Link Building

No seas vago con tu estrategia de linkbuilding

El linkbuilding es sin duda una de las estrategias más conocidas dentro del mundo del posicionamiento (o SEO para abreviar). Conseguir enlaces que apunten a tu proyecto web es a todas luces un elemento clave para que los motores de búsqueda tengan facilidad de encontrarnos y también para que nos aporten una mejor posición dentro de los resultados. Pero no lo olvidemos nuestra estrategia de linkbuilding también debe estar pensada con los usuarios en el punto de mira.

Así pues cuando nos decidamos a salir de paseo por Internet para conseguir enlaces que apunten a nuestra página deberemos tener una buena idea de que cosas podemos hacer y cuales no.

Los buscadores siempre están a la caza de cualquier movimiento sospechoso, así pues no podemos dedicarnos simplemente a tratar de poner todos los enlaces que queramos en cada sitio donde se nos presente la oportunidad. Debemos evitar llenar páginas web externas con enlaces a nuestro sitio web de forma indiscriminada. A largo plazo esto, que se considera dentro de lo que se conoce como estrategias “black hat”, nos perjudicará.

Intercambiar enlaces con sitios web, si, pero con condiciones. No debemos ser unos vagos y dedicarnos a contactar con cualquier sitio web donde se nos presente la oportunidad y hacer un intercambio de enlaces, o pedirles que nos enlacen sin más. Siempre se ha apelado a la necesidad e importancia de que los enlaces procedan de sitios reconocidos y de una temática relacionada. Con esto en mente, esta claro que nuestra página sobre, por ejemplo, coches no encontrará un espacio muy evidente en una web por ejemplo sobre ropa, sin embargo podríamos encontrar una forma más natural de recibir enlaces si estamos en una página sobre carreras de coches o una de repuestos de coche.

Si los enlaces proceden de páginas de reputación alta para los buscadores, mejor que mejor. Siempre serán mucho mejores los enlaces en páginas de prestigio que en otras menos visibles de cara a los buscadores. Cierto es que conseguirlo en las primeras puede ser más difícil, pero no por ello debemos dejarnos caer en la tentación de ir por el camino fácil. Puede ser mucho más beneficioso un enlace en una página de gran reputación, que varios en páginas menos reconocidas.

Y para terminar, tal y como decíamos al principio, no debemos centrarnos solo en los buscadores. Debemos ser conscientes de que más allá de estos, al final a quienes llegamos es a los usuarios. Y estos son un gran aliado de cara a poder crear nuevos enlaces. Si les hemos tratado bien, podremos conseguir que escriban opiniones o incluso artículos donde nos enlacen, y eso sin duda es la forma más natural de conseguir enlaces

Link Building

Linkbuilding ¿que es? y ¿como llevarlo a la práctica?

Cuando de posicionar nuestra página se trata (es decir, estamos hablando de SEO), existen diferentes estrategias a seguir. Lo ideal es combinarlas para lograr los mejores resultados ya que de cada una de ellas se puede exprimir ese “necesario” jugo que hace que nuestra página sea la más sabrosa e interesante para los buscadores (y en consecuencia acabe posicionando mejor que otras).

Una de las más “antiguas”, que no por ello menos importante, es la del linkbuilding. ¿Y en que consiste esta estrategia? Bien, como su propio nombre indica (eso si en ingles) se trata de construir enlaces. Enlaces que evidentemente deberían apuntar a nuestra página web, que es la que queremos que mejore de cara a los buscadores.

Este proceso a veces se realiza de forma totalmente natural y sin que tengamos que hacer nosotros nada. Bueno, nada aparte de haber creado un contenido lo suficientemente interesante como para que otra persona de forma “altruista” incluya el citado enlace a nuestra página web en otra. Este sería “idealmente”, la forma en que debería producirse siempre esa creación de enlaces.

