Apple planta cara a los discos duros tradicionales

El lanzamiento de la última remesa de portátiles MacBook Air supuso un cambio importante en cuanto al sistema de almacenamiento. Se dejaban a un lado los discos duros mecánicos tradicionales, para dar paso a un sistema de almacenamiento basado en memorias SSD. Si bien, para algunos esto es un handicap, puesto que las capacidades aún son reducidas y obliga a elegir un tamaño que será definitivo sin posibilidad de cambio posterior (al menos no como estábamos acostumbrados hasta ahora) para otros es un gran avance por la fiabilidad y rapidez de estos nuevos discos duros. Algunos incluso han visto en este movimiento, una clara muestra de lo que sucederá en un futuro no muy lejano. Es más, se rumorea que los iPod classic, único dispositivo en la actual gama de iPod que mantiene un disco duro tradicional podrían estar próximos a su fin, o al menos podrían recibir una actualización, que posiblemente también supondría un cambio en el sistema de almacenamiento. En otro sentido, los rumores también apuntan a que los MacBook Pro podrían empezar a hacer uso de estos nuevos discos aunque parece que todavía de forma combinada con los tradicionales. En definitiva, parece que Apple ha dado un paso adelante en cuanto a soportes de almacenamiento y como casi siempre por delante de los movimientos de la competencia. ¿Habrá acertado con este movimiento? El futuro cercano nos lo dira.

Temas relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.