¿Esta mi disco duro a punto de morirse?

Día tras días, nuestros equipos almacenan las cada vez más ingentes cantidades de información que generamos. Documentos, vídeos, fotos, toda nuestra vida digital se va almacenando en los discos duros … hasta que un día esos discos duros dicen basta y dejan de funcionar. ¿Como saber cuando puede llegar este fatídico momento?

Más de una y de dos (y de muchas más) veces, hemos visto como alguna persona se encontraba de pronto con todos sus datos perdidos. ¿La causa? Un disco duro estropeado es un peligro al que estamos expuestos en todo momento y que sin duda nos lleva a aprovechar para invitaros para que reviséis vuestras estrategia de copias de seguridad. Pero bien, la cuestión es ¿como saber que un disco duro puede estar cerca del final de su vida útil? La idea es evitar un problema de perdida de datos y si observamos algunas pistas que nos dan, podríamos ser conscientes que estamos ante ese fin inminente y de esta manera podríamos adelantarnos y poner remedio de forma anticipada.

Pistas para identificar que un disco duro está a punto de fallar

  1. Excesiva lentitud: el acceso al disco duro es algo que se está haciendo casi en todo momento en un ordenador. Cuando los discos duros están próximos a fallar, tienden a disminuir su velocidad de respuesta. En consecuencia, el funcionamiento general de nuetro ordenador se vuelve mucho más lento (en algunos casos de forma exagerada). Así pues, si notáis que vuestros equipos van más lentos de lo normal y no creéis que haya una causa aparente (por ejemplo los muchos malwares o virus que también ralentizan los equipos), podríamos estar ante una de esas pistas para identificar el posible fallo del disco duro.
  2. Ruidos extraños: esto es algo que se puede aplicar a los discos duros mecánicos tradicionales pero no a los más recientes discos SSD. En principio cualquier disco duro efectua un ligero murmullo debido a la rotación de sus elementos, pero si ese murmullo suave pasa a convertirse en chasquidos ocasionales o un ruido bastante molesto, tenemos que ir pensando en hacer copia de seguridad y sustituir nuestro disco duro. La experiencia es un grado para identificar este tipo de ruidos, pero lo dicho, no dudéis en consultar con vuestro técnico de cabecera si creéis que pueda estar haciendo más ruido de lo normal.
  3. Bloqueos o cuelgues aleatorios: sin saber muy bien porqué vuestro ordenador de cuando en cuando se queda bloqueado y después de un rato parece volver a funcionar. O directamete se bloquea mostrandoos un pantallazo. Podríamos estar ante otros posibles fallos, pero no estaría de más que reviséis la salud de vuestro disco duro.

¿Puedo comprobarlo de alguna forma?

Si has detectado alguno de estos síntomas y quieres asegurarte del estado de tu disco duro, puedes recurrir a un técnico o comprobarlo por ti mismo. Hay múltiples herramientas que podrían ayudarte para comprobar el estado del disco duro. Hddtune o CrystalDiskInfo son dos ejemplos de programas con los que fácilmente podréis identificar el estado de vuestro disco duro.

Y terminamos recordandoos la importancia de que hagáis copias de seguridad de vuestros datos. Porque aunque no sea lo habitual, siempre puede haber fallos repentinos (una sobretensión podría dar al traste con un disco duro de un momento para otro) así que es mejor tener siempre a buen recaudo una copia con vuestra información mas importantes. Y por supuesto, no lo olvidéis, los discos duros externos por USB también están expuestos a un posible fallo así que conviene no descuidarse con ellos.

Temas relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.