Sin embargo, nosotros también podemos hacer un poco por “construir” enlaces hacia nuestro sitio web. Podemos llegar a acuerdos con otras páginas web para que incluyan un enlace a nuestra página (casi siempre a cambio de reciprocidad con esto de los enlaces), incluir enlaces en los comentarios de un blog…

Pero cuidado!! Este proceso debe ser siempre lo más “natural” posible, ya que de lo contrario podríamos acabar tirando piedras sobre nuestro tejado y arriesgarnos a que los buscadores nos consideren Spammers. Deberemos buscar conseguir que esos enlaces aparezcan en páginas de temática “relacionada”, en un contexto adecuado, y vigilando el anchor text que empleamos.

Como decíamos al principio, lo ideal sería que este proceso se realice de forma natural, y que sean otros los que hagan el trabajo de incluir enlaces, pero al principio de cualquier proyecto online siempre es algo complicado por lo que realizar por nuestra propia cuenta un poco de linkbuilding tampoco debería perjudicarnos.

Linkbuilding si o linkbuilding no

Link BuildingSeguro que te suena este término ¿no? Bueno, para aquellos que todavía no estén puestos en la materia, el Linkbuilding vendría a ser el conseguir una notable red de enlaces que apunten a nuestro sitio web, lo cual contribuirá a aumentar nuestro tráfico al mismo tiempo que beneficiará a nuestro posicionamiento en los buscadores.

¿Es por tanto el linkbuilding algo imprescindible? Si y no. El linkbuilding como tal requiere que seamos nosotros los que dediquemos ese esfuerzo a conseguir enlaces. Para ello tendremos que recurrir a enviar mensajes a propietarios de otros blogs o páginas para que nos enlacen, buscar añadir nuestra url en índices, etc etc. Hay quienes van un paso más allá, y crean una red de blogs o páginas para enlazar sus proyectos, ya que hartos de peregrinar pidiendo que les añadan enlaces desde otras webs, encuentran en esa estrategia una vía más rápida de lograr el objetivo de crear esa red de enlaces. Por tanto, optemos por lo que optemos, tendremos que dedicar tiempo y esfuerzo a crear esa red y así conseguir esos ansiados backlinks a nuestro sitio web.

Pero a todas estas ¿que piensan los buscadores? Especialmente, el todopoderoso y omnipresente Google. Pues bien, nosotros necesitamos enlaces, pero el linkbuilding como herramienta “artificial” no está especialmente bien vista por nuestros amigos los buscadores (quienes a fin de cuentas son los que deciden si sirve para algo todo ese esfuerzo). A Google hace tiempo, que el Blogroll le huele a “tufillo”, que los enlaces a pie de página no son más que una especie de engaño, y que aquellos enlaces demasiado optimizados para el SEO son un claro indicio de SPAM. Por tanto, debemos extremar mucho los pasos que damos, no sea que al final nuestra estrategia para lograr enlaces acabe por penalizarnos.

¿Entonces, de que nos sirve conseguir enlaces? ¿Hacemos linkbuilding o no? Pues, sin lugar a dudas necesitaremos enlaces que nos ayuden a posicionarnos y a que lleguen los ansiados visitantes, pero si luego Google puede considerarlo de forma negativa ¿nos merece la pena arriesgarnos? La respuesta está en que el linkbuilding no debe ser una herramienta artificial, sino que debe responder a un proceso natural. Es decir, que nosotros debemos esforzarnos en crear contenidos de buena calidad y al final los otros sitios web acabarán por enlazarnos. Al menos eso es lo que piensa Google, pero no siempre es así, porque son muchos los casos en que contenidos se replican hasta la saciedad sin referencia a la fuente…

Por tanto, si hacemos linkbuilding mal, si no lo hacemos mal, y si la gente no nos enlaza mal…. Solución !!Mezclar una pizca de cada cosa!! Buscar algunos enlaces, crear buenos contenidos, y esperar a que todo se haga a fuego lento…. Esa es la receta. Ahora bien, si el tiempo es una variable que no podemos permitirnos, tendremos que arriesgar mucho y echar en nuestro cocido algo más de nuestro ingrediente secreto: linkbuilding, pero recordar, al final puede indigestar!!