Vida más allá de Google Reader

RSSEl anuncio del cierre de Google Reader pilló a muchos por sorpresa. Este popular servicio para la lectura de RSS se había colado en el uso cotidiano de muchos usuarios casi sin que estos se diesen cuenta y ahora, cierra. Por tanto, la pregunta es ahora ¿que hacer con todos esos Feeds que tenemos en Google Reader? Y es que el 1 de junio de 2013, el servicio será discontinuado por el gigante de las búsquedas, y todo ello a pesar de ser el agregador de RSS con mayor número de usuarios.

Pues bien, el primer paso que recomendamos a todos los que usen Google Reader es pasarse por Google Takeout, y realizar una copia de seguridad de sus datos de Google Reader. Para el que lo desconozca, Takeout es precisamente eso, un servicio que ofrece Google para que quien quiera pueda hacer una copia de seguridad de los diferentes datos de los servicios ofrecidos por la compañía y en este caso el que nos interesa a nosotros es Google Reader. Empleando esta herramienta se generará el archivo con las suscripciones que tenemos activas en Google Reader, que no debería ocupar mucho, así que no deberías tardar en descargar la información.

Y ahora estamos ante el siguiente paso, elegir la nueva plataforma para leer los RSS. Y bien, aunque hasta ahora Google Reader había eclipsado prácticamente a casi todos los servicios de lectura de RSS, hay muchas y variadas opciones. Y todas ellas tienen características que las pueden hacer interesantes. Aquí, como siempre, entrará la decisión del usuario que tendrá sus propias opiniones y gustos, pero nos gustaría destacar tres servicios: Feedly, Netvibes y Flipboard (este último tiene gran auge entre los usuarios de dispositivos móviles).  Lo que está claro, es que seguramente en los próximos meses, veamos un resurgir en este sector, con todos los servicios tratando de hacerse con los usuarios que tienen que abandonar Google Reader.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.