Ice Cream Sandwich supera el 20% de cuota, pero la fragmentación sigue siendo un lastre

Android

La fragmentación es casi sin lugar a dudas el talón de Aquiles de Android. Pero ¿que es eso de la fragmentación? Bien, de forma muy resumida, Android ha ido sacando diferentes versiones de su sistema operativo, pero los dispositivos tienen dificultades para ir actualizándose a la última versión del sistema operativo. De hecho, a fecha de hoy, la versión más instalada de Android es Gingerbread (o sea Android 2.3) que está en algo más de 57% mientras que las dos últimas versiones del sistema operativo Ice Cream Sandwich y Jelly Bean en conjunto superan apenas el 22% (aunque en el caso de la última encarnación Jelly Bean, instalada por ahora solo en el Nexus 7 de Google, solo cuenta con un 1,2%).

Aunque podría parecer una cifra relativamente pequeña la que representan las últimas versiones de Android, la verdad es que en los últimos meses el crecimiento de estas ha subido considerablemente mejorando tanto por la llegada de nuevos dispositivos como por una actualización de los más antiguos. Es más, este último aspecto es el que supone un mayor hándicap para la actualización de los dispositivos a la última versión, porque si bien en iOs la actualización es algo casi inmediato y sin mayores complicaciones, en la plataforma Android, los distintos fabricantes de los terminales intervienen en el proceso ralentizandolo en gran medida. No obstante, parece que últimamente Google está presionando más a los fabricantes para que aceleren las actualizaciones de sus terminales.

Aún así, esta no será la solución definitiva, quizás Android 5.0 que ya está gestándose podría suponer un cambio en este proceso de actualización. Con el tiempo veremos que resulta de todo esto. Por último si queréis ver el informe de los desarrolladores sobre las versiones instaladas de Android, podéis hacerlo desde este enlace.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.