Antes había que tener cuidado con las memorias USB, ahora con los dispositivos Android

Tiempo atrás, las memorias USB se convirtieron en una de las principales fuente para la difusión de virus y toda clase de malware. El apogeo de estos dispositivos para almacenar información los convirtió en un claro objetivo para los ciberdelincuentes, pero la llegada de la nube y el aumento en el uso de dispositivos móviles ha reducido la necesidad de los usuarios de utilizar memorias USB para compartir archivos entre equipos, por lo que las memorias USB dejaron de convertirse en un objetivo suculento para este tipo de ataques.

Y esto se ha puesto de manifiesto, tras el descubrimiento por parte de investigadores de Kaspersky de un malware que se aprovecha de la plataforma Android para luego llevar la infección a ordenadores gobernados por Windows. La infección comienza con las aplicaciones Superclean» y «DroidCleaner» que con el reclamo de mejorar el rendimiento de los terminales android, realmente lo que hacen es cargar tres archivos, “autorun.inf”, “folder.ico” y “svchosts.exe”, en el directorio root de la tarjeta SD de forma que cuando conectemos el dispositivo Android a un equipo mediante USB, puede afectarle (eso si, siempre y cuando se trate de equipos donde la ejecución automática siga habilitada).

Estas dos aplicaciones han sido retiradas de GooglePlay, pero en tiendas no oficiales aún pueden encontrarse y son una muestra de como se puede llegar a explotar esta plataforma para atacar a otras, por lo que conviene extremar la cautela (y por supuesto, la primera recomendación es no instalar nada que no sea fiable).

Temas relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.