Actualizar contenidos y evitar el paso del tiempo

Recientemente leía un post (fuente DosBit) donde hablaban sobre Twitter, sus usuarios y como muchos de estos apenas si hacen otra cosa que no sea registrarse (supongo que en parte, por eso de estar a la moda y tener también una cuenta de Twitter como los famosos) y luego apenas si twittean. Eso me recordó como a veces, algunas páginas webs, se lanzan de forma apresurada con mucha intención, pero tras unos pocos meses fulgurantes y donde todo parece ir muy rápido, acaban estancándose y quedando poco a poco sin actualizar. Al final muchas webs, acaban quedando en el baúl de los recuerdos, hasta que finalmente un año, sus dueños deciden dejar de pagar el alojamiento donde están almacenadas y finalmente desaparecen.

Este ciclo de vida que experimentan algunas webs, es quizás resultado de una mala planificación de las mismas. Hoy en día, una web que no tenga contenidos dinámicos o que no se actualice cada cierto tiempo, es casi impensable. Aunque sean unos simples cambios de diseño, es importante que nuestros visitantes noten que «algo» ha cambiado desde su ultima visita. Eso sin duda hará que el visitante mantenga la atención en nuestra web. Por supuesto, si al final no hay algún contenido, producto o algo realmente nuevo, el visitante acabará abandonando nuestra web irremediablemente. La experiencia dice, que tras varios intentos, si siempre se encuentra con lo mismo, casi con total seguridad llegará un momento en que deje de visitar nuestra web. Y eso puede significar que acabe encontrando otra web donde si encuentre información actualizada.

Por tanto, es importante procurar mantener actualizada una web, y que dichas actualizaciones no sean demasiado espaciadas entre si, para así tratar de afianzar el seguimiento de nuestros visitantes. Esto nos lleva a procurar mantener un ritmo de actualizaciones más o menos constante, evitando periodos de cambios frenéticos, para luego permanecer mucho tiempo en el silencio. Y es que el silencio en internet, puede llevar al ostracismo total.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.