ramsonware
Aprende a protegerte del secuestro de ficheros con Windows 10

El ransomware o secuestro de ficheros es una de las amenazas que más ha proliferado en los útlimos tiempos. Varias han sido las ocasiones en que han salido a la luz ataques a gran escala de este tipo. Pues bien, vamos a daros unas pautas para protegeros de este tipo de ataques y así mantener la información de vuestros ordenadores a buen recaudo.

Microsoft es consciente que debe apostar por mejorar la seguridad de su sistema operativo, y lo cierto es que poco a poco va logrando que Windows sea visto como una opción más segura por parte de los usuarios.

Pero en esto de la seguridad también sabemos que el problema siempre está en el eslabón más débil, que aunque a muchos les cueste reconocerlo, somos los propios usuarios. Así pues la exposición a toda clase de ataques siempre estará ahí, y los que ponen en peligro la información de los usuarios son sin duda de los más a tener en cuenta.

En los últimos tiempos la proliferación de malwares que tratan de secuestrar los archivos de nuestro equipo encriptándolos y pidiendo a cambio de su desencriptado una cantidad económica. Este tipo de malware se conoce como Ransomware y es un dolor de cabeza para organizaciones y también para los particulares. Porque ¿os imagináis si de pronto todas las fotos que tenéis almacenadas en vuestro ordenador fuesen bloqueadas? Bien, pues por suerte tras la actualizacion Fall Creators Update de Windows 10, Microsoft nos ofrece una nueva herramienta con la cual tratar de prevenir este problema. Ya sabéis que más vale prevenir que curar ¿no?.

Pues bien vamos manos a la obra para prevenir sustos…

Pasos para activar la protección contra ransomware

Lo primero de todo tenemos que abrir el «Centro de seguridad de Windows Defender«. Una vez en este deberemos abrir la Protección antivirus y contra amenazas (que es el simbolito con forma de escudo). En la siguiente ventana bajaremos hasta que veamos la opción Configuración de antivirus y protección contra amenazas. Una vez dentro deberemos buscar la opción Controla el acceso a la carpeta y entonces marcaremos la casilla Activado. Tras confirmar el permiso para que Windows Defender realice las modificaciones oportunas estaremos protegidos del ransomware.

Por defecto se protegen las carpetas de usuario principales, esto es: Documentos, Imágenes, Vídeos, Música, Escritorio y Favoritos. De esta forma en cuanto cualquier aplicación intente realizar una modificación de los archivos en estas carpetas, Windows pedira confirmación al usuario. Por supuesto puedes añadir más carpetas en la configuración si usas otros directorios para almacenar tus datos, aunque en la mayoría de casos los usuarios hacen uso de esas carpetas que protege por defecto Windows.

En cuanto a las aplicaciones que podrán acceder no os preocupéis por recibir múltiples notificaciones. Microsoft tiene verificadas una buena cantidad de aplicaciones y por tanto no necesitaréis configurar manualmente el acceso, así de esta forma aplicaciones como DropBox o Google Drive no deberían tener ningún problema con este cambio. Pero por supuesto, también encontraréis una opción para configurar manualmente vuestras aplicaciones si es el caso.

Lo que está claro, es que no tenéis excusa para proteger vuestros datos con esta medida adicional de seguridad que os ofrece Microsoft y por supuesto tampoco dejeis de hacer copias de seguridad de los datos para estar aún más tranquilos.

Temas relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.