servicio-tecnico-apple
¿Que sucede cuando toca reparar un equipo Apple?

Los productos de Apple siempre se han caracterizado por ser robustos y poco propensos a fallos. Pero no hay nada infalible y los equipos de la manzana no son una excepción. A los equipos de Apple también les toca pasar de cuando en cuando por el taller.Y mientras nuestro equipo se encuentre dentro del periodo de garantia, no tenemos mucho de que preocuparnos. Pero más allá de ese periodo de garantia ¿que podemos decir aeste respecto?

Bien, aquí cabe decir, que Apple es muy celosa de lo suyo, y por tanto, nos “invita” por todos los medios a su alcance a que tengamos que recurrir a ellos para reparar sus equipos. Apple no acostumbra a distribuir sus piezas, que por otra parte, han sido diseñadas casi para adaptarse de forma exclusiva a sus equipos, con lo cual conseguir repuestos fuera del canal oficial de Apple se puede convertir en una auténtica odisea.

Peor aun, Apple podría incluso anular una reparación fuera de su canal oficial, como ha sucedido recientemente con los iPhone cuyas pantallas táctiles habían sido reparadas con piezas de terceros y que tras una actualización de iOs dejaban de funcionar.

Y bien, no solo eso, sino que además Apple parece estar poniéndose muy exquisita a la hora de determinar que equipos se pueden reparar y cuales no. Porque en más de una ocasión han contactado con nosotros personas cuyos equipos directamente eran rechazados por una tienda Apple autorizada por estar obsoletos.

¿Que es eso de obsoletos?

Pues si, tal y como lo oís, Apple parece decidir que ciertos equipos transcurrido un tiempo son obsoletos y ya no los reparan. Y si ellos no lo reparan y conseguir repuestos fuera de su canal oficial es tarea ardua ¿que podemos hacer? Pues principalmente limitarnos a ver como nuestros equipos quedan inservibles (en el peor de los casos) por esta política de Apple, o recurrir al mercado de piezas de segunda mano para intentar salir del atolladero.

Sin duda, Apple ha sido objeto muchas veces de críticas por invitar a la obsolescencia programada y parece bastante evidente ver como su política de servicio técnico sigue esa línea. Sin duda, un lado negativo que muchos desconocen a la hora de apostar por los productos de Apple y que debe ser tenida en consideración. Por supuesto, en favor de Apple decir que, efectivamente, sus productos son poco dados al fallo, pero está claro que podrían hacer que las cosas fuesen de otra forma en este sentido.

Por cierto, la última polémica con Apple sobre este tema, es como un equipo que vale unos cuantos miles de dólares/euros no lo reparaban, un flamante y reciente iMac Pro. En este caso no tienen disculpa porque es un producto reciente (aunque según algunos ese podría ser su problema), y el querer seguir a rajatabla su política de que una vez un equipo se abre por terceros nadie les obliga a reparar, no juega tampoco en su favor.

Temas relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.