webcam-ojo-espia
Nos preocupamos de la webcam de nuestro portátil ¿y no de la del móvil?

Aunque resulte paradójico así parece ser que es la realidad. Muchos son los que tienen tapadas sus webcams en portátiles con un poco de cinta, pero nadie se plantea esa misma circunstancia con la cámara de su smartphone. ¿Porqué?

Era septiembre de 2016, cuando comentabamos sobre la necesidad de tapar o no la webcam de nuestros portátiles. El FBI recomendaba hacerlo, Zuckerberg de Facebook aparecíá en una foto con su portátil con la cámara tapada, en muchos sitios había quienes ya aprovechaban la situación para ofrecer parches especiales para tapar las webcams, y la cinta y trozos de carton o papel se extendían como una plaga por muchos ordenadores portátiles.

Pasa el tiempo y ahora va Apple y presenta una nueva forma de iniciar sesión en nuestros iPhone, con la cara Face ID permite desbloquear el dispositivo aprovechando la (novedosa) cámara frontal de nuestro smartphone. Y no solo Apple, sino que ya hay otras soluciones enfocadas a utilizar la cámara frontal también como seguridad. Así por fin, parece que por fin se le otorga a la cámara frontal una función más allá de la de realizar esos habituales selfies (que si, que tu también lo has hecho alguna vez, casi seguro).

Y a todas estas ¿nadie se cuestiona la seguridad de esta cámara? Cámara que va aún más allá de donde va la de nuestro portátil, que nos acompaña casi las 24 horas del día. Si hay que tapar la webcam del portátil ¿porqué no la del smartphone? Y mejor no pensar que ese smartphone también lleva un microfono… casi hasta da repelus pensarlo.

Pero no es objeto de este artículo decir que es necesario tapar esas webcams, sino de poner de manifiesto como a veces nos podemos posicionar de formas totalmente opuestas aun cuando se trata de una situación similar: la posibilidad de que alguién hackease la webcam o la cámara de nuestro dispositivo. Porque al igual que han existido fallos de seguridad que permitían el acceso a la cámara de portátiles, también se han producido en dispositivos móviles.. y sin embargo nadie tapa la cámara de su flamante y bonito smartphone.

¿Es más importante un selfie que nuestra seguridad? Eso no lo sabemos, pero lo que si os diríamos es que si pensáis que es mejor tapar la webcam del portátil, no convendría que descuidéis la de vuestro smartphone.

Temas relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.