Hacer que tu página web sea lo más ecológica posible

El medio ambiente es un tema importante para la sociedad por lo que implica, pero a veces se descuida mucho la influencia que la tecnología puede tener en este, y por supuesto internet tiene mucho que decir al respecto.

Porque sí, quizás nunca te lo hayas planteado, pero según como sea tu página web, puedes intentar al menos minimizar el impacto que esta tenga en el medio ambiente.

Lo primero de todo, si nos preocupa la cuestión ecológica sería buscar un proveedor que trate de hacer el mayor esfuerzo posible en este sentido. Porque si, para que vuestra web funciona, se necesitan muchos equipos operativos y eso implica mucho consumo de electricidad… así que si nuestro proveedor de hosting hace un uso de energías renovables y tiene sus sistemas convenientemente optimizados, estaremos reduciendo ligeramente el impacto.

Una vez pasada esta barrera y entrando ya a cosas que afectan más directamente a nuestra página propiamente estaría la cuestión del diseño. Si, el diseño que escojáis puede afectar. Porque veamos, vuestra página se visualiza en equipos, y cuanto mayor impacto de recursos tenga en estos, mayor será su consumo y por tanto mayor su efecto sobre el medio ambiente. Cuando a una pagina acceden unos pocos usuarios, un cambio en este sentido no se nota mucho, pero a medida que el numero de usuarios crece, también lo hace su impacto.

Para ello escogeremos diseños de colores claros. Los tonos claros implican que las pantallas de los equipos donde se visualice nuestra página tengan un menor consumo. Es algo que resulta curioso, porque en la tecnología de pantallas antiguas, decían que sucedía precisamente lo contrario, la visualización del negro implicaba un menor consumo, y ahora con las nuevas tecnologías, es menor cuanto más claro sea el tono.

Otro aspecto a cuidar enormemente, y que también influye en otros aspectos de nuestra web que nos deberían preocupar, es el número de peticiones que realiza nuestra página web. Optimizar una página web, no solo ayuda a mejorar la velocidad de carga, sino que reduce el impacto que pueda tener a nivel medio ambiental. Porque no lo olvidemos, cuanto menor carga de uso a nivel de ordenador (y en la visualización de una web, no solo interviene vuestro ordenador, sino el servidor donde se aloja y todos los equipos intermedios que hacen que la comunicación llegue hasta vosotros), menos consumo energético y menor impacto. Así pues, tenemos un dos por uno, una página más rápida, es también una página más ecológica.

Aquí también entrarían otros aspectos como el tipo de recursos multimedia que incorporamos, cuantos menos sean menor será la carga… pero evidentemente el mundo en que nos movemos también «demanda» cierto nivel gráfico o a veces se prefiere ver un vídeo explicativo a leer un detallado texto donde se nos cuenta como resolver algo. Pero está claro, que una optimización de los recursos multimedia, contribuirá a mejorar el impacto ecológico de nuestra web. Así que ya sabéis, si os ahorraís unos cuantos kb optimizando imagenes o vuestros videos, estaréis ayudando de nuevo con un pequeño granito de arena.

Y a veces, los usuarios queremos imprimir algo porque nos apetece leerlo tranquilamente, o porque quizás queramos archivarlo. Pues bien, ofrecer versiones printer-friendly de nuestra web, contribuirá a evitar un gasto innecesario muchas veces de tinta para imprimir banners que no son útiles, o contenidos «adicionales» con los que tratamos de «enganchar» en la visualización online (como por ejemplo una lista de artículos relacionados), pero que no son lo que queremos imprimir. Ya sabéis, que cuantos menos recursos se consuman, menos se contamina… y si podemos aportar ese granito de arena desde nuestra web, pues mejor que mejor.

Ah, si, casi se nos olvida. Seguro que usáis algún tipo de CMS como un WordPress o similar. Pues bien, tenerlo convenientemente actualizado también puede ser una buena forma de contribuir en esto. Generalmente las versiones más recientes suelen emplear tecnologías más modernas, donde en general se busca optimizar recursos, y por tanto reduciremos el consumo de nuestro servidor y de los equipos que se conecten a nuestra web. Evitar tener montones de plugins que en muchos casos ni siquiera se utilizan, controlar adecuadamente los recursos almacenados, y una optimización en líneas generales de nuestra web y su sistema de gestión de contenidos contribuyen a reducir el consumo de recursos (y ya hemos insistido bastante en lo que esto significa).

¿Se pueden hacer más cosas? Seguro que si… quizás otro día profundicemos un poco más en el tema. Lo que está claro, es que no estaría de más, poner nuestro granito de arena siempre que podamos.

Temas relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.