Por si aún no lo sabías, Windows 10 no es un sistema operativo, es un servicio

Los tiempos han cambiado mucho desde que con Windows XP, Microsoft pareciese dominar todo el mundo de la tecnologia. Desde entonces, la compañía de Redmon ha tenido que reinventarse, y su última versión de Windows o ha sido una excepción.

¿Que Windows no es un sistema operativo?

Seguro que muchos se están riendo ante esta afirmación, pues bien, no teneis más que ver la captura con que se encabeza este artículo. Es la propia Microsoft la que afirma que “Windows es un servicio“. Así pues la forma de ver Windows ha cambiado incluso dentro de la propia Microsoft, compañía que ha evolucionado tanto en los últimos años que para algunos es casi irreconocible. Y en ese cambio en que anda implicada han cambiado su gran baluarte (que ya no lo es tanto) Windows.

Así Microsoft trata de asemejar Windows con cualquiera de los otros servicios que usamos: Gmail, Hotmail, DropBox, Spotify…. Y de ahí que con la llegada de Windows 10 estemos “sufriendo/disfrutando” de esas constantes actualizaciones. Porque de la misma forma que un buen día abrimos nuestro navegador y nos encontramos que por ejemplo la bandeja de entrada de nuestro correo ha cambiado porque el servicio se ha actualizado, con Windows ahora estamos en las mismas. Porque nadie puede evitar que por ejemplo DropBox cambie su interfaz web, o que la bandeja de correo de Yahoo sea de esta o de otra forma, y Microsoft con Windows 10 quiere eso mismo, que nadie pueda evitar estar actualizado.

Microsoft ya ha hecho un trabajo de convertir en servicio otro de los que fueran sus grandes pilares: Office. Y parece que con Office 365 están logrando una gran aceptación, experiencia que están extendiendo también a Windows.

Por un lado está ese constante rumor de actualiza siempre para estar más seguro, pero mucho ojo, porque una actualización más allá de corregir un fallo de seguridad puede añadir o quitar funcionalidades. Y lo que más podría preocupar a los usuarios es precisamente esto último, que de buenas a primeras se encuentran con que un día no pueden hacer algo que venían haciendo de forma rutinaria.

Quizás el concepto de servicio, hoy en día sea más atractivo, pero no debemos olvidar que Windows no es un servicio al uso, porque a fin de cuentas es lo que nos permite gestionar nuestro equipo. Quizás en un futuro, haya algo más por debajo de windows que se conecte directamente a internet para abrir ahora si “nuestro servicio de Windows”, pero aún dista algo de tiempo hasta que llegue un momento así. Además, ¿a quién le gustaría encontrarse con que su ordenador es inservible porque su servicio de Windows no está disponible porque no hay conexión?. O ¿porqué tengo que conectarme a internet para usar el servicio de Windows si lo único que quiero es escuchar un CD o ver una peli? Si a esto ya se que se puede decir que el streaming se impone, pero hay gente que no quiere usar siempre el streaming, o simplemente como decíamos antes, igual es que no hay internet… así pues, aunque a Microsoft le gustarí que Windows fuese un servicio, aún no lo acabamos de ver del todo claro.

Temas relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.