¿Adios a las contraseñas? La huella dactilar podría ser el sustituto

El uso de contraseñas es algo que viene suponiendo un constante quebradero de cabeza a nivel de seguridad. Mucho tiempo se viene trabajando para encontrar sustituto a las clásicas contraseñas, pero ahora parece que esa realidad está un poco más cerca…

Y es que aunque ya existen diferentes alternativas, al final la clave está en encontrar un sistema que sea fácilmente adaptable a cualquier tipo de dispositivo. Y aquí es donde entran en juego las huellas dactilares, que se perfilan como ese posible sustituto.

Porque las contraseñas tienen sus pegas. Pueden ser poco seguras, se nos pueden olvidar, nos las pueden adivinar… pero ¿no sería maravilloso que esto nunca más nos pasase? Con llegar y poner el dedo, todo resuelto…

Los móviles han ido de avanzadilla y a día de hoy, ya hay un buen número de dispositivos que incorporan el reconocimiento de huellas dactilares. Los ordenadores van un poco más retrasados, pero la propia Microsoft ha presentado recientemente una patente con la que la famosa tecla Windows icorporaría ese lector de huellas dactilares. De esta forma, cualquier ordenador podría tener acceso a este sistema de identificación biométrica Bueno, más que cualquier ordenador, los de Microsoft al menos, aunque sentaría las bases para que Windows contemple este sistema de forma renovada

Ya hubo un tiempo en que los portátiles incorporaron este tipo de sensores de huellas, aunque siempre como un “periférico” adicional, que en muchas ocasiones y dado el tamaño de los portátiles era un engorro.

De esta forma tendríamos la parte hardware, el medio físico para esa lectura de las huellas dactilares. Pero esto necesita también que luego los programas y servicios tengan soporte… y parece que ahora la cosa acompaña. Porque recientemente el w3c (organismo que determina los principales estándares de Internet), ha aprobado el estandar de identificación mediante huella dactilar llamado WebAuthn.

Con este nuevo sistema, las webs tendrá forma de comunicarse con este tipo de dispositivos de seguridad para permitir el inicio de sesión. Y hemos de decir, que el dispositivo de seguridad se extiende a varios tipos: una llave USB, los lectores de huellas dactilares o un movil y sus sistemas biométricos.

Así pues, se abre un abanico interesante de opciones y cabe la posibilidad de que aquí a unos pocos años, se extiendan los sistemas de identificación de usuarios mediante biométrica y los distintos servicios/webs que usamos a diario empiecen a hacer uso de ellos.


Temas relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.