obsolescencia-programada

¿Porqué mi móvil va tan lento? Algunas razones que te ayudarán mejor a entenderlo

El mundo de la tecnología es un mundo de constante evolución y los smartphones no son una excepción. Así pues las tentaciones para renovar de terminal, se ven apoyadas por un argumento que seguro que casi cualquiera de vosotros habéis pronunciado alguna vez: mi movil ahora va muy lento. Pero ¿poqué ese flamante móvil de pronto se ha convertido en un sinónimo de lentitud?

Leer más

Bye bye WhatsApp en terminales antiguos!

Desde WhatsApp ya avisaron hace algún tiempo, pero quizás aún haya algún despistado que no se haya enterado que a partir del 1 de Enero de 2017 su terminal podría encontrarse con que no pueda seguir ejecutando WhatsApp. ¿La razón? Pues simplemente que para poder seguir ejecutando WhatsApp será necesario contar con la última versión de la App de cara a facilitar el soporte del servicio y esta dejará de ser compatible con modelos iPhone 3GS, Windows Phone 7, Android 2.1 o Android 2.2.

En un principio, este bloqueo se extendía a otros modelos que finalmente se han salvado (al menos por ahora) como son los dispositivos que utilizan BlackBerry OS, BlackBerry 10, Nokia S40 y Nokia Symbian S60. Eso si, ya advierte que es solo algo temporal y que finalmente será necesario que esos usuarios también actualicen sus dispositivos.

Así pues, si tenéis alguno de estos dispositivos estaros muy atentos, no sea que se le atraganten las uvas a vuestro terminal y a partir de ahí no podáis seguir haciendo uso de WhatsApp como herramienta de comunicación. Otro ejemplo más de obsolescencia forzada, en esta ocasión supuestamente en aras de aumentar la seguridad de las conversaciones que mantenemos empleando esta herramienta.

Apple los maestros de la ¿obsolescencia? programada

Todo lo que rodea a Apple suele estar teñido de un gran interés, y las reacciones suelen ser siempre o muy positivas o muy negativas. En general Apple no deja a nadie indiferente con cada uno de sus productos y los últimos en llegar han sido los MacBook Pro.

Pero no es este un artículo para hablar de si estos nuevos equipos que renuevan por fin esta gama de Apple son un acierto o no. Nos queremos centrar en un pequeño detallito, algo que podría pasar desapercibido… al menos mientras que no queramos conectar un iPhone (o cualquier dispositivo que emplee un cable USB normal) a estos nuevos MacBook Pro. Y es que esta nueva gama solo cuenta con conectividad Thunderbolt 3 del tipo USB-C, mientras que los iPhone y la gran mayoría de dispositivos actuales vienen con cables USB normales, así pues aunque los puertos USB-C sean compatibles con los USB normales, será necesario adquirir un adaptador que, por supuesto, Apple ya tiene disponible para acompañar a la llegada de este nuevo modelo.

 

Es una demostración más de como Apple con cada evolución de sus dispositivos nos lleva (hay quién diría obliga) a tener que adaptarnos también a comprar adaptadores o buscar dispositivos que se adapten a sus novedades. ¿Que fue de todos aquellos accesorios para el cable de 30 pines que utilizaba antes Apple en sus iPhone o iPad? ¿y que pasaba años atrás con los FireWire? ¿Adios al MagSafe?

Para Apple no es más que el proceso natural de adaptarse y aprovechar las nuevas tecnologías, pero hay quienes pueden entrever en cierto modo algo de obsolescencia programada.

Por cierto, anecdótico es pero con la llegada de esta nueva gama de portátiles Apple también ha eliminado algo más, ese clásico sonido que hacían los ordenadores al encender: el apple chime. Ahora los dispositivos solo efectuarán algún sonido en caso que nuestros equipos no funcionen correctamente, en lugar de en caso que todo esté ok.

A Apple le ha salido una espina en Brasil, ahora denunciada por obsolescencia programada

La verdad es que parece que a Apple le haya salido una chinita en el zapato en Brasil, y es que si primero era un juez el que dictaminaba que Apple debería compartir en dicho pais la marca iPhone, ahora Apple recibe una denuncia por parte del Instituto Brasileño sobre Políticas y Leyes de Software por lo que se conoce como obsolescencia programada. Y es que según la demanda, Apple podría haber incluido las mismas funciones en la cuarta revisión de su iPad que en la tercera, y sin embargo no lo hizo. Por ejemplo se hace referencia al uso de la pantalla Retina Display, a nivel de procesador o de la cámara. También se denuncia a Apple de haber vendido la tercera versión de su iPad como si fuese el modelo de gama alta sin avisar de forma adecuada a los usuarios.

La verdad es que hace no mucho hablabamos precisamente de como marcas como Apple o Microsoft podrían estar aplicando reglas de obsolescencia programada a dispositivos como el iPad o el Surface, complicando que los usuarios puedan reparar sus equipos sin recurrir a ellas. Pero también ha quedado de manifiesto muchas veces, como por ejemplo Apple lanza actualizaciones de software para las últimas generaciones de sus dispositivos dejando de lado a los modelos anteriores. Apple se respaldaba siempre en que querían asegurar la mejor experiencia y la verdad es que en otros casos cuando precisamente se permiten ciertas actualizaciones al final el equipo se resiente enormemente ya que puede suceder que sus prestaciones no permitan abarcar esas nuevas funciones con solvencia. Pero hay veces que eso no es así, y cuando los usuarios se quedan sin disfrutar de una función que podría funcionar correctamente en sus dispositivos y es solo cuestión de una decisión unilateral no incluirla, estos usuarios son los perjudcados. Así pues habrá que ver en que resulta todo esto.

¿Cada vez es más complicado reparar dispositivos?

Apple siempre ha sido una marca que se caracteriza por ser muy cerrada, muy celosa de todo lo que hace y eso le ha llevado a diseñar y desarrollar productos cuyo desmontaje es cuanto menos “complicado”. Ahora parece que no es solo Apple la que actua de esta forma, desde el portal iFixIt, donde revisan la gran mayoría de dispositivos que llegan al mercado informático, han catalogado como más complicado de reparar el Surface Pro de Microsoft. Así pues parece que no es solo Apple la que parece optar por este tipo de diseños “casi herméticos”.

¿Esto que implica? Pues bien, que la posibilidad de que un tercero actue sobre uno de estos dispositivos se reduzca sobremanera. Así pues los usuarios nos vemos limitados a recurrir al fabricante original para una posible reparación. ¿Es que empresas como Apple o Microsoft no quieren que otros toquen sus equipos? ¿Porqué no facilitar el servicio de reparación de estos dispositivos? En absoluto, solo hay que contactar con ellos y gentilmente nos ofrecerán un servicio de reparación, pero ahora bien ¿a que coste? Sin lugar a dudas, al ser “virtualmente” los únicos capacitados para dicha reparación, tienen un mayor control sobre el precio que se puede solicitar por las reparaciones, así pues, nos encontramos con que ciertas reparaciones de estos dispositivos pueden alcanzar unos costes tan desorbitados, que más bien parece mucho más seguro comprar un nuevo dispositivo que reparar el actual. ¿Es esto una muestra más de la llamada “obsolescencia programada”?