¿Contenidos patrocinados en el propio navegador?

Pues aunque podría parecer ir a contracorriente, puede que más pronto que tarde uno de los principales navegadores empiece a incluir contenidos patrocinados.

Seguramente muchos no se esperasen (o si) que Mozilla pudiese llegar algún día a incluir de “serie” un sistema que ofreciese contenidos patrocinados (vease publicidad) en su navegador Firefox. De hecho, el rumor que se despertó sobre el asunto hace ya algún tiempo parecía que nunca se materializaría en una realidad. Aunque al final parece que podría haber algo más de cierto en el rumor.

Y es que la versión 60 de Firefox está a la vuelta de la esquina. Su lanzamiento, previsto para el día 9 de mayo traería entre otras novedades, la inclusión de este sistema de contenidos patrocinados. Eso si, desde Mozilla siguen asegurando que el foco de atención en su navegador esta como siempre con la privacidad de los usuarios.

¿Contenidos patrocinados a la vez que privacidad?

Con el escándalo en torno a Facebook todavía muy reciente, desde la fundación Mozilla, aspiran a demostrar que es posible compatibilizar un sistema de contenidos patrocinados con la privacidad de los usuarios.

El sistema ofrecerá contenidos patrocinados en las nuevas pestañas que abramos de forma ocasional mediante las “recomendaciones”. Opción que asegurán además, que podría ser perfectamente deshabilitada por los usuarios. Lo cual nos lleva a concluir que la opción vendrá activada por defecto.

Al mismo tiempo que nos ofrecerán esos contenidos patrocinados, Mozilla acompaña este movimiento de un movimiento donde refuerzan su esfuerzo por proteger la privacidad de los usuarios. Así incluirán opciones para retirar anuncios en Facebook o publicarán la extensión Facebook Container con la cual “dificultar” que Facebook recopile datos nuestros.

Suena extraño, puesto que en gran medida la publicidad vive de recoger datos de los usuarios que permitan luego “dirigir mejor” los anuncios.

¿Podría ser la punta del iceberg?

Cada vez tenemos publicidad en más sitios. Entramos en el correo electrónico y vemos anuncios, entramos en las redes sociales y vemos anuncios, consultamos las noticias y vemos anuncios… la publicidad está en todas partes. Pero hasta la fecha los navegadores no actuaban más que como los canales de transmisión de toda esa publicidad, cosa que quizás podría cambiar en el futuro. ¿Un futuro en que el propio navegador nos ofrezca su publicidad?

Se trata de un asunto ciertamente delicado, pues a los usuarios puede que no les guste mucho un movimiento de este tipo. Google con Chrome lo tiene muy fácil, al menos en teoría. Es poco probable que en su navegador apuesten por algo así, pero no nos engañemos, porque no les interesa. A Google le interesa que usemos su navegador, porque de esa forma ellos también recogen datos. ¿Os habéis leido el acuerdo de privacidad de Chrome? Casi seguro que no… pero bueno, si queréis hacerlo podéis hacerlo aquí. Y si queréis, para ahorraros mucha palabrería vamos a resaltar algo que tienen incluido a fecha de hoy:

Como la mayoría de los sitios web, nuestros servidores registran de forma automática las solicitudes de páginas que se realizan cuando se visitan nuestros sitios. Estos “registros de servidor” incluyen la solicitud web, la dirección de protocolo de Internet, el tipo de navegador, el idioma del navegador, la fecha y la hora de la solicitud, y una o varias cookies que identifican de forma exclusiva al navegador del usuario.

Como podéis ver, cuando estáis usando Google Chrome, ya estáis dando datos a Google, que luego ella evidentemente emplea para sus sistemas de publicidad ¿sabíais que probablemente Google es el principal agente publicitario en internet? Así que para que meter publicidad en su navegador y ganarse la enemistad de los usuarios, mejor aún se la vende a las páginas que son las que quedan como las “malas” y Google como el bueno, que además se embolsa los ingresos de la publicidad. Jugada perfecta.

Y bueno Microsoft y sus navegadores lo tienen aún más complicado. Porque al venir preinstalados, podrían poner a la compañía en una situación muy delicada.

Seguramente, al menos por ahora, no veamos más movimientos en este sentido. En el caso de Mozilla y Firefox es en cierto modo comprensible como via de financiación, pero como ya hemos dicho otros navegadores tienen más argumentos en otro sentido.

Temas relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *