La Unión Europea ha hablado, las operadores no pueden filtrar el tráfico para evitar descargas ilegales

En el año 2004 un tribunal de Bélgica instaba al proveedor de acceso a Internet Scarlet impedir el acceso a los usuarios a descargas ilegales a través de redes p2p a petición de la sociedad nacional de gestión de derechos de autor. En caso de no cumplir deberían acatar una multa. No obstante, Scarlet recurrió al tribunal superior de Justicia Europeo, y este ha acabado dando la razón al proveedor de acceso. Y es que según este, el filtrado vulneraría los derechos fundamentales de los internautas. Entre otras cosas, se estaría vulnerando la protección de datos personales o la libertad de recibir y enviar información. También creen que violaría la libertad de empresa y la libertad de información, ya que el sistema que sería necesario implementar además de complejo y costoso podría no ser lo suficientemente fiable como para distinguir contenidos lícitos e ilícito por lo que se podría dar pie al bloqueo de comunicaciones legales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.