Más privacidad en Firefox y Chrome

La privacidad es hoy en día uno de los términos más cuestionados en Internet. Cada vez hay más gente preocupada por mantener su información a salvo de posibles «interesados» y hasta ahora los navegadores flojeaban en la protección que hacían de los datos de los usuarios. Sin embargo, parece que tras la carrera que hemos vivido en el segmento de los navegadores por ser el más «rápido» ahora los creadores de los navegadores empiezan a preocuparse por la privacidad de sus usuarios. Cosa que en cierto modo es curiosa, pues las propias compañías de los navegadores o bien tienen sus propios negocios de publicidad online (Google y Microsoft) o tienen acuerdos con ellos (Firefox recibe gran parte de sus ingresos de usar el buscador de Google por defecto).

Así pues, el anunció que ha realizado mozilla de incorporar un nuevo sistema que contribuirá a mejorar la privacidad de sus usuarios. Este en lugar de basarse en cookies o listas negras, se basará en enviar una cabecera HTTP “Do Not Track, para lo cal necesita la colaboración de las compañías dedicadas al mercado de la publicidad online, cosa que aún está por ver si tiene apoyos o no. Por su parte Google también ha anunciado recientemente la inclusión  de Keep My Opt-Outs con el cual pretende conseguir que los usuarios tengan el control sobre sus historiales. En Microsoft no se quedan atrás y también han anunciado que Internet Explorer 9 ofrecerá opciones para poder evitar que las compañías realicen un seguimiento de la actividad online de sus usuarios.

Pero no es todo tan bonito como parece, pues aunque estos son pasos en una buena dirección, su implementación no es tan inmediata. Por defecto estas opciones parece que en el caso de Firefox no vendrán activas y será el usuario el que deba activarlo, lo cual únido al desconocimiento de muchos usuarios podría hacer que solo unos pocos realmente hicieran uso de ella. En el caso de Google, por ahora parece que será una herramienta adicional que habrá que descargar e instalar, por tanto tampoco vendrá con el propio navegador por defecto. Y en el caso de Internet Explorer, los usuarios deberán crear listas con las empresas que no puedan acceder a nuestra actividad. De esta forma, la responsabilidad de usar o no estas herramientas vuelve a depender de los usuarios en lugar de venir activada por defecto. Con lo que solo podemos decir, que si queréis mantener vuestra información a salvo, os preocupéis de poner los medios para ello, los navegadores ofrecen las herramientas, pero somos los usuarios los que tenemos que ponerlas en uso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.