windows-10

Microsoft no dará actualizaciones en versiones antiguas de Windows para las últimas gamas de procesadores

¿Otro intento más de hacer que los usuarios salten de una vez por todas a Windows 10? ¿o simple cuestión de optimizar recursos? Sea como sea, la realidad es que Microsoft ha confirmado que las últimas gamas de procesadores, tanto de Intel (con su familila Kaby Lake) como AMD (con su serie Ryzen), no tendrán soporte dentro de las versiones anteriores de Windows (esto es Windows 7 y Windows 8).

Leer más

windows-10

Ya podremos bloquear «parte» de las actualizaciones en Windows 10

Con la llegada de la build 15002 llega un pequeño cambio en la política de actualizaciones de Windows 10. Y es que desde que llegará la nueva versión del sistema operativo de los de Redmon, el hecho de tener que actualizar automáticamente había levantado ciertas ampollas entre parte de la comunidad. Y es que esas actualizaciones «obligatorias» no siempre aportaban funciones necesarias e incluso en ocasiones generaban problemas de compatibilidad en los equipos.

Pues bien, la build 15002 de la que hablamos incluirá una nueva opción dentro de ajustes que dice «Incluir actualizaciones de drivers cuando actualizo Windows«. Esta opción la podremos desactivar y tal y como dice su nombre, al desactivarla veremos que las actualizaciones de Windows ya no incluirán la parte correspondiente a los drivers de nuestros dispositivos.

De esta forma seguramente se puedan evitar muchos inconvenientes de compatibilidad pero aún hay muchos usuarios que piden tener un mayor control sobre las actualizaciones. ¿Acabará cediendo Microsoft o seguirá en sus trece obligándonos a actualizar los equipos?

Windows 7 sigue siendo el rey en la empresa

A pesar de los notables esfuerzos de Microsoft por conseguir introducir Windows 10, parece que el sector empresarial no ha acabado por «aventurarse» con la remozada versión del sistema operativo de los de Redmon. Así se desprendería de un estudio elaborado por la compañía Softchoice en casi medio millon de dispositivos de hasta 169 empresas diferentes.

Según su estudio Windows 7 estaría por encima del 90% de cuota, y otras versiones coo Windows XP con un 5% o Windows 8 con un 4% estarían incluso por encima de Windows 10. Este se realizó en mayo por lo que el fin de la actualización gratuita podría haber cambiado un poco las cifras y hacer que el 0,75% que asignaban a Windows 10 subiese algo. Aún así, queda bastante patente que Windows 10 no ha logrado desbancar ni de lejos a Windows 7 en el sector empresarial.

Hay que tener en cuenta que podría ser que las empresas en que se realizo el estudio hubiesen utilizado en su mayoría el sistema de licencias por volumen, caso en el cual la posibilidad de actualización gratuita a Windows 10 no existía, lo cual explicaría los pobres datos cosechados según el estudio por Windows 10. En empresas de tamaño pequeño lo cierto es que suelen contar con licencias OEM que si se podrían actualizar al nuevo sistema operativo y posiblemente en esos casos las cifras de Windows 10 aunque, seguro que aún estarían lejos de Windows 7, serían mejores que las reflejadas en el estudio.

El soporte a Windows 7 se extiende hasta 2020 y de momento las empresas no parecen nerviosas por cambiar su sistema operativo, quizás a medida que el parque informático se vaya actualizando y se aproxime esa fecha Windows 7 empiece a ceder terreno, pero actualmente parece bastante tranquilo en su trono. Windows 7 sigue siendo el rey en el sector empresarial.

windows-10

En agosto llega la primera gran actualización de Windows 10

Casi ha pasado un año desde que se lanzase Windows 10 y ya se sabe de forma oficial la llegada de la primera gran actualización del sistema operativo de los de Redmon. Y es que desde que se lanzase se había hablado de como a partir de ahora las actualizaciónes de Windows cambiarían en su formato, pasando a seguir una estructura similar a la que aplica Apple con OSX. Así pues, aunque podríamos pensar que es como uno de aquellos Service Pack, no es exactamente así.

A partir del día 2 de agosto podemos empezar a recibir esta actualización, en la cual se incorporarán algunas novedades como la reorganización del menú inicio, la llegada de la plataforma Windows Ink, mejoras en Microsoft Edge en consumo de batería y posibilidad por fin de incluir extensiones, mejoras en la seguridad, una experiencia renovada para los jugadores o para los dispositivos orientados al entorno escolar… Pero lo dicho, a esperar hasta el 2 de agosto.

Y el anuncio de esta actualización viene acompañada de los datos de instalaciones, que se situarían en los 350 millones. Cifra que aunque no es nada desdeñable, se situa todavía alejada del objetivo de los 1.000 millones a que aspiraban para el año 2018.

windows-10

Optimizar Windows 10 en un ordenador antiguo

Actualiza, actualiza…. en el mundo tecnológico hay una gran máxima: actualiza tu sistema para tener siempre lo último. Sin embargo, esta máxima a veces choca con algunos inconvenientes. Y es que no siempre esas actualizaciones se traducen en una mejora del rendimiento del dispositivo. Es más, a veces incluso hacen que el equipo en cuestión se vea sometido a una carga de trabajo adicional que lo convierte en una auténtica trampa.

Cuando se trata de un sistema operativo, siempre es importante asegurarse que las prestaciones de nuestro equipo serán lo suficientemente válidas como para hacerlo funcionar con cierta fluidez o habremos convertido el equipo en un auténtico quebradero de cabeza. Los desarrolladores de Software se esmeran en ofrecernos una guía de características mínimas que permitirán ejecutar su software o sistema operativo, pero  esas características mínimas no aseguran una fluidez.

