen unos requisitos para por ejemplo no sobrecargar la velocidad de descarga o que se muestren imagenes de calidad baja (independientemente del contenido). Cosas así solo pueden acabar perjudicándonos.

Así pues, no lo dudéis, aprovechar la fuerza del contenido generado por los usuarios! Pero vigilar la calidad que puede aportar a vuestro sitio web y a vuestra estrategia de contenidos.

Contentar al robot y a la persona

seo posicionamientoSEO, SEO, SEO… Cuando uno se lanza a un proyecto online, una de las primeras cosas que escuchará es que necesita optimizar el SEO de su página. Si no desarrollas una buena estrategia de optimización SEO, los buscadores (principalmente Google) no nos concederán la necesitada visibilidad que nos permitirá atraer visitas a nuestra web (o sea a las personas). Por tanto, nos encontramos ante un elemento que no podemos descuidar, y que nos llevará a revisar nuestra página web desde la punta hasta la cola para tratar de optimizarla al máximo para gustarle a los buscadores.

Pero los buscadores, no solo quieren que optimicemos la trastienda de nuestra página web, no nos basta con que hagamos un buen uso de las etiquetas, de títulos de páginas, de estructuras de URLs…. no, eso no les basta. No solo tiene que parecer bonita por dentro, sino que también tiene que tener un contenido bonito. Así pues, una vez hemos revisado a fondo nuestra página web, comenzaremos a revisar nuestros contenidos. Empezaremos a preocuparnos por las palabras clave, la densidad de palabras y otros conceptos que los buscadores nos dicen que debemos cuidar. Así pues, redactaremos nuestros contenidos pensando en todas esas reglas que los buscadores nos han dicho que son «buenas». A cambio, los buscadores nos situarán mejor posicionados en sus resultados, estaremos por encima de nuestra competencia… (o no, quizás otros lo hagan igual o mejor). Esto debería permitirnos mejorar nuestras cifras de visitas…

Pero… ¿y que hay de las personas? Hasta ahora hemos hablado de como los buscadores nos imponen la forma de estructurar nuestra página web, de como escribir los contenidos, con el fin último de lograr atraer visitantes (o sea personas). Pero ¿en que momento nos hemos preocupado de escribir para esas personas? Es posible que en algunos casos esa redacción de contenidos (que tanto preocupa hoy en día a los buscadores) la hayamos hecho pensando solo en como de bien o mal posicionarán nuestra página web en los resultados de los buscadores, y no pensando en las personas que luego nos leeran. Error, porque si nuestra redacción no es adecuada para los visitantes de poco servirá haber logrado que nuestros contenidos lleguen a una mayor masa de usuarios, simplemente no lograrán engancharles y acabarán por olvidarse de nosotros e ir a picotear a otra parte (que en el mundo online, no podemos olvidar que son muchos los sitios donde encontrar migajas que picotear). Así pues, aunque queramos que nuestros contenidos nos posicionen lo mejor posible en los buscadores, no podemos dejar ni un solo instante de pensar en que serán leídos por personas y por tanto es en ellas en quienes debemos pensar.

Esto nos lleva a un claro dilema, ¿como contentar a la vez al robot y a la persona? La verdad es que es un arte complicado, que no se aprende de la noche a la mañana, que requiere de esfuerzo y práctica. Hay muchos consejos sobre como escribir pensando en los buscadores y como nos posicionarán, pero nunca debemos dejar de pensar en las personas, que son los que de verdad están al otro lado de la pantalla leyendo desde sus portátiles, smartphones o tablets, disfrutando o aburriéndose, aprendiendo o descubriendo algo. No hay una fórmula matemática que permita encontrar el equilibrio perfecto que nos permita igualar el efecto que tendrá nuestra redacción de contenidos sobre los buscadores o las personas, pero quizás convenga pensar más en estas últimas que a fin de cuentas son las que tienen la última palabra a la hora de realizar una compra, contratar un servicio, compartir en redes sociales o comentar nuestra redacción… y todo eso sin olvidarnos de nuestros queridos buscadores que les permiten llegar a nuestros contenidos ¿no volvemos a estar al principio de todo esto?

 

El marketing de contenidos sería el corazón del social media

Cuando se habla del marketing de contenidos hoy en día, prácticamente todo el mundo tiene claro que es una de las estrategias de marketing más aceptadas. Pero si pensamos un poco más, nos podríamos dar cuenta de su verdadera importancia, y de ahí el titulo del «el corazon del social media».

Y es que hoy en día todo es social, todo se comparte, las redes sociales son el núcleo de la mayoría de estrategias de marketing y promoción de páginas web. Pero si nos detenemos y nos preguntamos ¿que se comparte? Ahí es donde radica la importancia del marketing de contenidos… ¿que compartimos? Contenidos. Bien sean en formato vídeo, de audio o texto, pero lo que compartimos son contenidos, por eso es que los contenidos son tan importantes.

Evidentemente necesitamos del social media para hacer llegar nuestros contenidos a los usuarios, pero si no tenemos contenidos que compartir, de poco servirán las redes sociales. Y es que los contenidos aportan muchas cosas beneficiosas, contribuyen a mejorar la percepción de nuestros visitantes, contribuyen a mejorar las cifras de ventas, aumentan el número de enlaces entrantes…

Así pues, nos reafirmamos en la afirmación «El marketing de contenidos es el corazón del social media».