Reglas de Oro para tener éxito con un blog

Una vez que uno crea un blog, sin lugar a dudas pretende que este sea lo más «exitoso» posible. Lo forma más fácilmente medible de determinar si tenemos éxito con un blog, sería ver el número de visitantes que este tiene. Para algunos, esto se nos queda corto, porque a veces podemos tener un tráfico muy elevado, pero dichos visitantes no hacen sino una simple parada para seguir buceando en el océano de internet. Quizás lo más posible es que el éxito sea lograr visitantes (eso si, cuantos más mejor) que nos visiten recurrentemente y que por tanto encuentran nuestro blog interesante. No obstante, independientemente de cual sea nuestro objetivo para alcanzar el éxito podríamos ver que hay una serie de reglas comunes, que conviene tener en cuenta para nuestro blog:

  1. Conocer la audiencia. ¿Quien visita nuestro blog? Está claro que si escribimos contenidos pensando en un tipo de usuarios que no se corresponde con la realidad de los visitantes que tenemos, es muy posible que nos encontremos con dificultades para conseguir que estos visitantes vuelvan a visitarnos. En cambio si sabemos quienes nos visitan, podremos adaptar mejor los contenidos del blog para que satisfacerles lo mejor posible.
  2. Generar contenido interesante. Sin lugar a dudas, si los usuarios encuentran que nuestro contenido tiene un «plus» de calidad, es más probable que vuelvan a por más.
  3. Ser sencillo. En este mundo de Internet, conviene que las cosas sean lo más sencillas posibles, hay que ir al centro de la idea sin irse por las ramas.
  4. Cuida las formas. No solo debes escribir un contenido interesante, sino que debes intentar presentarlo lo mejor posible a tus lectores. Sino podrías encontrarte, con que a pesar de tener material interesante, tus lectores apenas muestren interes por una mala presentación. Evita abusar de recursos innecesarios (como muchas animaciones) y procura dar un formato adecuado a los artículos del blog.
  5. La constancia es una piedra angular para todo blog. Por dos razones, para mejorar el rastreo de los buscadores y por otra parte para mantener a tus posibles lectores atentos a novedades. En este sentido siempre hemos recomendado que lo ideal es planificar una periodicidad para la publicación de los contenidos, intentando mantenerla e informando a los lectores. De esa forma, evitarás que se cansen de esperar a que se publiquen contenidos tras un tiempo de parón «no previsto». Mantenerles informados de posibles periodos sin publicación ayuda a evitar que su percepción sobre el blog se deteriore (y es que hoy en día Internet casi obliga a cierta inmediatez). No obstante, tampoco hay que agobiarse por los «plazos» y si necesitas más tiempo para escribir algún artículo, conviene más hacerlo bien que rápido y mal.
  6. Facilitar compartir los contenidos es vital en el marco que nos movemos hoy en día. Y es que las redes sociales se han convertido en una forma increíble de hacer promoción de los contenidos, así que la inclusión de botones para compartir los contenidos en las principales redes sociales se hace casi fundamental.

Si sigues estas normas tienes más posibilidades de lograr que tu blog funcione mejor, así que no dejes de tenerlas en cuenta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.