Nos tienen controlados de mil y una formas

Estos días pasados se publico en diferentes medios la noticia de que Google nos rastrea aún incluso cuando desactivamos la ubicación. Algo que no gusta, pero que demuestra que por mucho que no nos guste, nos tienen controlados de mil y una formas.

Casi suena a película y conspiración, pero desde que todos y cada uno de nosotros contamos con uno de estos estupendos y flamantes smartphones que nos acompañan casi a diario, lo cierto es que es algo cada vez más real.

En este caso la polémica ha saltado con Google y su sistema operativo para dispositivos móviles: Android. Así tras una investigación se ha comprobado que Google sigue localizando a los usuarios aun cuando estos han desactivado el historial de ubicaciones.

Así que no, no basta con desactivar en los ajustes de google el historial de ubicaciones. Esto solo sirve para que nuestras ubicaciones no se guarden en el mapa y no podamos consultar que recorrido hemos realizado… pero aún así Google sigue almacenando ubicaciones de nuestro dispositivo.

¿Pero que necesidad tiene Google de tenernos siempre localizados?

Pero a tener montones de servicios o aplicaciones ¿cual es el principal negocio de Google? La publicidad. Y como siempre han venido defendiendo, cuanto más personalizada mejor y más eficiente será (y en consecuencia más beneficios reportará no solo a los anunciantes sino a la propia Google). Y para hacer que esta publicidad sea más personalizada, un elemento clave es la geolocalización.

Así pues Google está más que interesado en controlar nuestra ubicación. ¿Acaso nunca os habéis preguntado como Google de pronto te sugiere que valores un determinado lugar que has visitado recientemente o te ofrece una guía de servicios de un centro comercial donde te encuentras?
Si queréis haceros una idea de toda la información que Google tiene almacenada de vuestra cuenta, podéis ir a la página de Mi Actividad y quizás sorprenderos.

Evitando todo esto

Usar su aplicación de búsqueda es igual a ofrecer información a Google, y si usáis Chrome y tenéis vuestra cuenta iniciada, seguramente también estén registrando  vuestra ubicación. Así que esas dos aplicaciones deberían estar en vuestra lista para evitar que os puedan seguir. Aún así, recurrir a otros navegadores tampoco es una garantía de evitar que Google siga registrando nuestra actividad.
¿No hay opción? Pues en principio si, lo que tenemos  que hacer es ir a la página de Mi actividad y acceder a la opción de Controles de la actividad de tu cuenta allí podréis desactivar que Google siga actuando como el Gran Hermano sobre vuestra cuenta (dejando o quitando lo que queráis), y de paso vuestro dispositivo porque aunque muchas veces aún haya gente que lo desconoce, para usar Android se usa también una cuenta de Google.

Temas relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.