Windows 10 bloqueará automaticamente aplicaciones potencialmente no deseadas

Una nueva medida de seguridad en Windows 10, que nos protegerá un poco más, aunque quizás nos de algún que otro susto. ¿Quieres saber más?

Desde hace unos días, Windows 10, a través de su Microsoft Defender y en Microsoft Edge, ha incorporado por defecto una nueva función que incrementará la seguridad del sistema operativo dentro del apartado de la Protección basada en Reputación.

¿Que es esto de la protección basada en reputación?

Esta función se encarga de bloquear (o no) aquellos programas que son cuanto menos dudosas. Son las que se vienen a conocer como programas potencialmente no deseados (PUP o PUA en sus abreviaturas en ingles y que suele aparecer en los programas antivirus).

Estas aplicaciones son aquellas que bajo algunos criterios podrían considerarse maliciosas, aunque técnicamente no son un malware. Podríamos citar por ejemplo, cuando una aplicación lanza la descarga e instalación de una segunda herramienta, eso puede hacer que la aplicación sea consierada como potencialmente no deseada. También cuando estamos ante programas que abusan de la publicidad… y otras por el estilo.

Estas aplicaciones, normalmente no son eliminadas por defecto (al menos hasta ahora), ya que se deja a decisión del usuario determinar si es legítima o no. Pero Microsoft ha decidido cambiar este criterio.

¿Cómo gestionar esta configuración?

En las nuevas versiones, dentro de la sección de Protección basada en reputación, aparece ahora un nuevo epígrafe que dice: ‘Bloqueo de aplicaciones potencialmente no deseadas’. O lo que es lo mismo, deberíamos seguir esta secuencia dentro de la configuración de Windows: Control de aplicaciones y navegador > Protección basada en la reputación > Bloqueo de aplicaciones potencialmente no deseadas. Esta opción, por defecto viene activada y es aquí donde podríamos tener algún que otro problema. En dicha configuración se diferencia además, entre «Aplicaciones» y «Descargas». En el caso de tener activa la opción de Aplicaciones, Microsoft Defender actuará en su escaneo en tiempo real. Si la opción activa es Descargas, entonces será Microsoft Edge la que mediante SmartScreen se encargue de poner en cuarentena aquellos archivos sospechosos.

En su defensa, Microsoft dice que es una configuración por defecto para ayudar a incrementar la seguridad del sistema, pero por suerte, podemos desactivar la opción si nos encontramos con algún problema. Así que ya sabéis, si habéis intentado descargar algún archivo legítimo y no podíais hacerlo, o no os dejaba instalarlo, quizás estéis ante la solución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.