iphone
Los iPhone más baratos ¿apuesta segura de cara al futuro?

El iPhone es desde hace tiempo uno de los dispositivos más codiciados del ámbito tecnológico. Es casi una seña de identidad, y todo el mundo quiere tenerlo. Así que cuando surge una oferta en un modelo de iPhone rápidamente muchos corren a por el ¿aciertan?

Como decíamos, el iPhone es un dispositivo muy codiciado. Sin embargo no siempre todos se pueden permitir su precio, así pues cuando los modelos anteriores se rebajan de precio acaban convirtiéndose en una suculenta «presa» que muchos no quieren dejar escapar. Apple lo sabe y cuando llega una nueva generación de dispositivos rápidamente reacciona rebajando los modelos anteriores.

Esta estrategia le ha permitido a Apple seguir manteniendo (o incluso subiendo) el precio de su «ultimo» modelo presentando así la imagen de lanzar un único producto «exclusivo» a diferencia de otros fabricantes que tendían a presentar un modelo de alta gama y acompañarlo con un hermano de características más modestas (aunque cada vez se haga menos esto por parte de la competencia).

Pero a Apple también le interesa ampliar el numero de usuarios que cuentan en sus manos con un iPhone para así seguir haciendo que su ecosistema (con la App Store, su servicio de música, iCloud) crezca y le siga aportando mayores réditos. De ahí que se decantase siempre por rebajar esos modelos anteriores de cara a ofrecer una versión económica para quienes no tienen a su alcance el último modelo.

Y ahí está el truco, quienes caen han mordido la manzana y ya no podrán escapar al encantamiento que Apple les tiene preparados. Porque no lo olvidemos, el ecosistema Apple suele ser muy atractivo para la gran mayoría de usuarios  y esos modelos recién rebajados disponen de todas las funciones porque soportan hasta la última versión de iOs (ahora mismo iOs 11) y ofrecen un buen rendimiento acompañado de esa sensación de tener entre las manos un objeto de gran calidad.

Pero mucho cuidado… porque detrás de iOs11 llegará iOs 12 y así sucesivamente… y aunque ahora nos encontramos con que ese iPhone funciona bastante bien con iOs 11, las futuras actualizaciones del propio iOs11 o una versión posterior podrían hacer que veamos de pronto drásticamente mermado el rendimiento de nuestro flamante iPhone. Y entonces esa maravilla que teníamos entre las manos y que encima ha conseguido atraparnos con todos sus cantos de sirena convirtiéndose en algo de lo que ya nos cuesta prescindir, nos va «invitando» a que nos compremos un modelo más reciente.

Y es entonces cuando vemos que quizás es el momento de ir a por ese «último» modelo de iPhone, no apostar de nuevo por un modelo sencillo. Y entonces Apple se sentirá reconfortada, de habernos convencido de que necesitamos su modelo más reciente, ya nos tiene en su regazo y a nosotros tampoco nos apetece movernos de ahí. Pero ¿y si hubiésemos apostado directamente por el último modelo? ¿No nos hubiera resultado una compra más duradera y más económica en el largo plazo?

Todo esto viene a que ahora, frente a la campaña navideña y con el iPhone 8 y el iPhone X recién salidos del horno, seguro que os econtraréis por ahí multitud de ofertas de iPhones S o iPhones 6S con unos precios realmente atractivos. Pero no lo olvidéis a Apple lo que de verdad le gusta es que compréis su último modelo, así que esos modelos cuya tecnología es dos generaciones anterior podría ser una adquisición más «efímera» de lo que os podría parecer en el momento. Y es que Apple podría en cualquier momento decidir que vuestro modelo «económico» se quede en cualquier momento sin recibir más actualizaciones para iOs o simplemente las nuevas actualizaciones lo conviertan en un dispositivo tan lento que no os quede más remedio que olvidaros de esas actualizaciones o bien claudicar y caer en la red del último modelo de iPhone.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.