El modo incognito de Chrome, privado solo a nivel local

Recientemente se ha confirmado lo que ya se venía rumoreando, el modo incógnito de Google Chrome no es tan «privado» como parece. Y ha sido la propia Google la que lo ha confirmado.

Cuando uno abre el modo incógnito en el navegador Chrome, lo que espera es precisamente eso, pasar de incógnito. Y de primeras, parece que así es… nadie puede consultar que páginas web hemos visitado en ese modo ya que no se guarda historial. Tampoco se muestran los archivos que hemos descargado. Las contraseñas o los formularios tampoco se guardan y al cerrar la navegación de incógnito, todas las cookies se eliminan.

Todo parece bastante bien, al menos, para otra persona que quiera consultar el ordenador y tratar de espiarnos. Pero ¿y hacia internet? ¿Estamos pasando desapercibidos? Como bien anticipaba el artículo, lo cierto es que no estamos pasando tan de «incógnito», así lo ha declarado la propia Google como consecuencia de una demanda que tiene abierta por esta circunstancia.

Las páginas web de internet pueden rastrearnos, Google lo sabía, pero tu y yo no

Así es, una persona físicamente delante de nuestro ordenador/smartphone no podrá consultar que hemos visitado, pero al otro lado de nuestra conexión las cosas son un poco diferentes. Y es que el modo incógnito no impide que una página web pueda registrar nuestra dirección IP, y los mismos sistemas de rastreo de Google para personalizar la publicidad online también pueden seguir actuando.

Sin duda, no es el comportamiento que algunos podrían esperar. Y la demanda que tiene abierta, ha obligado a Google a informar de esto cuando abrimos una ventana de navegación privada. Pero seguro que muchos (el exceso de velocidad del mundo en que vivimos, ha creado cierta tendencia a obviar ciertos mensajes que salen en pantalla) ni siquiera se han parado a leer lo que explica:

Ahí nos lo dejan bastante claro. Quizás Google, quiso aprovecharse de seguir almacenando información de cara a sus sistemas de publicidad (y de otras páginas) pero ahora por lo menos han tenido que dar la cara y ya véis, bloquear por defecto las cookies de terceros. Aún así, ¿quién garantiza que los sistemas de cookies propios de Google no nos siguen rastreando?

En resumidas cuentas, que el modo incógnito sirve para conservar nuestra privacidad con la gente que pueda acceder al navegador, pero nada más. Para el resto, tocará seguir recurriendo a una VPN o algún otro navegador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.