Ya no podemos dar un paso sin que sepan donde estamos

GPS, barómetros, triangulación, … los dispositivos moviles cada vez tienen más opciones que permiten localizarnos. Estamos en el era de la geolocalización, no podemos dar un paso sin que sepan donde nos encontramos.

¿Acaso nunca os ha sorprendido vuestro teléfono haciendoos una pregunta, sobre si estáis en un lugar determinado? ¿O si queréis valorar un negocio, junto al cual, casualidades de la vida os encontráis? Os suenan estas situaciones ¿verdad?

Y si, la respuesta es que si, que de forma silenciosa, pero en todo momento estamos geolocalizados gracias a nuestros smartphones. Apple, Google, Microsoft, Facebook… todas quieren saber donde nos encontramos, porque de esa forma aspiran a mostrarnos contenidos más relevantes (ya sabéis eso de que el contenido es el rey), y contar con el refuerzo de saber nuestra situación actual es un gran punto a su favor.

Por defecto, como casi nadie se para a ello, tenemos todas las opciones de localización activadas. A las grandes compañías les interesa que así sea. Si, está claro que a nosotros puede que también nos guste saber algunas cosas (recientemente he podido consultar una información precisamente gracias al historial de localizaciones Google Maps), pero los grandes interesados en todo esto son esas grandes compañías que luego utilizarán toda esa información (¿he escuchado Big Data?) para seguir personalizando lo que nos ofrecen (principalmente publicidad).

¿Acaso nunca os habéis preguntado como puede Google saber en que horarios la afluencia a un determinado negocio es mayor o menor? Porque si, Google (y quien dice Google, dice Apple) calcula nuestra posición y cuando llevamos un rato en un determinado lugar, marca esa ocasión como una visita a un cierto negocio. Y todo eso sin necesidad de que intervengamos nosotros directamente (que es lo que a ellos les interesa) ya que en ese caso, quizás no todo el mundo grabaria convenientemente la información o directamente se la negaría.

Estamos siempre bajo la atenta mirada de algún sistema… y los de Geolocalización no son una excepción (¿sabíais que Google sabe hasta en que planta nos encontramos dentro de un edificio?). No es que estemos invitando a todo el mundo a buscar la forma de esconderse, pero si a que se sea consciente que ese aparato que nos acompaña a todas partes está enviando mucha y variada información de nuestra vida cotidiana.

Temas relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.