Tel: 636 037 713 Email: admin@igestweb.es
IGESTWeb en Facebook IGESTWeb en Twitter IGESTWeb en Google Plus
Logo IGESTWEb, servicios informáticos

IGESTWeb

Soluciones a medida creando páginas web, desarrollo de apps, asesoramiento y formación

Microsoft podría dejar a Intel en segundo plano en favor de ARM

img-seccion
Publicado el 23/03/2017
No son buenos tiempos para el que ha sido durante muchos años, el lider indiscutible en el sector de los procesadores para ordenadores. La llegada de los dispositivos móviles pilló a contrapié a Intel que vio como los procesadores ARM le ganaban progresivamente la batalla a sus procesadores móviles Intel Atom. Con el tiempo, las soluciones de movilidad de Intel de cara a tablets o teléfonos han quedado casi completamente relegadas al ostracismo (a pesar de los muchos intentos de mejora de la compañía).

Y ahora destacan algunos medios como una de las compañías que historicamente ha utilizado las soluciones de Intel, Microsoft, está planteandose cambios a nivel de procesadores para sus equipos de la nube. Según se cita, Microsoft habría estado probando servidores con procesadores ARM para su servicio Azure, y aunque se trata de una proporción limitada es un claro toque de atención a la par que una vía por parte de Microsoft para abaratar los costes de su servicio. Y es que los chips ARM tienen por un lado un menor consumo energético (lo cual abarataría la factura de la luz que paga Microsoft) y por otra parte al existir diferentes fabricantes que fabrican procesadores ARM eso permite que sus precios tengan que ser más competitivos.

Podríamos estar ante un nuevo y duro golpe para Intel. Porque hasta ahora parecía que los procesadores ARM, que se han comido el mercado móvil, no iban a entrar a competir con Intel en otros sectores como el de los servidores donde la capacidad de procesamiento de Intel sigue siendo el referente en la mayoría de ocasiones. Al mismo tiempo parecía que ARM no se veía muy preocupada por las nuevas incursiones de Intel en el segmento móvil, porque no parecian acabar de cuajar. Pero ahora un grande como es Microsoft podría hacer que ese equilibrio se acabe rompiendo y los desarrollos de ARM para servidores podrían empezar a extenderse.

Intel se encuentra en una situación un tanto delicada, con todos sus competidores abriendo heridas en los resultados de la compañía, con despidos de plantilla y sin que la compañía consiga recuperar el "tirón" a pesar de los grandes esfuerzos que están haciendo en investigación de tecnologías cuánticas o hardware de computación óptico. Por su parte ARM se encuentra precisamente en una tendencia opuesta, creciendo, contratando personal y con grandes expectativas... Seguro que Intel aún seguirá siendo un fabricante de referencia, pero lo cierto es que su posición actual no es la mejor en mucho tiempo.