¿Porqué no depender solamente de plataformas de terceros?

En la época en la que nos movemos, una de las máximas que mueven todos los negocios es la presencia en las redes sociales. De la misma forma, la nube está haciendo que cada vez más servicios surjan para facilitar las labores y las empresas están adaptándose rápidamente estos nuevos servicios en sus estructuras. Está claro, que la facilidad y la sencillez de iniciar las actividades con estos nuevos servicios son un claro punto a su favor, al mismo tiempo, el tráfico que generan las redes sociales hacia nuestros sitios webs, las convierten en un caramelo demasiado apetecible como para dejarlo escapar.

Pero quizás, también dicho dinamismo pueda suponer un punto en su contra. Y es que cada día surgen nuevas redes sociales y nos encontramos ante la tesitura de adaptarnos a los cambios o seguir donde estamos confiando en que nuestra elección sea la acertada. De igual forma, una red social o servicio puede acabar por desaparecer (aunque muy poco probable, la posibilidad existe). Por otro lado, debemos tener en cuenta que las redes sociales son muy voraces en lo que a contenidos se refiere, y es que todo el contenido publicado en ellas les pertenece y a fin de cuentas en cuanto lo publicamos, el control pasa de nuestras manos a las de la red social y en cualquier momento podrían optar por censurarnos un contenido o incluso eliminarlo sin que podamos hacer nada por evitarlo.

Esto nos lleva a pensar, que si bien, todos estos servicios contribuyen una interesante alternativa para ayudarnos a crecer en nuestros negocios y contribuir a mejorar nuestro trabajo, han de ser un complemento a una plataforma propia, donde tengamos el control total, que nos permita adaptarnos a los cambios y que a fin de cuentas pueda ser tan personalizada como nosotros queramos, convirtiendola en la herramienta ideal para nuestras necesidades. Es cierto que requiere de algún esfuerzo adicional, pero sin duda es una alternativa que debe ser muy considerada, y es que imaginaros una escena que os vamos a plantear y que vivimos hace unos años. Por aquel entonces, el desarrollo de foros era algo mucho más complejo, phpBB estaba afianzándose, pero no siempre era tan fácil como lo es ahora. Una web, tenía alojado su foro en uno de los múltiples servicios que existían para añadir dicha funcionalidad a las páginas webs, pero por desgracia se caía constantemente, la publicidad se había convertido en un auténtico problema que entorpecía casi por completo el uso del servicio. En ese momento se planteó la migración a un servicio propio, empleando phpBB que era también la base del servicio externo que se utilizaba, cuando se descubrió el fatídico inconveniente… el servicio no permitía exportar los contenidos. Así pues, solo había dos opciones, empezar de nuevo desde cero o bien seguir empleando un servicio que era a cada momento peor… la decisión final fue volver a empezar con un foro propio y sin duda fue la elección acertada!!

Así pues, como punto final, queremos invitaros a reflexionar sobre el asunto y os recomendamos que no dejéis de leer todas las condiciones de aquellas paltaformas de terceros que utilicéis para vuestras páginas o negocios, que consideréis todos los pros y los contras, y que tengáis en cuenta, que al igual que en el mundo real no podemos delegar todo en terceros, en el mundo online, a veces también sucede lo mismo, no se puede delegar todo a servicios de terceros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.