logo-android

Google play sigue rastreando nuestra posición

La privacidad es algo que cada vez preocupa más a los usuarios, y en el mundo actual en que nos encontramos donde casi todo el mundo (por no decir todo) porta consigo algún dispositivo con conexión cada vez más. Pero estos dispositivos móviles van aún más allá y cada vez es más raro encontrar uno que no dispone de capacidades de GPS. Así pues, ya no son solo nuestros datos, sino el donde nos encontramos en cada momento, lo que es factible de ser rastreado.

Con esto en la cabeza son cada vez más quienes se preocupan de configurar adecuadamente sus dispositivos para evitar proporcionar información no deseada y en algunos casos para evitar que su posición se revele. Los usuarios de Android creían que el tema de revelar su posición lo tenían controlado. Google ofrece la opción de permitir o no el acceso al GPS a las diferentes apps y quienes querían aún más seguridad en el tema optaban por desinstalar Google Maps.

Y todos creían que con eso bastaba, pero parece que la cosa no es así.  Según habría descubierto el experto en seguridad Mustafa Al-Bassam que colabora con la consultora Secure Trading  hay todavía un «chivato» en Android que revela nuestra posición, y no es otro que Google Play. Así es, este servicio del sistema «imprescindible casi para todo» sigue rastreando nuestra posición GPS con la intención de poder ofrecerlo a las herramientas que lo necesiten.

¿Solución? Desinstalar Google Play, lo cual dejaría muchas aplicaciones sin función, o desactivar el GPS por completo. Así que ya lo sabéis, si no queréis que controlen vuestra posición, no basta con desinstalar Google Maps, siempre hay «otro vigilando».

… y Google Maps regreso a iOs y triunfó

google-mapsAunque a los chicos de Cupertino seguro que no les hace mucha gracia, finalmente Google Maps regreso a la App Store y lo hizo logrando un éxito bastante arrollador. Y es que en los primeros dos días después de su reincorporación logró unas cifras de descargas realmente asombrosas. Se trata de una demostración de que la gente estaba esperando verdaderamente el regreso de la App para poder reemplazar a la malograda app de Apple. Así pues, el paso atrás de Apple con su aplicación de Mapas ha servido para que Google regrese con su nueva versión que trae, además de una interfaz realmente renovada (y que permite identificar claramente que lo importante ahora son los mapas) alguna nueva e interesante función como las indicaciones de audio que podrían convertir a la aplicación en un sustituto de un GPS convencional.

Ahora la cuestión es ¿que hará Apple? No debería tardar mucho en responder a la aplicación de mapas de Google si no quiere permitir que el fiasco de la aplicación de Mapas le pase mayor factura y de paso poder mantener la confianza de los usuarios de su propia aplicación de Mapas.

Google Maps se actualiza, ¿aprovechando el fiasco de la aplicación de mapas de Apple?

Aunque las actualizaciones en las aplicaciones de Google no son algo raro y cada cierto tiempo todas se ven renovadas con nuevas funciones, esta vez, parece que el lanzamiento de la actualización coincidiendo con el mal momento de la recién estrenada aplicación de mapas de Apple podría no ser una coincidencia. Es más, los cambios que incluye esta nueva actualización de Google Maps son para algunos insuficientes para justificar una nueva versión, y los que así lo creen, piensan que se trata más bien de intentar «explotar» el mal momento de Apple.

En esta actualización, se incluye una nueva vista a 45º en varias ciudades de todo el mundo (en 51 para ser más exactos), también se ha mejorado la resolución de las imágenes de 112 países (entre los que se incluye también España) y se incluyen imágenes submarinas de algunos puntos de gran interés como los arrecifes de Australia, Filipinas o Hawai.

Mientras todo esto sucede, aún no hay una versión nativa de la aplicación de mapas para iOs6, pero con esta actualización se persigue que los usuarios no se desconecten del todo del servicio al menos hasta que esa app llegue al alcance de todos.

La API de Google Maps deja de ser completamente gratuita

Google Maps se ha convertido en una herramienta de uso casi diario para muchos. Y es que han sido muchos los servicios ofrecidos basándose en Google Maps y la api puesta a disposición de los desarrolladores, quienes hasta la fecha tenían barra libre para utilizarla. Ya hace algún tiempo habían hablado de la posibilidad de poner ciertos límites que en un anuncio en el blog de desarrollo acaban de confirmar como se han implementado. De esta forma se tendrá acceso a un límite de 25.000 mapas básicos y 2.500 mapas personalizados al día, a partir de estos límites deberá pagarse para que las aplicaciones sigan teniendo acceso a la API de Google Maps.

Este cambio podría afectar a algunos servicios muy populares que hacen uso de la API de Google y que tendrían un uso realmente intensivo de la misma, mientras que los pequeños usuarios posiblemente no se verían afectados en gran medida. Críticado por algunos y entendido por otros este cambio, se hará efectivo en unos pocos días, momento en que la facturación comenzará a aplicarse a los excesos que superen los límites impuestos para la versión gratuita. Los que critican el cambio, lo hacen alegando que no se había dicho abiertamente la posibilidad de que se pudiese cobrar por el servicio. No obstante los que comprenden el cambio, entienden que para que el ecosistema creado en torno a Google Maps siga funcionando necesitan que Google Maps sea también rentable y Google no decida cerrarlo, por lo que siempre y cuando los límites sean aceptables, no debería uno preocuparse por el cambio.

De esta forma, Google sigue en su senda de ofrecer servicios gratuitos y otros premium de pago, y se une al anuncio de que Google Analytics también tendría un servicio premium de pago relativamente reciente, lo cual refleja la clara necesidad de Google por encontrar otras fuentes de ingresos alternativas a su sistema de anuncios.