10 años después Windows XP sigue en forma

Parece mentira, pero ya han transcurrido diez años desde que en octubre de 2001, Microsoft lanzase el que ha sido hasta la fecha su sistema operativo con más éxito. Windows XP rápidamente convenció a los usuarios de que era el sistema operativo que debían utilizar, y aún a fecha de hoy, muchos son los usuarios que siguen creyendo que eso es así. Según algunos informes, estaría aún a la cabeza de los sistemas operativos, otros lo situan en segundo puesto tras su hermano mayor Windows 7, pero tampoco importa mucho el puesto real, la cuestión es que aún son millones de ordenadores los que están gobernados por este vetusto pero vigoroso sistema operativo.

Es más, en Microsoft están haciendo esfuerzos por cambiar este peculiar hecho, tratando de que los usuarios migren a las versiones más modernas de Windows. El soporte para Windows XP terminará en Abril de 2014 definitivamente, las últimas versiones del Software de Microsoft como Internet Explorer o Messenger ya no son compatibles con Windows XP, son dos muestras de como Microsoft trata de «invitarnos» a la actualización. Pero aún así parece que los usuarios se resisten, según creen en Microsoft porque estarían esperando a Windows 8, pero estos piden que no se espere más, que se actualicen cuanto antes.

Microsoft nos dice que tenemos que actualizarnos para lograr una mejora en la experiencia de usuario y que esta sea acorde a los tiempos que corren, pero está claro que Windows XP  aún es capaz de ofrecer lo que muchos buscan. La pena es que como comentábamos, lentamente el software dejará de ser compatible con este sistema operativo y con los años, no quedará más remedio que actualizarse.

Y vosotros ¿seguís utilizando Windows XP? Y en caso afirmativo ¿porque, porqué no creéis que encontréis nada nuevo en las versiones más modernas de Windows, o porque simplemente estáis cómodos con Windows XP?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.