¿DRM en los archivos JPG?

instagramAunque para muchos es un desconocido, el formato JPEG 2000 es la versión profesional del popular formato para procesamiento de imágenes. Entre otras características, una de las diferencias con el estándar JPEG es que el formato JPEG 2000 cuenta con una extensión DRM para protección de derechos de autor que se conoce como JPSEC.

Esto podría sorprender a muchos, pero si tenemos en cuenta que el formato JPEG 2000 estaba enfocado a aplicaciones muy espacializadas tiene su lógica el uso del mismo. Ahora bien, lo que es nuevo, es lo que algunos expertos del comité JPEG se han planteado recientemente que es la posibilidad de extender esa gestión de DRM al formato estándar que es el que utilizamos la gran mayoría de usuarios y que tan extendido está en Internet.

Así pues según la nota de prensa se estaría buscando dicha extensión para contribuir a asegurar la privacidad, mantener la integridad de los datos y proteger los derechos intelectuales y todo ello manteniendo compatibilidad con las actuales soluciones de JPEG.

Esto se publicó el pasado mes de Junio y se citaba una futura reunión que ha tenido lugar en este mes de octubre y donde aún no se ha decidido avanzar más en esta dirección, pero lo que quizás pueda ser más preocupante, es que no se haya descartado la posibilidad.

Y es que si bien es cierto que puede haber algunos casos en los que la utilización de un sistema anticopias pueda ser de utilidad, también se estarían poniendo trabas a la utilización de imágenes cuando dicho uso es totalmente legítimo. No podemos olvidar el uso intensivo que se hace de imágenes en las redes sociales, y como estas cuentan con aplicaciones que para preservar la privacidad de los usuarios pueden llegar a eliminar las metaetiquetas e información de las imágenes que se suben (y que con la inclusión del DRM se impediría).

WP Smush.it te ayuda a optimizar las imágenes para tu blog

Seguramente sepas de la importancia del rendimiento de una página web de cara a que estas se muestren rápidamente. Muchos estudios han demostrado que una página que carga lentamente tiene muchas posibilidades de ser abandonada por sus visitantes. Y dentro de una página web, ¿cuales han sido históricamente los elementos que más carga suponen?

La respuesta sin lugar a dudas sería «las imágenes». Así pues quienes tratan de hacer que la velocidad de su sitio web sea lo más rápida posible, sabrán lo que supone el optimizar imágenes antes de subirlas a su blog o página para hacer que la velocidad de descarga de sus páginas sea la mayor posible.

Si eres usuario de un blog con WordPress existe un plugin. Su nombre es WP Smush.it y este te permitirá optimizar fácilmente las imágenes cuando las estas subiendo. De forma automática sin mayores complicaciones estarás logrando que las imágenes ocupen menos y por tanto la descarga sea más rápida.

WP-Smush-it

Este plugin optimizará la compresión de las imágenes JPEG, convertira archivos GIFs en PNGs indexados y eliminará los colores que no se utilizan en las imágenes indexadas. Así pues no hay mucho más que comentar, las imágenes se cargan como siempre solo que el plugin se encarga de trabajar en segundo plano comprimiéndolas en la medida de lo posible. La única pega es que para que el plugin funcione necesita conectarse al servicio ofrecido por Smush.it y a veces la carga de trabajo es excesiva y el servicio se cae. No obstante no suele ser un mayor impedimento para la utilización normal del plugin.

Se confirma, en las redes sociales también triunfa lo de: más vale una imagen …

Más vale una imagen que mil palabras. Popular dicho que se puede aplicar en muchos casos, y es que el ser humano cuando tiene que recibir una información la entiende mucho antes de una forma visual que si se lo cuentan o lo lee. Y esto se puede extrapolar sin que cambie la situación a las redes sociales, en las redes sociales también funciona eso de que más vale una imagen que mil palabras. Y no solo es que sea válido, sino que parece tener más éxito de cara a captar a los usuarios.

engagement interaccionMás interacción con el usuario

En algunos casos como Pinterest o Instagram, esto es más que evidente, pues son dos redes sociales basadas en la fotografía por tanto ahí las imágenes son el centro de toda la actividad de los usuarios, pero ¿que sucede en Facebook, Twitter o Google+?

Según revelan algunos estudios, en estas redes sociales los usuarios también se decantan por lo visual. De esta forma, aquellas publicaciones que incluyen una fotografía acostumbran a tener una mayor interacción por parte de los usuarios. En el caso de Facebook tras un estudio de HubSpot se constató que las fotografías recibían más de un 50% de Me Gusta al tiempo que generaban un mayor número de comentarios (por encima del 100% más de comentarios).

