Las reglas del juego estan cambiando en Facebook

Quien entra en Facebook debe ser muy consciente que cuando lo hace, lo hace bajo las condiciones que impone Facebook. Esto debería ser muy tenido en cuenta por todos, pero la «presión» que hay hoy en día por estar presente en las redes sociales lleva a que muchos ni siquiera se planteen esto, simplemente quieren abrir su perfil en la red social «más grande» cuanto antes y empezar a publicar.

Una de las primeras cosas que debeŕiamos tener en cuenta, es que cualquier contenido que volquemos en la red social, estamos haciendo que quede bajo la propiedad de Facebook y que esta prácticamente pueda hacer cualquier cosa con dichos contenidos. Esto ya empieza a preocuparnos y seguramente una gran parte de los usuarios ya son conscientes de valorar que se publica o que se cuelga.

logo-facebookYa no es solo cuestión de me gusta

Bien, pero vayamos un paso más allá. Aparte de los perfiles personales, están las páginas que crean las empresas. Esas páginas tienen como objetivo contactar con sus seguidores e interactuar con ellos. Facebook se ha constituido como un canal de comunicación que para muchas empresas es casi imprescindible y se vuelcan en esas páginas de empresa grandes esfuerzos para tratar de conseguir dichos objetivos.

Hasta hace algún tiempo, lo que a todos preocupaba, era el número de «me gustas» que se lograban cosechar. Así pues, la medida del éxito pasaba por ser el que más «me gustas» tenía. Poco a poco, la gente se fue dando cuenta que no solo había que tener en cuenta la cantidad de me gustas, había que intentar lograr atraer público de calidad. Y todo eso obligaba a buscar publicar contenidos de calidad que atrajesen a nuestros seguidores y lograr así una mayor interacción con ellos (más clicks en me gusta, más compartir…).

Si no nos ven, imposible interactuar, … surge el alcance

Pero para que nuestros seguidores puedan interactuar con las publicaciones primero tienen que poder leerlas. Y aquí estamos bajo el control de los algoritmos de Facebook. Es Facebook la que determina como aparecen las publicaciones en los diferentes timeline de los usuarios.

Al respecto de este tema, desde Facebook se dijo recientemente que cada vez se primaría más la calidad de contenidos en detrimento de los memes que pululan por las red social sin control. ¿Pero es solo la calidad de los contenidos lo que nos permite aparece en los timeline de nuestros seguidores? ¿De que dependen los algoritmos?

Y es que si no aparecemos en el timeline de los usuarios, será dificil que los usuarios interactuen y que puedan visualizar los contenidos. Es ahí donde Facebook se sacó de la manga la métrica del alcance. ¿A cuantas personas están llegando nuestras publicaciones?

El alcance orgánico pierde peso frente al de pago

Y con el alcance en la cabeza de todos, ahora nos encontramos con dos posibilidades. El alcance orgánico y el de pago. El primero, es el que cualquiera esperaría que tuviese más éxito, pues es el que gracias a los algoritmos de Facebook nos debeŕia dejar llegar a nuestros seguidores. Sin embargo, parece que poco a poco, este va perdiendo peso, y cada vez ofrece unos resultados más pobres.

Al mismo tiempo Facebook, poco a poco potencia cada vez más sus programas para ofrecer opciones de pago de cara a llegar a más usuarios. ¿coincidencia? Seguramente no. Lo que nos debe quedar claro, es que Facebook, lentamente y tras lograr asentarse está ahora buscando hacer pasar por caja a quienes quieran llegar a más seguidores. Así pues, parece como si lentamente estuviese migrando a un modelo Freemium, donde abrir una página es gratuito pero llegar a la posible audiencia podría progresivamente volverse una opción de pago (cosa que en cierto modo ya lo es).

Sin duda, hay que tener muy en cuenta esta circunstancia, y como decíamos al principio no debemos menospreciar el hecho de que cuando entramos en Facebook lo hacemos bajo sus condiciones, y estas ahora podrían empezar a no ser tan beneficiosas. Por tanto, como siempre decir que no debéis descuidar todos los canales, porque volcar toda la atención en uno solo, puede llevarnos luego a sorpresas… ¿os imagináis quienes se hayan centrado única y exclusivamente en Facebook y ahora ven como sus publicacicones no llegan a todos sus seguidores simplemente por el hecho de no pagar?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.