La paradoja del almacenamiento

Una cosa de la que siempre nos hemos preocupado con cualquier dispositivo tecnológico, es la de saber «cuanto cabe», y aunque la capacidad de almacenamiento no deja de crecer ¿es siempre necesario?

Recientemente me encontré un anuncio de un disco duro externo donde se ofrecía a un precio más que razonable una cantidad de TB de almacenamiento «casi obscena» ni más ni menos que 10TB a unos 200€. Revisando un poco más, he visto como se ofrecen discos de «grandes capacidades» donde actualmente el precio del TB anda rondando el precio medio de 20€ (eso si no esperéis encontrar un disco de 1TB por esos 20€, ese precio se obtiene actuamente con discos de grandes capacidades).

Y la pregunta es ¿para que hacen falta 10TB? Ya se que la respuesta es para almacenar…. pero ¿tenemos realmente tantas cosas como para ocupar esos 10TB? Y es que parece que con eso de que «no se ve» pues la información digital se almacena muchas veces sin orden ni concierto y podemos llegar a sufrir cierto «diogenes» digital (con lo que no habrá TB suficientes para nosotros).

Historicamente, una de las cosas que más espacio ocupa son los vídeos. Y con la evolución de la calidad de estos con el 4K (e incluso el 8K a la vuelta de la esquina) lo cierto es que cada vez, almacenar una película, ocupa más. Luego estarían las fotos, que con cámaras (de móviles en su gran mayoría) con cada vez más megapíxeles, también ocupan más. La música, bueno, en eso no hay tanto cambio y más o menos siguen ocupando lo mismo…. Y ya del resto de archivos, pues habría un variado.

Pero al mismo tiempo, resulta que cada vez más, nos venden la famosa nube, los servicios en streaming (de vídeo y de audio)… y cada vez tenemos más cosas en los móviles que no llegan a pisar un ordenador (y por tanto, suele ser complicado llevar a un disco duro). Es decir, que si vemos las películas online, realmente no las necesitamos almacenar. Y claro, esas miles de fotos de los móviles, están sincronizados con Google Fotos, y con eso ya nos basta… ¿para que hacer una copia de seguridad de forma local en un disco duro nuestro?

Es decír, que tenemos la paradoja de que la tecnología está facilitando una evolución de capacidad (con una reducción de paso en precios) y sin embargo esa misma tecnología, hace que en la mayoría de los casos, los usuarios dependamos menos de sistemas de almacenamiento (porque es lo que el streaming y las nubes nos ofrecen).

Así pues, con todo esto en la cabeza…. cuando se tiene que pensar en adquirir un dispositivo de almacenamiento, no debemos dejarnos llevar solo por la cantidad de TB y su precio. Debemos intentar ser un poco más reflexivos… quizás ese disco con tantos TB sea muy suculento, pero quién nos dice que vamos a llegar a usar toda esa capacidad. Aquí habría quién diría… bueno, dale tiempo. Y en parte no le faltaría razón, pero … seamos sinceros, sabiendo como evoluciona el mundo tecnológico, quien sabe lo que nos deparará dentro de 5 o 10 años. Quizás ese disco de tantos TB haya quedado «infrautilizado» y hayamos tenido que optar por soluciones distintas. Una cosa que siempre recomiendo es la de hacer un cálculo aproximado de que volumen de datos podemos generar en un año aproximadamente y con eso en mente, calcular una vida útil del disco duro de unos 5 o 6 años. Si tenemos suficiente con un disco de 2TB, pues igual nos es más rentable ahorrarnos la diferencia con respecto al de 4TB, porque nunca vamos a llegar a usar esos 2TB extras… Y tapoco debemos olvidarnos, que nuestros discos también pueden sufrir accidentes o fallos… y ya se sabe que «no conviene poner todos los huevos en la misma cesta».

Por supuesto, como punto final, decir que habrá colectivos de usuarios (fotógrafos, gente que edita vídeo, gente que trabaja 3D) más que encantados de tener 4,6,8,10 … y cuantos más TB mejor… Pero ¿y el resto de mortales? ¿De verdad necesitamos tanto?

Temas relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.