¿Se están hundiendo el barco de los ordenadores de escritorio? ¿Porqué huyen sino?

El anuncio de que Intel abandona el desarrollo de placas base para ordenadores de escritorio, no es sino una más de las muchas muestras de que el mercado de ordenadores de escritorio está pasando por un mal momento. Y es que según han dicho, en un plazo de tres años comenzarán a alejarse de este mercado, iniciandose el proceso tras el lanzamiento de sus nuevos chips bajo el nombre en clave «Haswell».

Pero no nos asustemos, Intel seguirá fabricando procesadores para ordenadores portátiles y de sobremesa, o al menos eso se pretende hacer ver. Sin embargo, también está claro, que el desarrollo de las distintas líneas dependerán de la evolución del mercado, por lo que no se puede descartar nada. Es más, ya hace algún tiempo surgieron rumores de que los procesadores en un futuro no muy lejano podrían venir soldados en placa base lo cual podría llevar a más cambios.

Así pues, con esta situación, ¿como reaccionará el principal competidor en este segmento de Intel, AMD? En ambos casos parecen haber llegado ligeramente tarde al tren de los dispositivos móviles, y ambas compañías, emblema de la informática desde los años 90, se encuentran actualmente redirigiendo sus negocios para tratar de adaptarse a la cambiante situación actual. Seguiremos atentos a ver como evoluciona todo esto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.