Pues bien, nos gustaría ofreceros algunos trucos para «optimizar» vuestra instalación de Windows 10 si la queréis ejecutar en un equipo con una relativa antigüedad y que no se vuelva una pesadilla por su lentitud.

Adiós a las animaciones

Que si, que son muy bonitas,  pero aparte de eso no nos aportan gran cosa. Así pues uno de los primeros elementos que tocaremos serán las animaciones. Y ¿como las desactivamos? Bien, seguiremos la siguiente secuencia: Configuración > Sistema > Configuración avanzada del sistema > Opciones avanzadas > Rendimiento > Efectos visuales. Esto nos llevará a una pantalla donde elegiremos la opción mejor rendimiento, que desactivará todos esos «bonitos» efectos visuales. Por supuesto, Windows nos ofrece la posibilidad de desactivar solo una parte de esos efectos visuales si queremos mejorar el rendimiento pero algunas de esas animaciones nos encantan.

Elimina programas de inicio que no uses

Cuando arrancamos el ordenador la primera vez solemos experimentar una espera que a veces puede llegar a ser angustiosa. ¿La razón? Que nuestro ordenador tiene instrucciones para arrancar una serie de programas durante el inicio, de forma que estos estén disponibles posteriormente de una forma más inmediata o para que puedan cumplir adecuadamente su función.

Sin embargo, no siempre todos los programas son totalmente necesarios. A lo mejor nos encontramos con que tenemos programas que no son imprescindibles para nuestra labor principal y de los que hacemos un uso muy esporádico. Esos son candidatos a ser eliminados del inicio de Windows. Para ello tendremos que abrir el Administrador de tareas e ir a la pestaña inicio. Allí encontraremos la lista de programas y lo que es mejor, Windows nos ofrece ahora una columna donde indica el Impacto de inicio que puede ser bajo, medio o alto que nos indica cuanto pueden ralentizar el arranque de nuestro equipo. La forma de desactivarlos es sencilla, seleccionamos y damos al botón deshabilitar de la esquina inferior derecha. En nuestro próximo reinicio ya no se ejecutarán, y si en algún momento necesitamos volver a ejecutarlos en el arranque podremos habilitarlos nuevamente desde esta ventana.

Desactiva cortana

Cortana es el asistente que Microsoft ha introducido para ayudarnos en nuestra labor diaria con el ordenador, pero quizás no nos acabe de convencer y prefiramos no usarlo. Si este es nuestro caso, tampoco querremos que Cortana siga ejecutándose en segundo plano y consumiendo recursos que pueden ser muy valiosos en nuestro equipo, para ello lo podremos desactivar completamente seleccionando en el cuadro de búsqueda del escritorio. A la izquierda tendremos un icono que pone Cuadernos, vamos a la opción de configuración y ahí nos aparecerá el botón para activar o desactivar Cortana.

Esperamos que con estos tres sencillos trucos, tu equipo antiguo pueda revitalizarse un poco y usar Windows 10 con más soltura.

 

windows-10

Windows 7 cae por debajo del 50% mientras que Windows 10 se atasca

Windows 10 es la gran apuesta de Microsoft para revitalizar el sector de los ordenadores, pero aún a pesar de los esfuerzos de los de Redmon sigue encontrándose a una distancia considerable del gran dominador actual en este segmento. Y este dominador no es otro que Windows 7, que no obstante ha caído en cuota por debajo del 50% al situarse en el 48,79% según datos de Net Market Share.

Pero estos descensos de Windows 7, no han sido absorbidos por Windows 10, que apenas habría mostrado un ligero aumento con respecto al mes anterior, creciendo un 0,20% y situándose en el 14,35%.

El tercero en discordia, a pesar de su antigüedad sigue siendo Windows XP con un 9,66% y en cuarto puesto con un 9,16% Windows 8,1 (aunque si le sumásemos la cuota de Windows 8, este grupo Windows 8 y 8,1 ocuparían ese tercer puesto).

Y el que mejor se ha comportado sería OSX, que habría experimentado un aumento de cuota pasando del 7.7% a 9,2%. Este porcentaje hace referencia a la suma de todas las versiones de OSX, por eso no estamos hablando del cuarto en discordia, pero bien podría considerarse así… (aunque seguro que hay quién diría, y ¿porqué no sumar todas las versiones de Windows y listo?).

 

En todo este maremagnum de cifras, quizás lo más notable sea el estancamiento de Windows 10, aunque quizás se haya tratado de algo temporal. Ahora bien, nos acercamos al 29 de Julio, fecha límite para conseguir Windows 10 de forma gratuita, lo que algunos ha considerado como el gran incentivo para pasarse a esta versión. Quizás a medida que se llegue a esa fecha se produzca un repunte de adopción de Windows 10, pero ¿y luego? ¿Que sucederá cuando Microsoft empiece a cobrar por su sistema operativo?

Continuum requerirá suscripción a Office 365

w10-mobileLa posibilidad de usar un móvil conectado a un monitor, teclado y ratón como si de un ordenador convencional se tratase es cada vez más plausible gracias a una de las novedades más esperadas de Windows 10 mobile: Continuum. Gracias a esta opción, podremos disfrutar de nuestro dispositivo móvil a un nuevo nivel. Pero tiene una pega.

Y es que Microsoft ha decidido hacer que dicha opción esté disponible solo para usuarios que tengan una suscripción de Office 365. De momento, tenemos la opción de probar esta característica, pero este periodo de prueba finalizará el 1 de Abril de este 2016, así que a partir de ese momento, solo los usuarios que cuenten con una suscripción de Office 365 podrán seguir usando esta característica.