Superando el gran handicap de los discos SSD la degradación

El futuro de los discos duros pasa por los sistemas SSD, estos ofrecen en un principio velocidades de acceso mucho mayores al mismo tiempo que ofrecen una seguridad mayor ante golpes al carecer de partes mecánicas. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y hay quienes aseguran que la fiabilidad de los discos SSD es menor que la de los discos magnéticos tradicionales.

¿Y que es lo que hay detrás de esa supuesta menor fiabilidad? Bien, la palabra clave es la degradación. Y es que los discos SSD tienen como talón de aquiles, que las celdas de las memorias que usan a medida que se van usando se gastan, disponiendo de un número finito de ciclos de uso (lo mismo que sucede con los pendrives USB, y de los cuales prácticamente nadie se preocupa).  Pero tranquilos no hay que echarse a temblar por que los discos tengan un número limitado de ciclos de escritura. Para empezar, lo raro es que este hecho pueda ser relevante antes de que pasen unos cinco años, y en caso de que algunas de sus celdas vayan agotando los ciclos de escritura, no implicará necesariamente la perdida de información, sino que lo que suele suceder es que parte de su capacidad se pierde.

hddvsssd

Para ello las nuevas controladoras, implementan la tecnología TRIM con la cual se optimiza la gestión de las celdas lo cual contribuye a evitar una degradación antes de lo previsto, lo cual permitirá alargar por otro lado la vida útil de este tipo de discos. Aquí también hay que tener en cuenta que respecto a la durabilidad, es más agresiva la escritura que la lectura de datos, por lo que los discos que están sometidos a un menor número de escrituras durarán siempre algo más.

Por supuesto, la máxima siempre es la misma independientemente del tipo de disco duro que utilices, si te preocupa la información que hay almacenada en ellos, haz copias de seguridad!!

Temas relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.