Tel: 636 037 713 Email: admin@igestweb.es
IGESTWeb en Facebook IGESTWeb en Twitter IGESTWeb en Google Plus
Logo IGESTWEb, servicios informáticos

IGESTWeb

Soluciones a medida creando páginas web, desarrollo de apps, asesoramiento y formación

Las redes sociales son nuestro aliado, no un lastre

img-seccion
Publicado el 13/03/2017
Redes sociales, ¿que sería de nosotros hoy en día sin estas? Todo proyecto, casi de forma matemática, viene acompañado de la presencia en las redes sociales. Ahora bien ¿son siempre estas redes sociales un apoyo? Lo cierto es que si no hacemos un uso adecuado de las mismas, la respuesta es que no, y más aún pueden suponernos un lastre en nuestro proyecto.

¿Un lastre?


Pues si, aunque pueda parecer algo totalmente extraño, las redes sociales pueden convertirse en un lastre cuando no se utilizan de forma adecuada. Así pues, debemos ser muy conscientes de como estas pueden ayudarnos para no caer en errores que las convertirán más en un quebradero de cabeza que otra cosa.

Las redes sociales requieren dedicación


Para empezar, tenéis que saber que las redes sociales requieren una cierta dedicación (en tiempo y recursos), que de no poder ser atendida debería llevarnos a plantearnos la posibilidad de renunciar a ellas si fuese necesario. Y es que en las redes sociales no basta con llegar, soltar nuestro enlace y desaparecer para no regresar hasta nuestra siguiente "incursión".

Las redes sociales requieren que estemos presentes, que a fin de cuenta, se trata de interactuar en ellas con nuestros seguidores/clientes para así establecer un mayor vínculo con ellos. No se trata de un simple expositor donde no hay una comunicación bidireccional. Y esto no lo olvidéis, requiere de tiempo (a veces, mucho tiempo).

Puede que no nos interesen todas las redes sociales


Aunque la tentación para muchos es la de salir de "caza" a todas las redes sociales disponibles, lo cierto es que ese puede ser un gran y terrible error. Acabamos de comentar que las redes sociales requieren dedicación y tiempo, pues bien, si nos metemos en todas ellas estaremos hablando de un consumo de tiempo muy elevado, y si no contamos con los recursos adecuados para afrontar estar presentes de una forma "aceptable" en todas las redes sociales, podemos estar construyendo una losa muy pesada que nos lastrará de ahí en adelante.

Cada red social podría tener un tipo de público, y quizás este no encaje con el perfil que a nosotros nos interesa, así pues ¿para que invertir recursos en algo que nos proporciona pocos réditos? Hay redes sociales donde abunda más el público joven, otras son más indicadas cuando se trata de productos "visuales", otras podrían ser más apropiadas para la difusión de noticias y otras son las más utilizadas para ofrecer atención al cliente de forma online... Cada red social tiene su propio target, y debemos estudiarlo con cuidado para luego analizar si nos interesa estar presentes en ellas o no.

¿Seguir el ejemplo de la competencia?


Analizar a nuestros competidores y replicar aquellas cosas que pueden conllevar al éxito es una buena idea, pero hay que tener mucho cuidado con las redes sociales. La planificación de uno de nuestros competidores de cara a sus redes sociales podría tener objetivos diferentes a los que nosotros buscamos, y en algunos casos, puede que incluso tengan un planteamiento erroneo o incluso hayan elegido las redes sociales inadecuadas para lanzar su mensaje.

Así pues, debemos estar muy atentos a todos los movimientos que plantean en las redes sociales, pero debemos tener bien claros nuestros objetivos para no caer en errores que nos lleven a fracasar. Es más, en las redes sociales hay tanta gente, que más allá de tus competidores directos puedes encontrar a mucha gente, quizás muy creativa, que te permita incorporar ideas que realmente valgan la pena para tu estrategia en redes sociales. Así que ya lo sabes, no te limites a seguir a tu competencia.

Las redes sociales no son homogéneas


Al igual que decíamos que cada red social tiene un público determinado, debemos darnos cuenta que en base a esto, en cada una se ajustará más un tipo de mensaje. Por tanto nosotros no podemos enfrentarnos a cada una de las redes sociales de la misma forma. Conviene evitar la tentación de "homogeneizar" nuestros mensajes, lo cual seguramente hagamos por ahorrar tiempo y esfuerzos, pero que puede ser más perjudicial que otra cosa. Por supuesto, igual que ya decíamos antes, igual hemos de replantearnos nuestra presencia en todas las redes si no somos capaces de afrontarla en las condiciones que cada red social requiera.

En resumen, redes sociales si, pero con tino


En la actualidad es complicado pensar en abordar prácticamente cualquier tipo de proyecto con unas garantías mínimas de éxito sino incorporamos las redes sociales en nuestra estrategia. Sin ellas tendremos muy difícil alcanzar ciertos objetivos, pero si hacemos un uso inadecuado de las mismas podrían lastrar nuestro avance. Así que debemos hacer una cuidadosa planificación de cara a incorporarlas en nuestra estrategia y entonces si estaremos en posición de que sean más un apoyo que un lastre.