Por su parte Twitter, si bien por su concepción estaba menos enfocada a mostrar contenidos visuales, poco a poco ha ido evolucionando y se han incluido opciones para favorecer este tipo de contenidos. Pero este cambio no hace sino responder a una evidencia que mostró el experimento que realizó Buffer (uno de los principales servicios para programar contenidos en redes sociales), el cual revelaba que los mensajes con fotografías también generaban una mayor interacción por parte de los usuarios. Concretamente se reveló que recibían hasta un 18% más de clicks, un 89% más de tweets eran marcados como favoritos y un 159% más de estos eran retuiteados.

En el Caso de Google+ no hay estudios relevantes al respecto, pero la experiencia personal nos ha hecho ver como aquellas publicaciones con imágenes suelen tener un mayor efecto a la hora de conseguir un +1.

Esta bien, pero no abuses

Con todos estos datos en la cabeza lo tenemos claro, sin duda emplear contenidos visuales como fotografías e imágenes es una buena estrategia para mejorar la interacción con los usuarios. Sin embargo, debemos tener cuidado de hacer un uso adecuado, no podemos publicar de forma indiscriminada imágenes para intentar así obtener mejores resultados intentando «enmascarar» el efecto de un contenido de baja calidad.

Es más, ¿acaso no hemos oído por ahí algo como: el contenido es el rey? Si, en el caso del SEO y Google este es un elemento muy importante, pues bien parece que Facebook también trabaja en la línea de dar más peso a los artículos y menos a los memes. Así pues cuando empleemos una imagen de esas que simplemente esperamos se difunda, tendremos muy posiblemente menos posibilidades de que sean reflejados por el algoritmo de Facebook.

Sin lugar a dudas, una imagen vale más que mil palabras, pero si bien no debes dudar en acompañar a mil palabras de una imagen, si deberías hacerlo si solo vas a poner una imagen.

Social Media Image Maker te ayuda a tener las imágenes adecuadas en tus redes sociales

Hoy en día todos queremos estar en las redes sociales, y además, nos vemos casi «obligados» a estar en todas ellas. Eso redunda en un montón de trabajo adicional para optimizar la presencia en cada una de las redes sociales. Así por ejemplo, en cada una de las redes sociales, necesitaremos un determinado tipo de imágenes, para cada una de las opciones que ofrecen, y para más inri, en cada caso, las imágenes tendrán unos tamaños distintos.

Pues bien Social Media Image Maker es una útil herramienta online que nos ayuda en el proceso de creación de las imágenes para cada uno de las redes sociales y para cada una de las opciones posibles. Simplemente elegimos la red social, la imagen que necesitamos y arrastramos la imagen que queremos al navegador para que la herramienta nos ayude a adaptarla a los requisitos de la red social.

El formato PNG desplaza al Gif en la web

¿Quien no recuerda aquellos iconos animados que pululaban por la web hace unos cuantos años? Los que sabían un poco en esto de los formatos, sabían que los archivos Gifs permitían por un lado incluir transparencias en las imágenes y por otro realizar animaciones. Sin embargo, la web ha ido evolucionando, y otros formatos como el Flash y el PNG han logrado ir desplazando lentamente al formato Gif. Por su lado Flash es ahora el elegido cuando se trata de incluir animaciones, considerándose al formato Gif como la opción más anticuada. Por su parte, el formato PNG ofrece mejores tasas de compresión (algo muy importante a la hora de servir páginas web), una amplia compatibilidad de colores y mayores opciones de transparencias. De esta forma los archivos en formato Gif se han quedado a medio camino entre los dos formatos anteriormente citados, el Flash y el PNG, siendo estas las dos opciones que han ganado en presencia. De esta forma según los datos ofrecidos por W3Tech, el formato PNG habría logrado imponerse en el 62,4% de los sitios web por encima del 62,3% que congrega el formato GIF.

Liffect, añadir transiciones a una lista de imágenes con jQuery

Liffect es una interesante forma de añadir transiciones mediante jQuery a nuestra página web de una forma realmente sencilla. Simplemente tenemos que acceder a la web y tras seleccionar las correspondientes opciones (como son el tipo de efecto, la duración de este, el retraso y si queremos que se muestren las imágenes en orden aleatorio o no) solo tenemos que darle al botón para generar el código HTML necesario que luego procederemos a copiar y pegar en nuestro proyecto web.