Revisando la estrategia de conseguir enlaces a nuestra web

Conseguir enlaces hacia nuestra web ha sido siempre uno de los puntos clave a la hora de intentar mejorar el SEO de una web, al menos en el pasado. Pero los algoritmos de Google son cambiantes y con cada revisión nos encontramos con que hay cosas que dejan de funcionar como lo hacían antes, en el afan continuo de Google de ofrecer resultados cada vez mejores. Así pues, ahora el rey es el contenido y cuando diseñemos nuestra estrategia de Link Building deberemos tenerlo en cuenta y no emplear estrategias pasadas que ahora no funcionarán (es más, hasta podrían penalizarnos).

Link BuildingPor tanto, ¿que enlaces hay que evitar? Antiguamente, eran muchos los que recurrían a directorios genéricos donde incluir sus enlaces (de hecho, aún hoy en día siguen llegando propuestas de ese estilo algo enmascaradas), ahora esos directorios genéricos deben desecharse. También los medios de publicación de artículos son un lugar del que mantenerse cuanto más alejado mejor. Cuando hagamos un intercambio de enlaces, deberíamos intentar evitar que estos aparezcan en pies de página o blogrolls. Por supuesto, hay que evitar enlaces en sitios que no encajen con nuestra la temática, que parezcan metidos a calzador por el simple hecho de eso, de lograr un enlace, como siempre se dice, hay que intentar evitar cosas poco naturales.

Así pues, eso es lo que evitaremos, pero también debemos concentrarnos en conseguir enlaces que si nos interesen ¿y donde serán estos? Buscaremos que los incluyen páginas web de gran valor, si es una web reconocida en un sector determinado siempre será beneficioso. Por supuesto, aquellas webs que tengan una comunidad grande y que se mueve serán muy beneficiosas, ya que si logramos aportar contenido de su interés tendremos una gran masa de usuarios que pueda contribuir a su difusión. Por supuesto, conviene que el contexto donde esté incluido el enlace tenga que ver con el destino del mismo, de nada servirá incluir un enlace a una página que no tenga nada que ver con lo que se está leyendo, pues el usuario saldrá pitando. Deberemos cuidar los anchor-text y tener cierta variedad, lo mismo que con las landing pages a las que les lleven esos enlaces.

A grosso modo, estos son algunos de los principios de cara a planificar nuestra búsqueda de enlaces. Por supuesto, si en el pasado hemos realizado una estrategia algo equivocada, no deberemos olvidarnos de intentar eliminar esos enlaces «equivocados» solicitándolo a los dueños de las webs, y en último caso empleando el formulario que Google ofrece para evitar que tenga en cuenta ciertos enlaces dañinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.