Interfaces intercambiables en Windows 8

Que las tablets han venido para quedarse es algo de lo que pocos dudan. Esta cuestión queda cada vez más patente con el paso del tiempo, y en esta ocasión es la que lo ratifica. Así es que si bien hasta ahora en Microsoft no habían contemplado las tablets como un verdadero objetivo en cuanto al diseño de las interfaces, con Windows 8 todo va a cambiar. Según aseguran en Microsoft, Windows 8 permitirá trabajar perfectamente tanto en un ordenador convencional como en una tablet. Para ello, Windows 8 contemplará dos interfaces, una para tablets y otra para equipos de escritorio existiendo además la posibilidad de cambiar de una a otra de forma relativamente sencilla. De esta forma podremos adaptar la interfaz a las necesidades puntuales de cada usuario y de cada momento. Ahora el escritorio de Windows sería una aplicación más, donde podemos cambiar las configuraciones simplificandolas o añadiendo mayor funcionalidad.

¿Como afectará esto a las aplicaciones? Eso aún está por ver, pero parece que con este nuevo sistema sea necesario actualizar muchas aplicaciones, no en vano últimamente Microsoft opta por la estrategia de renovarse o morir. ¿Tendrá éxito?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.